*

X

Este es el origen del uso de imágenes sexys de mujeres para vender cosas (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/16/2017

Así empezó el matrimonio entre la publicidad y el sexo (y la objetificación femenina)

La publicidad y el sexo parecen estar ligados indisociablemente, pero esto no siempre fue así. Diferentes historiadores coinciden en que fue el ilustrador litográfico Jules Chéret el responsable de sexualizar la publicidad, creando una revolución en el París de 1860 con sus coloridos pósters en los que aparecían mujeres apenas vestidas, lo que en esa época era algo muy provocador.

Tim Wu, autor del libro The Attention Merchants, considera que Chéret detonó uno de los momentos claves no sólo de la publicidad sino de lo que llama la industria de la atención (de captar la atención del público de cualquier forma, para capitalizarla). Según Wu, Chéret "entendió que había pocas mejores formas de obtener la atención masculina que desplegando imágenes de mujeres con poca ropa". Sus pósters "mostrando hermosas mujeres con prendas provocativas refocilándose sobre campos de color vibrante" fueron la histórica innovación que hoy en día sigue siendo el recurso predilecto de los publicistas, especialmente cuando falla la imaginación.

Nicholas D. Lowry, de las Swann Galleries de Nueva York, explica que "Chéret trajo el sexo a la publicidad. Pobló sus pósters con estas hermosas y sexys mujeres --la mayoría de ellas rubias y pelirrojas-- para vender jabón, aceites para lámparas, jarabes para la tos y muchas cosas más. Eran sexys, ligeras, sin preocupaciones". Chicas boyantes que hacían sentir bien y, quizá sin saberlo en ese entonces, ya ligaban el deseo sexual con el deseo de adquirir un producto, un mecanismo inconsciente que luego explotaría Ed Bernays, el sobrino de Sigmund Freud.  

"Alguien alguna vez describió a las chicas de Chéret siendo como champagne que sale de una botella". Esta sexy efervescencia en ese entonces fue enormemente influyente. Chéret es además considerado uno de los padres de los afiches o del arte de los pósters, y fue pensado en su momento como uno de los padres de la liberación femenina --lo cual hoy resulta paradójico. La felicidad voluptuosa de las mujeres de sus pósters, en su momento parecía algo propio de la libertad femenina de sacudirse las ataduras del moralino patriarcado en una efervescencia incontenible. Hoy esto, habiendo sido explotado y llevado a un nivel mucho más grotesco, es considerado uno de los principales obstáculos para la libertad de las mujeres, en tanto que el cuerpo femenino es constantemente objetificado. 

A continuación una pequeña muestra de los pósters de Chéret:

 

 

 

 

También en Pijamasurf: El deseo sexual objetifica a las personas: Kant, tantra y feminismo

¿Por todos lados te felicitan y te desean lo mejor? Estas variantes te ayudarán a responder sin sonar repetitivo

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/16/2017

La expresión no cesa: atrévete a experimentar con toda su gama de posibilidades

Como sabemos bien, en esta temporada abundan los “buenos deseos”. En casi cada encuentro que tenemos las personas se despiden de nosotros con una felicitación, un abrazo, una manifestación explícita de que el año que comienza traiga lo mejor para nosotros.

Hasta cierto punto, esto puede ser causa de una ligera incomodidad, pues la multiplicación de estas situaciones nos deja sin respuestas originales o que al menos no nos hagan parecer repetitivos.

A continuación compartimos tres variantes, un tanto extravagantes, para corresponder a las felicitaciones de los demás con algo más que una fórmula de cortesía.

 

La variante del lenguaje corporal: No digas nada: da rienda suelta a tu expresión corporal.

A veces las fórmulas de cortesía son un obstáculo para expresar lo que de verdad sentimos. Si es el caso, deja que tu cuerpo se encargue de la respuesta: una mirada, un abrazo, una sonrisa, un gesto de aprobación o de sorpresa. Usualmente el cuerpo no miente, así que quién sabe, quizá incluso puede ser más sincero que tú.

 

La variante enigmática: “Lo que yo le deseo a usted es menos de la mitad de todo lo que yo querría, y lo que yo querría es menos de la mitad de lo usted merece”.

Una respuesta inspirada en una línea de J. R. R. Tolkien, el famoso autor de El hobbit y El señor de los anillos. Es al inicio de esta última cuando uno de los personajes principales, Bilbo Baggins, pronuncia un discurso que en cierto momento deja confundidos a los invitados a su fiesta de cumpleaños. Sin duda la persona que te desee lo mejor quedará igualmente preguntándose qué le deseas en realidad.

 

La variante nihilista: “Gracias, aunque nada comienza ni termina realmente”.

Esta puede no ser una respuesta educada (de acuerdo con el protocolo social esperado), pero al menos desde un punto de vista filosófico y hasta un tanto científico, es sincera, en la medida en que el tiempo es una invención del ser humano, una ilusión colectiva necesaria para dar marco a la realidad en los límites de nuestra percepción.

 

¿Qué te parece? Para aprovechar todas las posibilidades expresivas del lenguaje te invitamos a descubrir el regalo que UNEFON tiene para ti: hasta el doble de tiempo aire durante todo 1 año. Conoce más en este enlace.