*

X

Cortes de pelo radicalmente ochenteros que demuestra que hemos evolucionado (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/08/2017

La comicidad de los cortes de los looks ochenteros sugieren que tal vez sí hemos evolucionado como raza humana

Vista en perspectiva, la década de los 80 fue una etapa tan peculiar como radiante. Una amalgama de productos sintéticos, el existencialismo de la generación X, un movimiento musical que ha probado haber trascendido el consumo efímero y múltiples ingredientes que quedarían inscritos en la cultura popular, desde inolvidables blockbusters hollywoodenses hasta objetos como el cubo de Rubik. Pero entre las varias joyas ochenteras hubo un aspecto que afortunadamente se diluyó, gracias a lo cual no forma ya parte de nuestra vida cotidiana: los cortes de pelo y los peinados.

Entre lo obsceno y lo cómico desfilaban masivamente mullets, peinados esponjados y flecos sumergidos en gel, todos ingredientes un tanto perturbadores y que si bien en su momento respondían a las tendencias de moda, hoy, aprovechando la "objetividad" de la mirada retrospectiva, confirmamos que era un afán estéticamente decadente. De hecho, si utilizamos el look como criterio para definir la potencial evolución protagonizada por el ser humano en las últimas décadas tendríamos que aceptar que, al menos en cuanto a cortes de pelo y peinados se refiere, sí logramos navegar por una palpable evolución. 

Cada quien su gusto, obviamente, pero a continuación te presentamos una serie de imágenes que te harán dudar si merece ser cuestionada nuestra opinión:

hair9

hair11

hair13hair14hair15hair2

La polémica nueva edición de la revista "National Geographic" dedicada a los niños transgénero

Sociedad

Por: - 01/08/2017

"National Geographic" ha decidido ilustrar su nueva portada con la imagen de una niña transgénero de 9 años

La edición de enero de 2017 de la revista National Geographic ha generado gran polémica al centrarse en el tema de los niños transgénero y, espécificamente, al mostrar en su portada a una niña de 9 años, quien explica: “Lo mejor de ser una chica es que ahora no tengo que pretender que soy un chico”.

Avery Jackson, de 9 años, cambió su sexo desde los 7 y se ha convertido en activista del movimiento LGBTI con el apoyo de sus padres, aunque sólo después de que entendieran que esta era la realidad de su hija. “Cuando empecé a vestir como una niña en preescolar, mis amigos estaban bien con eso, pero sus padres no. Pensaron que era contagioso", dice Avery.

“Mi hija es una chica en su corazón. Ella lo sabe, Dios lo sabe, y que es lo suficientemente bueno para mí”, dice su madre.  

La nueva edición cubre las historias de varios niños transgénero en sus propias palabras, temas relacionados, como por ejemplo los juguetes de género --como una Barbie o un G. I. Joe, y el impacto que tienen en los niños

La editora en jefe, Susan Goldberg, señaló que las reacciones han sido mixtas, desde la furia hasta el orgullo y la gratitud. Por una parte algunas personas critican la decisión sugiriendo que la revista está intentando "lavar el cerebro de la sociedad" aludiendo a que el cambio de género es normal, otros argumentan que es precipitado un cambio de género a esa edad. Sin embargo, el psiquiatra Patrick Kelly, de la Universidad Johns Hopkins, dice que el género suele solidificarse entre los 3 y 6 años y existe una condición llamada disforia de género.

Otros han manifestado orgullo y han elogiado la decisión de NG como valiente y acertada. La revista mantiene que "las creencias sobre el género se están modificando rápida y radicalmente. Es por ello que estamos explorando este tema este mes, mirándolo a través del lente de la ciencia, los sistema sociales y las civilizaciones a lo largo del tiempo".

Lo indudable es que el número seguirá levantando gran polémica, algo que le beneficiará a las ventas de la revista, cuya edición probablemente fue pensada para provocar desde un principio. La última vez que la revista generó tanta atención fue cuando colocó a la famosa "niña afgana" de hermosos ojos penetrantes en la portada.