*

X
Antecedentes del multiverso en la cosmología hinduista

La ciencia moderna ha empleado la idea del multiverso (de los muchos mundos, de los universos paralelos) para intentar explicar el delicado balance que ha hecho posible la evolución del universo (fine-tuning, principio antrópico). Mucho antes la religión hinduista ya había concebido el multiverso como una forma de explicar y maravillarse de la infinitud divina.

En el Bhagavat Purana, un texto milenario que predica la devoción a Krishna, se hace mención en repetidas ocasiones del concepto de innumerables universos: "Existen innumerables universos además de éste, y aunque son de una magnitud ilimitada, se mueven como átomos en ti. Por ello se te conoce como ilimitado" (Bhagavata Purana 6.16.37).

En la que quizás sea la obra más querida de toda la literatura religiosa de la India, el Bhagavad Gita, parte de la gran épica del Mahabharata, también un existe un episodio en el cual se puede interpretar que se sostiene que existimos en un multiverso, el cual es el cuerpo multidimensional de la deidad. El físico Pankaj Joshi escribe

La idea de los universos paralelos perturba a muchos científicos, pero es completamente natural en las tradiciones de la India. En el Bhagavad Gita, Krishna ofrece un vislumbre de múltiples creaciones cósmicas y aniquilaciones a su discípulo Arjuna; diferentes universos están localizados en diferentes partes del cuerpo cósmico de Krishna. Y también textos jainistas elaboran sobre la noción de diferentes universos, o Lokas...

Joshi probablemente hace referencia a uno de los pasajes más psicodélicos en la historia de la literatura mundial. El capítulo 11 del Bhagavad Gita cuenta cómo Krishna, la suprema personalidad, instruye al guerrero Arjuna, a quien sirve como auriga en el campo de batalla, sobre los misterios más insondables del Ser. Arjuna le pide que se muestre en todo su esplendor, su forma divina o vishvarupa; pero Arjuna no puede soportar esta tremenda visión por lo cual Krishna lo eleva a su propio estado, prestándole su ojo divino, en lo que se conoce como el vishvarupa-yoga-darshana, algo así como el "yoga de la visión de la forma universal". En el cuerpo de Krishna, "como si cientos de miles de soles aparecieran simultáneamente en el cielo", Arjuna contempla el espectáculo de la creación y la disolución del universo --o de los universos. No queda muy claro si este famoso episodio implica la idea de una multiplicidad de universos: se habla de múltiples diferenciaciones dentro del cuerpo de Krishna, que contiene diferentes deidades, demonios, seres elementales hombres y demás criaturas --todo surgiendo entre bocas y ojos, rayos de luz y fuegos que todo lo consumen. "En ese momento Arjuna pudo ver en la forma universal del Señor [Krishna] las ilimitadas expansiones del universo situadas todas en un solo sitio, aunque divididas en miles de miles". Lo que sí es evidente --y está en todas partes, tanto en el janismo como en el budismo y en el hinduismo-- es que las religiones de la India conciben el universo como un eterno ciclo de manifestación y disolución. Que algunos hayan leído en estos versos la idea del multiverso puede entenderse también por algunas otros versos en el Bhagavad Gita. Por ejemplo, al final del capítulo 10 Krishna dice: "Conoce que todas las hermosas, magníficas y gloriosas creaciones brotan de apenas una chispa de mi esplendor... con un solo fragmento de mí mismo, genero y sustento todo este universo". Si este universo es sólo un fragmento de la deidad suprema, y sabemos que la deidad es creatividad no-dual ilimitada, necesariamente debe haber otros universos, perpetuamente manifestándose y disolviéndose, cada uno de ellos no más que una partícula de polvo flotando en la luz. 

Para concluir hay que mencionar que, más allá de que la mención del multiverso sea explícita o no en el Bhagavad Gita, la idea del multiverso y de la infinitud de la existencia y los mundos está en completa consonancia con las tres grandes religiones de la India y se podrían encontrar numerosos ejemplos para sustentar la hipótesis de que esta idea fue concebida ya hace miles de años. 

*Visualización del vishvarupa darshan

 

También en Pijama Surf: El Aleph en la boca de Krishna

 

Twitter del autor: @alepholo

Este es el mantra hindú para incrementar tu energía sexual y atraer una pareja

AlterCultura

Por: pijamasurf - 01/22/2017

El mantra raíz de la deidad erótica de la India podría potenciar tu energía sexual

En las cosmologías de la India que se derivan de los Vedas, el sonido es la potencia creativa. La forma en la que los devotos o adeptos sintonizan la energía divina del cosmos es fundamentalmente a través del mantra --un morfema que capta la esencia vibratoria de una deidad o de un principio cósmico. Guy Beck escribe en su Sonic Theology:

Se cree que los mantras crean su propio tipo de resonancia en el espacio, en la dimensión del sonido sutil o vibración, llamada Nada. Ya que se considera que todo en la creación es una compleja red de resonancia, el usuario del mantra está consciente del inmenso poder a su disposición. Y la cualidad femenina de la resonancia o sonido es correspondiente a las fibras más profundas del ser de una persona como Shakti.

Shakti es la diosa que encarna la energía como manifestación de la conciencia universal y en el divino juego del cosmos, uno encarna esa Shakti cuando libera energía o entra en un estado extático. Nada es el sonido sagrado, comúnmente en el tantrismo referido como Nada-Brahman, el sonido del absoluto. El sonido se puede descomponer en dos aspectos bindu y bhija, Shiva y Shakti y Nada es lo que vincula lo masculino con lo femenino y se dice que es la vibración resultante de la cópula sexual de Shiva y Shakti.

Los bhija mantras tradicionalmente son los mantras raíz de una deidad, los mantras que encierran la esencia de una deidad, por así decirlo, y que resuenan con los principios arquetípicos de la creación. El bhija mantra de la deidad del deseo y el erotismo, Kamadeva, es klim (la i es larga, se dice kliim; se encuentra también como kleem en la web). Kamadeva es lo más cercano a Eros en el panteón hinduista, el cual incluso supera en promiscuidad y metamorfosis al panteón griego. En uno de los mitos Kamadeva es el hijo de Vishnu y Lakshimi, pero también está relacionado con Shiva, Krishna y Agni, entre otros. Kamadeva suele ser representado montando un perico y --como Cupido-- disparando flechas. Klim es uno de los mantras más utilizados popularmente, ya que se dice que permite atraer a una persona amada (algo que quizá sea un efecto colateral de incrementar la propia energía).

Más allá de la magia simpática del mantra, en la India se desarrolló una ciencia del mantra, la cual lidia con energía, si bien la fe puede ser útil como una forma de catalizar un efecto placebo. Según la tradición la repetición de ciertos sonidos operaría a nivel de los centros energéticos del cuerpo, además de colocar al adepto en un estado de conciencia sutil. Guy Beck escribe: 

la forma en la que el adepto utiliza las fuerzas creativas del lenguaje es a través de la ciencia del mantra, la cual goza de un estatus único en el tantrismo... un mantra tántrico en la forma de una sílaba es una forma compacta del dios o del poder que "es" en esencia... La sílaba KLIM denota la energía de la unión sexual.

En cierta forma KLIM es una resonancia del acto creativo cósmico del cual el acto sexual es una versión microcósmica. "El tantra asume que el hombre y el universo se corresponden entre sí como micrcosmos y macrocosmos y ambos están sujetos al misterioso poder de la palabra y las letras". 

No se tiene que ser un pandita tántrico para imaginar una buena aplicación para este mantra: repetirlo durante el acto sexual para generar un estado de concentración energética, retener el semen, subir la Shakti-Kundalini a través de los diferentes chakras y compaginarse en el ritmo de la cópula --la respiración y la penetración-- con el proceso creativo primordial del cosmos. Om Kliim, kliim, kliim, kliim...

 

Aquí hay una versión (en audio con imágenes del Kama Sutra) algo graciosa y un tanto erótica de este mantra, con el colofón devocional a Kamadeva