*

X

Esto sucede cuando una ilustradora retrata a la mujer actual viviendo con sus demonios (IMÁGENES)

Sociedad

Por: PijamaSurf - 02/20/2017

Hay mujeres que logran combatir esta distorsión, dándose cuenta y dando a notar la comodidad que inunda el tejido adiposo, vello corporal, soltería e inteligencia

Cuando la mujer actual llega a su departamento de soltera y empieza a prepararse la cena, a desmaquillarse y se sienta frente a la computadora o la televisión para descansar un poco de la realidad, se aleja paulatinamente de la imagen esperada de la mujer escultórica en lencería, eternamente maquillada y posando al aire hasta el cansancio. 

 

Estas dos imágenes de alguna manera disocian la percepción general de la mujer y se deja de saber qué es realidad sobre este mítico personaje, es decir que una persona que convive con una mujer tiene la expectativa de que se comporte y piense de una forma más pasiva, provocando que ella se sienta no sólo insegura sino también con miedo si se aleja un poco del estereotipo en el que se le encierra. 

 

Afortunadamente hay mujeres que logran combatir esta distorsión, dándose cuenta y dando a notar la comodidad que inunda el tejido adiposo, vello corporal, soltería e inteligencia. Un ejemplo de esta lucha es el de Polly Nor, una creativa ilustradora que pinta a las mujeres como demonios cuyos objetivos son la comodidad ancha de la mujer en sus pieles de Satán y, claro, la caída del hombre por medio de la tentación. De alguna forma, estos demonios de la mujer la hacen partícipe de un amor propio que ni la sociedad, ni una pareja o amigos, son capaces de dar. 

 

A continuación te compartimos unas imágenes de Where The Wild Things Are, en donde los humanos se convierten en un monstruo dentro de un mundo mágico enfocado en la comodidad y la autocomplacencia:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La asombrosa respuesta de Starbucks a las medidas antiinmigrantes de Donald Trump

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/20/2017

Por medio de una carta, el CEO de Starbucks toma una postura decisiva frente a la política divisionista de Trump

Este fin de semana, Estados Unidos vivió días de conmoción y protestas, provocados en buena medida por un polémico decreto emitido por Donald Trump, el flamante presidente de dicho país, quien decidió vetar la entrada al país de ciudadanos procedentes de siete países de población predominantemente musulmana: Irán, Irak, Siria, Yemen, Sudán, Libia y Somalia.

La medida causó indignación, entre otras razones, porque muchas de las personas procedentes de estos países buscan refugio ante la situación de guerra o precariedad que se vive en su lugar de origen.

En este contexto, la empresa Starbucks respondió haciendo frente a la política antiinmigrantes de Trump, esto con acciones muy específicas respecto de su operación tanto en Estados Unidos como en otro país afectado por las decisiones del mandatario: México.

A través de una carta dirigida a todo el personal involucrado en la operación de Starbucks el director general de la compañía, Howard Schultz, anunció un programa para contratar a personas que “huyen de la guerra, la violencia, la persecución y la discriminación”. El objetivo de la empresa es dar trabajo a 10 mil refugiados, de aquí a 5 años, en los 75 países en los que tiene presencia.

Asimismo, en el caso específico de México, en cuya frontera con Estados Unidos Trump autorizó ya la construcción de un muro que separe ambos países, Schultz confirmó que la empresa continuará con el intercambio que se realiza con comunidades productoras de café de Chiapas y Oaxaca, con las cuales se ha establecido un trato provechoso para ambas partes que, además de la comercialización del producto, incluye programas para el desarrollo y bienestar de las familias y de cuidado al medio ambiente. Schultz asegura en dicha carta que es momento de “construir puentes, no muros, con México”, en donde Starbucks cuenta con casi 600 cafeterías, las cuales dan empleo directo a más de 7 mil personas.

El texto completo puede consultarse en este enlace (en inglés), pero tan sólo con estas medidas demuestra una toma de postura interesante con respecto a las decisiones del mandatario estadounidense, un voto de confianza por la unidad y la cooperación en un momento aparentemente turbio de este viaje colectivo.