*

X

Recorridos virtuales por las grandes ciudades de la Antigüedad (VIDEO)

Sociedad

Por: PIJama Surf - 02/27/2017

Cuando las tecnologías de vanguardia se asocian al conocimiento de la historia ocurren cosas increíbles

La realidad virtual (VR) es una tecnología que si bien cada vez tenemos más cerca, aún falta por realmente explotar. Sin embargo, una nueva era de realidad virtual está ya muy próxima, y su influencia en nuestra experiencia vital será mayor de lo que la mayoría imaginamos. La simple posibilidad de sumergirnos literalmente en situaciones, épocas o lugares que de otra manera nos son inaccesibles y que, con un poco de perfeccionamiento, estos entornos o vivencias logren tal nitidez que engañen a nuestros sentidos y nuestra mente, tiene un potencial descomunal. 

En el campo de la educación, la realidad virtual tiene mucho que aportar. Tomemos por ejemplo la historia, una rama que por definición trata hechos distantes, o por lo menos ajenos, a nuestra temporalidad. Con un poco de VR la gente podrá no sólo estudiar la historia sino vivirla, "presenciar" sucesos históricos y viajar en el tiempo.

A propósito de esto, diversas compañías alrededor del mundo (entre ellas Hiverlab y Lithodomos) están abocadas a diseñar tours de realidad virtual a, por ejemplo, la antigua Roma, una iglesia medieval en Chipre o para visitar el Domus Aurea construido por Nerón en el siglo I. Y mientras termina de consolidare esta tendencia y se nos abre la puerta a viajar visualmente a otras épocas de la historia, ya podemos disfrutar de la visita que Lithodomos VR creó de la antigua Jerusalén:

 

Este es el origen del uso de imágenes sexys de mujeres para vender cosas (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/27/2017

Así empezó el matrimonio entre la publicidad y el sexo (y la objetificación femenina)

La publicidad y el sexo parecen estar ligados indisociablemente, pero esto no siempre fue así. Diferentes historiadores coinciden en que fue el ilustrador litográfico Jules Chéret el responsable de sexualizar la publicidad, creando una revolución en el París de 1860 con sus coloridos pósters en los que aparecían mujeres apenas vestidas, lo que en esa época era algo muy provocador.

Tim Wu, autor del libro The Attention Merchants, considera que Chéret detonó uno de los momentos claves no sólo de la publicidad sino de lo que llama la industria de la atención (de captar la atención del público de cualquier forma, para capitalizarla). Según Wu, Chéret "entendió que había pocas mejores formas de obtener la atención masculina que desplegando imágenes de mujeres con poca ropa". Sus pósters "mostrando hermosas mujeres con prendas provocativas refocilándose sobre campos de color vibrante" fueron la histórica innovación que hoy en día sigue siendo el recurso predilecto de los publicistas, especialmente cuando falla la imaginación.

Nicholas D. Lowry, de las Swann Galleries de Nueva York, explica que "Chéret trajo el sexo a la publicidad. Pobló sus pósters con estas hermosas y sexys mujeres --la mayoría de ellas rubias y pelirrojas-- para vender jabón, aceites para lámparas, jarabes para la tos y muchas cosas más. Eran sexys, ligeras, sin preocupaciones". Chicas boyantes que hacían sentir bien y, quizá sin saberlo en ese entonces, ya ligaban el deseo sexual con el deseo de adquirir un producto, un mecanismo inconsciente que luego explotaría Ed Bernays, el sobrino de Sigmund Freud.  

"Alguien alguna vez describió a las chicas de Chéret siendo como champagne que sale de una botella". Esta sexy efervescencia en ese entonces fue enormemente influyente. Chéret es además considerado uno de los padres de los afiches o del arte de los pósters, y fue pensado en su momento como uno de los padres de la liberación femenina --lo cual hoy resulta paradójico. La felicidad voluptuosa de las mujeres de sus pósters, en su momento parecía algo propio de la libertad femenina de sacudirse las ataduras del moralino patriarcado en una efervescencia incontenible. Hoy esto, habiendo sido explotado y llevado a un nivel mucho más grotesco, es considerado uno de los principales obstáculos para la libertad de las mujeres, en tanto que el cuerpo femenino es constantemente objetificado. 

A continuación una pequeña muestra de los pósters de Chéret:

 

 

 

 

También en Pijamasurf: El deseo sexual objetifica a las personas: Kant, tantra y feminismo