*

X

Las dinámicas del reflejo compartido: reflexión sobre la serie Easy (Joe Swanberg, 2016)

Arte

Por: Psicanzuelo - 01/06/2017

Con 8 episodios aparentemente desconectados unos de otros la divertida serie reflexiona sobre las relaciones de pareja en nuestros días, principalmente sobre el tema del compromiso

Joe Swanberg ha sido un director brillante que emerge de manera independiente, con un cine artesanal hecho a mano. Portando un estilo emblemático, parte de lo que se denominó en su momento mumblecore, con gran influencia de la nueva ola, en especial el cine de Erich Rohmer, también se le pueden encontrar líneas paralelas con el trabajo del coreano Hong Sang-soo. Un cine dialogado, donde la cámara sirve para capturar un momento de la manera más invisible, la cámara no existe y las dinámicas sexuales se asoman por debajo de cada conversación de los personajes.

Swanberg aceptó el contrato con Netflix y lleva su magia al video en demanda con una muy divertida serie que sucede completamente en su ciudad natal, Chicago --cómo olvidar que la ciudad era característica de las primeras cintas del director, rodadas con amigos y prácticamente con quien se dejara. Es curioso que uno de los capítulos está actuado por mexicanos hablado en su totalidad en español, hasta parece que Netflix se equivoca cuando empieza ese episodio que cuenta con actuaciones de Aislinn Derbez y Mauricio Ochmann.

Temáticamente los episodios no dejan de ser interesantes sobre todo por la manera como trabaja Swanberg con sus actores, volviéndolos participes de la trama, de la narrativa. Por ejemplo, en el capítulo 5, que cuenta con la presencia de la supermodelo Emily Ratajkowski, observamos el obscuro lugar donde la excitación existe en un artista. Un dibujante de novelas graficas que se deja querer por una fan (la famosa modelo) que lo vuelve parte de su arte, que consta de selfies. ¿Dónde queda el deseo, la fama instantánea y la relación de pareja en la era digital?

En otro capítulo una relación sensual lésbica adquiere tonos de amor cuando una de ellas cambia de hábitos alimenticios para poder entonar con su nueva pareja que es vegana; por ejemplo, la puerta del compromiso para llegar al amor. A través de Tinder otra pareja (Orlando Bloom y Malin Akerman) intenta salvar su relación tratando de armar un trío; el chiste viene cuando la persona que aparece es alguien conocido. Otro episodio parece la segunda parte de la cinta más comercial que ha hecho Swanberg hasta ahora, Drinking Buddies (2013); en el capítulo hay dos hermanos, y uno convence al otro de dejar la estabilidad y la vida “cómoda” para hacer una cervecería clandestina en el garaje, con todas las repercusiones que pueden existir con la esposa de aquél.

Es interesante la combinación que hace Swanberg (muchas veces él hace la foto de los proyectos que dirige) con el novel fotógrafo Eon Mora, que le brinda a la serie una tonalidad similar, simple pero elegante. Las locaciones en Chicago hacen de la serie algo distinto a todo lo que se rueda en Nueva York o Los Ángeles. Al contrario de muchas series que alargan la trama innecesariamente para cumplir con la duración necesaria, Easy parece perfecta para su duración, y la audiencia queda satisfecha y lista para más; esperemos que pronto se pueda producir otra temporada.

 

Twitter del autor: @psicanzuelo

Te podría interesar:

El color del erotismo: Jan Saudek (FOTOS)

Arte

Por: Kin Navarro - 01/06/2017

Breve pero sustanciosa muestra del trabajo del excelente artista checo

El fotógrafo checo Jan Saudek pasó parte de su infancia recluido junto a su hermano en un campo de concentración nazi. Al salir le fue regalada una cámara, con la que comenzaría una extraordinaria carrera fotográfica.

Desde el comienzo su estilo resultaría polémico e innovador: su técnica de fotografías pintadas a mano, la peculiar paleta de colores que suele utilizar y un marcado contraste hacen de su obra una icónica exploración.

Durante décadas trabajó bajo el gobierno socialista en una imprenta, utilizando la fotografía como medio de expresión y escape. Largamente perseguido por sus extrañas fijaciones, Saudek se vio forzado a trabajar clandestinamente en un sótano para lograr sus fotografías. En 1984 sus archivos de negativos serían confiscados por la policía sólo para serle devueltos poco después junto al premio Artis Bohemiae Amicis, distinción que se hace a los grandes contribuyentes a la cultura checa como Milan Kundera.

Aunque sus temáticas son variadas, una de las líneas que ha cruzado toda su obra ha sido el erotismo: la exploración multisensorial, conceptual del cuerpo humano y su impulso sensual. En sus fotos se dan cita toda clase de cuerpos y prácticas. Las líneas entre edad y género son borradas. Las posturas, mostradas sin pudor, dan cuenta de la mística corporal que se forma a partir de la autoexploración y el diálogo entre modelos y cámara.

A lo largo de más de 5 décadas este gran fotógrafo, reconocido dentro y fuera de su país, ha alcanzado la genialidad plástica realizando alegorías sobre la soledad, los sueños, la justicia y el poder.

Aquí te presentamos una breve selección de algunos de sus trabajos, a modo de invitación para continuar explorando su obra:

A little golden cloud spent the nigth on the bossom of a giant cliff, 1985.

 

Pavla posses for the first and the last time, 1978.

 

Parabellum 9mm, 1983.

 

Dancers, 1984.

 

End of the story, 1976.

 

Oh, those fabulous F. Sisters, 1983.

 

Brothers, 1986.

 

A white blonde woman, 1985.

 

Nigthmare, 1983.

 

Strange love, 2000.

 

It touches my very soul, 1985.

 

Heavy Metal, 1982.

 

Pornographer, 1991.

 

Elne Tanzerine, 2003.

 

The holy matrimony, 1987.

 

The knife, 1987.

 

Victory on the sea, 1993.

 

The Saint, 1992.

 

The Lovers, 1987.

 

Ida with some hands, 1988.

 

The Kitsch, 1985.