*

X
Un hombre simple, una historia sencilla: derribando prejuicios con simpatía y música

Se llama Daryl Davis, se dedica a la música en cuerpo y alma tocando el teclado; su hobby principal es entablar amistades con miembros de grupos supremacistas como el Ku Klux Klan.

Así ha pasado los últimos 30 años, viajando de arriba a abajo por todo Estados Unidos para encontrarse con ellos con un sencillo propósito; él no busca convencerlos de abandonar sus movimientos, sólo quiere que contesten esta sencilla pregunta: ¿Cómo pueden odiarme si ni siquiera me conocen?

“Simplemente les doy la oportunidad de conocerme y que me traten de la forma en que quiero ser tratado”.

Dentro de poco se estrenará el documental que sigue la jornada de este héroe de 58 años: Accidental Courtesy: Daryl Davis, Race & America. Aquí un pequeño adelanto:

 

 

Davis dice:

Es hermoso ver cuando se les prende el foco y te llaman para decirte que van a renunciar. Llegan con la conclusión de que esa ideología ya no es para ellos. Muchas veces yo soy el ímpetu para llegar a esa conclusión y estoy muy feliz de que algo positivo haya salido de mis amistades y encuentros con ellos.

También es actor y autor del libro Klan-destine relationships: A Black Man Odyssey in the Ku Klux Klan. Para él, la música ha sido una herramienta fundamental para tender puentes y superar las barreras raciales que ha encontrado. El músico ha tocado junto a figuras como Chuck Berry, Jerry Lee Lewis, Bruce Hornsby y Bill Clinton.

Argentinas transforman letra sexista de reguetón en un discurso feminista (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/09/2017

¿Reguetón feminista? Suena contradictorio, pero estas jóvenes argentinas lo hicieron posible

Como es sabido, el reguetón es un género musical que muchos vilipendian, entre otras razones, por el sexismo de sus letras, en las que usualmente se habla de la mujer como un objeto sexual, pasivo, dispuesta únicamente para satisfacer los deseos del hombre. Acorde a esto, en los videos musicales de estas canciones suelen aparecer mujeres de cuerpos esculturales en actitudes de seducción o servicio al cantante que los protagoniza, hombre en prácticamente todos los casos. Todo lo cual, sin embargo, no resta popularidad al reguetón, y de hecho hasta parece hacerlo aún más atractivo para ciertas personas.

En un gesto que podría calificarse como de búsqueda de equilibrio, un par de jóvenes argentinas tomaron una canción que se encuentra actualmente en boga y cambiaron su letra para hacerla “feminista”.

En la canción original, un hombre se queja de que una mujer “se hace la difícil” por negarse a bailar con él. En la versión de las jóvenes argentinas, las mujeres simplemente defienden el derecho de toda mujer (o de toda persona) a bailar sin más, sin que eso signifique una suerte de acuerdo tácito de cortejo o seducción.

La postura a algunos les parecerá sensata, a otros radical y sin duda habrá quien se burle de esto. En cualquier caso, el gesto tiene ingenio y acaso por esto baste para llevarnos a pensar sobre las ideas y actitudes que fomentamos con algo tan aparentemente inocuo como un género musical.

Aquí el video y la transcripción de la letra.

 

Me dice hola y yo le digo goodbye
Me dice “nena como tú ya no hay”
Le digo no me busques ni faltes el respeto
Que con tus comentarios no subís ningún ego eh oh

 

Suena la música y lo que yo quiero
Es bailar tranquila sin sentir tu franeleo
No puedo, me dice “yo te quiero”
Todo se complica y yo quedo como la del Picky picky picky picky picky

 

Me acusa de picky picky picky picky picky picky
Se hace el de izquierda y parece de derecha
Me dice “compañera” igual se enoja si no quiero chapar
picky picky picky picky picky picky

 

Yo le explico que ese amor es un fracaso
Que el patriarcado se filtra por todos lados
Que hay que deconstruir esa forma de amarnos
Dime de paso si entendiste algo, ¡ay!

 

Me ignora y se da la vuelta sin siquiera hablarme…
Y yo pienso cómo hacer para que lo entienda él
Que yo vine a bailar eh eh
Escabiar eh eh, y pasarla bien
Yo quería decirle eh, que se vaya ah

 

Todo se complica y yo quedo como la del Picky picky picky picky picky

 

Me acusa de picky picky picky picky picky picky
Se hace el de izquierda y parece de derecha
Me dice “compañera” igual se enoja si no quiero chapar
picky picky picky picky picky picky

 

Nene vos hablas en asambleas por ahí
Presumís tus ideales a lo bolchevi’
Y yo, hoy lo único que quiero es bailar
Y vos me apoyas y chamuyas con Marx

 

Me dice hola y yo le digo goodbye
Me dice “nena como tú ya no hay”
Le digo no me busques ni faltes el respeto
Que con tus comentarios no subís ningún ego eh oh

 

Suena la música y lo que yo quiero
Es bailar tranquila sin sentir tu franeleo
No puedo, me dice “yo te quiero”
Todo se complica y yo quedo como la del Picky picky picky picky picky