*

X

Esto sucede cuando una ilustradora retrata a la mujer actual viviendo con sus demonios (IMÁGENES)

Sociedad

Por: PijamaSurf - 02/20/2017

Hay mujeres que logran combatir esta distorsión, dándose cuenta y dando a notar la comodidad que inunda el tejido adiposo, vello corporal, soltería e inteligencia

Cuando la mujer actual llega a su departamento de soltera y empieza a prepararse la cena, a desmaquillarse y se sienta frente a la computadora o la televisión para descansar un poco de la realidad, se aleja paulatinamente de la imagen esperada de la mujer escultórica en lencería, eternamente maquillada y posando al aire hasta el cansancio. 

 

Estas dos imágenes de alguna manera disocian la percepción general de la mujer y se deja de saber qué es realidad sobre este mítico personaje, es decir que una persona que convive con una mujer tiene la expectativa de que se comporte y piense de una forma más pasiva, provocando que ella se sienta no sólo insegura sino también con miedo si se aleja un poco del estereotipo en el que se le encierra. 

 

Afortunadamente hay mujeres que logran combatir esta distorsión, dándose cuenta y dando a notar la comodidad que inunda el tejido adiposo, vello corporal, soltería e inteligencia. Un ejemplo de esta lucha es el de Polly Nor, una creativa ilustradora que pinta a las mujeres como demonios cuyos objetivos son la comodidad ancha de la mujer en sus pieles de Satán y, claro, la caída del hombre por medio de la tentación. De alguna forma, estos demonios de la mujer la hacen partícipe de un amor propio que ni la sociedad, ni una pareja o amigos, son capaces de dar. 

 

A continuación te compartimos unas imágenes de Where The Wild Things Are, en donde los humanos se convierten en un monstruo dentro de un mundo mágico enfocado en la comodidad y la autocomplacencia:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Joven que padece parálisis del sueño representa en imágenes sus terroríficas pesadillas (FOTOS)

AlterCultura

Por: PIJama Surf - 02/20/2017

Este joven combate las más aterradoras visiones que experimenta al representarlas fotográficamente

La parálisis del sueño es una compleja condición mental que actúa sobre el cuerpo. Las personas que la padecen experimentan inmovilidad absoluta, incluida la incapacidad para hablar o gritar, y simultáneamente este estado suele acompañarse de alucinaciones aterradoras que, en combinación con la imposibilidad de movimiento, se potencian. Estas experiencias se viven en un estado fronterizo entre estar dormido y despierto.

Nicolas Bruno, un joven fotógrafo de 22 años, padece desde hace 7 años parálisis del sueño. Esto lo ha llevado a estados de angustia e insomnio que, como podemos suponer, desequilibran su sistema nervioso y, en pocas palabras, su vida. Sin embargo, y como parte de un largo proceso terapéutico para superar dicha condición, Bruno decidió documentar representaciones de algunas de sus más terroríficas pesadillas. 

Este proyecto me ha dado un sentido sobre quién soy. Me dio la fuerza para perseverar en mi vida, crear arte y hablar con personas. No se qué sería de mí sin este proyecto. 

De acuerdo con el propio Bruno, desde que comenzó a fotografiar sus delirios por sugerencia de un maestro de escuela, su forma de lidiar con estas apariciones y con su parálisis del sueño se ha transformado radicalmente. A fin de cuentas, como bien advirtieron Jung y varios más, el arte tiene un increíble potencial sanador: