*

X

Las contraseñas del Wi-Fi de los aeropuertos más importantes del mundo en un genial mapa

Buena Vida

Por: Pijamasurf - 01/02/2017

Un mapa muy útil para esta temporada de viajes

El Wi-Fi se ha convertido en casi una necesidad básica para muchas personas. Quienes viajan mucho saben que estar en un aeropuerto sin acceso a Wi-Fi libre puede ser un problema, por lo cual el blogger, ingeniero de informática y viajero frecuente Anil Polat ha creado un mapa interactivo en el que ofrece el genial recurso de las passwords de muchos de los aeropuertos del mundo. También están los aeropuertos que cuentan con Wi-Fi gratuito.

El mapa es un esfuerzo colaborativo y los usuarios pueden contribuir actualizando la contraseña de algún aeropuerto al cual hayan viajado recientemente. Esto es de lo que se tratan la inteligencia colectiva y los hacks sociales.

Sin duda este mapa resultará sumamente útil en estas épocas. Para utilizarlo sólo dale clic a uno de los aviones ubicado en la ciudad que te interesa.

¿Los perros nos quieren tanto como nosotros a ellos? (Un neurocientífico lo averiguó)

Ciencia

Por: Pijamasurf - 01/02/2017

El neurocientífico Gregory Berns se dio a la tarea de averiguar si su perro Newton realmente lo quería (con data dura)

Para muchas personas resulta evidente que sus mascotas los aman (al menos en el caso de los perros, no tanto con los gatos). Sus perros son fieles a ellos, responden a sus llamados, mueven la cola, se regocijan con sus caricias, etc. Y sin embargo, ¿qué tan seguros podemos estar de que nuestro amor es verdaderamente, objetivamente recíproco? Y aunque la respuesta es similar a la que puede haber en relación con otro ser humano, donde sólo podemos inferirlo por sus conductas (las cuales son más confiables que las palabras), en el caso de los perros, al ser especies distintas, alguien con una curiosidad o una inseguridad suficientemente grande puede nadar en un mar de duda.

Este es el caso de Gregory Berns, un neurocientífico que dudaba del amor de su pug Newton. Para Berns los lamidos y meneos de Newton no eran suficientes. Quería data dura. Pero obtener data dura no es fácil con un perro, ya que deben someterse a análisis con aparatos de alta tecnología en los cuales deben mantenerse quietos, al mismo tiempo que permanecen con conciencia haciendo las cosas que hacen. 

Berns construyó una máquina de resonancia magnética especial y entrenó a los perros a quedarse quietos en la máquina mientras se escaneaban sus cerebros. Todo esto es relatado en su libro How Dogs Love Us?.

Las observaciones de Berns muestran que efectivamente los perros sí aman a los humanos, o al menos sus cerebros se activan en lugares similares. En el estudio el cerebro de un perro, al ser expuesto al olor de su querida dueña (o quizás sería mejor "compañera humana"), se activó en una región del cerebro involucrada en el sistema de recompensa, algo que al parecer también ha sido observado en humanos enamorados.

En general los descubrimientos de Berns sugieren que los perros tienen la capacidad de empatizar con los seres humanos --la empatía es de alguna manera la forma más objetiva de describir lo que llamamos subjetivamente "amor". Tomando en cuenta esto, se ha mencionado que tal vez no sea necesario imponer la presencia humana como el macho alfa de una manada sino como un compañero entrañable que siente empatía. Pero tal vez esto también sea un poco de proyección, una pauta antropomórfica con la que vemos todo lo que nos rodea.