*

X

Vilém Flusser contra México: Una visión post-histórica de la catástrofe mexicana

Arte

Por: pijamasurf - 01/29/2017

Una conversación en los márgenes del colapso con el escritor Rafael Toriz

El tiempo del colapso de las instituciones y la identidad nacional es también un tiempo fértil para discutir y rediseñar lo que es ser "un sujeto-ciudadano" en México. Como si al tocar fondo, o al ver el fondo --especie de monstruosa vagina dentata, surgiera de las profundidades del ser una necesaria imaginación perdida. Ya lo ha dicho el documentalista Adam Curtis en su genial documental HyperNormalisation: lo que define a nuestros tiempos y mantiene al sistema neoliberal todoabarcante es nuestra incapacidad de imaginación, de imaginar otros mundos posibles dentro de este mundo que cada vez se parece más a una sangrienta farsa. 

Rafael Toriz, colaborador de Pijama Surf y diversos medios en Argentina, entre ellos Clarín y Perfil, así como también premio nacional de ensayo Alfonso Reyes, busca iniciar un diálogo para la reconstrucción de nuestro significado en tiempos álgidos si los hay. Sostiene Toriz que estamos viendo el "envilecimiento paulatino de la vida de la mayoría de los mexicanos", un largo acto trágico de más de 7 décadas, una progresiva decadencia de la cultura, de la libertad y de la economía (la lista quizás podría abarcar la totalidad de las categorías: sociedad, espíritu, futbol, etc.). Escribe:

El conjunto de prácticas, políticas y representaciones que definían “lo mexicano” –entendido como los rasgos específicos que dieron forma y contenido al país– se encuentran colapsadas, transformando, en el orden de la desfiguración, la idea de una república federal en un conjunto de señoríos feudales donde distintos señores de la guerra redefinen en el presente los límites y los alcances de lo que alguna vez fue la república mexicana.

Toriz estará impartiendo una conferencia en Centro Horizontal (Ciudad de México) el próximo 2 de febrero a las 19:30, titulada "Vilém Flusser contra México: Una visión post-histórica de la catástrofe mexicana", cuya intención es:

utilizar algunas de las categorías esenciales del filósofo transterritorial Vilém Flusser (1920-1991) para analizar algunos instantes señeros del imago mundi del siglo XX mexicano con la intención de desmontarlos para tratar de pensar y diseñar un nuevo modelo de país frente la catástrofe que lo ha transformado de manera definitiva.

Se espera analizar la figura del estado "como editor", "el multilingüismo como una herramienta de sociabilidad en pos de sociedades comunitarias y la posibilidad de un diseño de país fundamentado en una concepción posthistórica de nación". Será una buena sesión para combinar una mirada analítica con alguna reserva de pirotecnia de la imaginación, o en su defecto recurrir a una catártica danza entre las ruinas (habrá un DJ, jovialidad y cocteles tropicales, algo que parece ser uno de los rescoldos inviolables de esta identidad que colapsa vertiginosamente).

 

Una animación no apta para obsesivo-compulsivos, neuróticos y personas absolutamente racionales (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 01/29/2017

Si eres de los que creen que el mundo debe ajustarse a tus expectativas, este video será un poco perturbador para tu forma de vivir

¿Qué pasa cuando el mundo no es como lo esperamos? Las opciones son al menos dos: o respondemos al cambio de circunstancias o nos empeñamos en que la realidad se ajuste a nuestras expectativas. No está de más decir que esto último casi nunca sucede y, por lo mismo, representa un gasto de energía, tiempo y recursos enorme e inútil. De ahí que en general sea aconsejable conservar cierto ánimo lúdico con respecto a la vida, vivir bajo la premisa de que las cosas cambian y que la existencia tiene un margen amplio de improbabilidad.

Decimos esto para compartir un singular video realizado por el estudio Mainframe, en el cual situaciones muy elementales del tipo causa-efecto no concluyen como supuestamente deberían. Por ejemplo: varios huevos que llegan en caída libre a una pila de platos no se estrellan y se rompen sino que rebotan, y lo mismo un par de bombillas que chocan entre sí y que, en vez de fragmentarse, ceden a la presión como si se tratara de burbujas jabonosas.

Además de que se trata de un trabajo cuidadosamente realizado, la animación puede mirarse como un ejemplo de que en nuestra realidad pueden suceder siempre cosas para las cuales nuestra percepción no estaba preparada. ¿Y no es mejor que sea así?