*

X

El increíble caso del campesino italiano autodidacta que sabe 100 idiomas

Libros

Por: pijamasurf - 02/20/2017

Siguiendo el llamado de las lenguas remotas Riccardo Bertani ha logrado conocer 100 idiomas, viviendo una vida modesta en el campo

Riccardo Bertani es un caso único. Este campesino italiano de 86 años conoce 100 idiomas y ha escrito cientos de libros, incluyendo diccionarios, traducciones y ensayos de mitología y folclor. Durante 70 años Bertani cultivó el hábito de levantarse desde las 2am y trabajar en sus idiomas hasta las 9am en el silencio del pueblo de Caprara, un pequeño poblado en el norte de Italia.  

Actualmente sus hábitos se han moderado y se levanta a las 5 a leer y escribir y ver el amanecer; una de sus grandes pasiones es disfrutar del amancer cuando la mente está más limpia y fresca, según le dijo al sitio ABC. La casa de Bertani se ha convertido en una biblioteca abierta al público.  

El amor por las lenguas le nació de leer muy joven a Tolstói, su gran maestro. Fue el ruso el idioma que primero lo sedujo. Más tarde sintió el llamado de las lenguas orientales, incluyendo algunas que ya han desaparecido. Ha estudiado las lenguas de los etruscos, los aíno, los mayas, los pueblos de Mongolia y de algunas etnias de Siberia, entre otras.

Bertani ha viajado a través de la lectura y casi nunca ha dejado su casa, solamente en algunas ocasiones para dar algunas conferencias. Décadas atrás llevó una correspondencia con el gran antropólogo francés Levi-Strauss. Lo suyo sin duda es el estudio y la vida simple. Toma su inspiración de Tolstói: «Me inspiro en el gran maestro Tolstói. En la ética de las cosas sencillas, según la cual uno vale por lo que es, no por lo que tiene».

Bertani es un caso increíble, un prodigio de la memoria, algo que quizás ya no veamos en el futuro. Pero él no quiere ser recordado como un fenómeno sino solamente por su trabajo, como un estudioso de las lenguas. 

84000: el gran proyecto de traducir todas las palabras del Buda a lenguas modernas

Libros

Por: Pijamasurf - 02/20/2017

Participa en el importante proyecto de traducir el canon tibetano de las palabras del Buda a lenguas modernas para preservar esta herencia espiritual

Uno de los grandes proyectos de rescate cultural que están en marcha en estos tiempos es sin duda el proyecto de traducción 84000.co, iniciativa que busca traducir las palabras del Buda que componen el canon tibetano o Kangyur a lenguas modernas para que estén disponibles para todo el mundo de manera gratuita. El proyecto es dirigido por el maestro budista Dzongsar Khyentse Rinpoche y cuenta con el apoyo de diversas organizaciones y comités de traducción en todo el mundo. 

84 mil es un número simbólico en el budismo y significa una cantidad enorme, a veces la totalidad. Se dice que el Buda enseñó 84 mil métodos para alcanzar la liberación. De aquí el proyecto toma su nombre; aunque el canon tibetano de las palabras del Buda, el Kangyur, no tiene 84 mil sutras, tantras y demás, contiene unas 70 mil páginas. Sin embargo, a esto se busca sumar también el Tengyur, los textos de los maestros budistas indios traducidos al tibetano (muchos de los cuales ya no existen en sánscrito), los cuales suman más de 160 mil páginas. El proyecto argumenta que debido al rápido declive en el conocimiento de lenguas clásicas, como el tibetano clásico y el sánscrito, es importante verter estos textos, que preservan una importante herencia espiritual, a lenguas modernas.

Puedes participar aquí fondeando con desde 5 dólares en adelante y ser uno de los responsables de que las palabras del Buda, las cuales proveen sabiduría milenaria para lidiar con el sufrimiento, puedan ser preservadas y difundidas. 

La compilación original del Kangyur, que se compone diferentes discursos (sutras), instrucciones de disciplina (vinaya), tantras (textos sobre prácticas esotéricas) e incantaciones (dharani), es considerada uno de los grandes logros culturales del pueblo tibetano, que tradujo estos textos del sánscrito y otras lenguas. 

Dzongsar Khyentse Rinpoche cuenta en su magnífica biografía (que puede leerse en entregas aquí) cómo su abuelo, la máxima autoridad del linaje nyingma en su momento, Dudjom Rinpoche, realizó la transmisión del Kangyur de 70 mil páginas leídas cuando él tenía sólo 1 año de edad, algo que duró varios meses. Su abuelo dio instrucciones para que cuando Dzongsar se empezara a quedar dormido se interrumpiera la transmisión y se le dieran dulces, para que no se perdiera de nada. Más tarde sus alumnos lograron que Dzongsar hiciera esta misma transmisión, pero al hacerla se lastimó la vista. Así que ahora parece ser más práctico tenerla toda en línea y para beneficio de más personas.

Aquí puedes leer los textos que ya han sido traducidos