*

X

Cómo el porno está haciendo que los jóvenes pierdan la sensibilidad al sexo real

Salud

Por: Pijamasurf - 01/10/2017

Estudios muestran una preocupante tendencia en los efectos del consumo de pornografía

Según un estudio del 2014, una tercera parte de los hombres ve pornografía todos los días. Esta condición tiene un importante efecto lateral: lo que algunos investigadores describen como una "desensibilización", en la que muchos jóvenes están desarrollando disfunción eréctil o incapacidad de tener orgasmos durante el acto sexual. La causa de esto es el condicionamiento al que están sometiéndose al masturbarse viendo porno.

La doctora Smiler, autora del libro Dating and Sex: A Guide to the 21st Century Teen Boy, habla de que muchos jóvenes con problemas de erección tienen también el hábito de ver mucha pornografía --y estos jóvenes suelen no vincular el hecho de que sus problemas sexuales tienen que ver con el porno, ya que en nuestra sociedad se considera que verlo es normal. 

El problema de desensibilización causado por la pornografía puede tratarse con relativa facilidad, pero es necesario dejar de masturbarse y dejar de ver pornografía. Se recomienda dejar "en seco" el porno durante 90 días, para reentrenar el cuerpo y la mente.

La doctora Angela Gregory, de la Universidad de Nottingham, señala que "los hombres se están volviendo física y psicológicamente insensibles a la estimulación y la excitación con una pareja sexual". Al parecer el simulacro reemplaza a la realidad --al menos en el deseo-- y hace que, como dijera Baudrillard, la sexualidad esté en todos lados menos en el sexo, lo cual hace de la escena social una obscenidad.

La marihuana medicinal para las mascotas: efectiva pero ilegal

Salud

Por: pijamasurf - 01/10/2017

Los tratamientos basados en CBD son altamente efectivos para tratar convulsiones, inflamación, dolor y otros padecimientos, pero aún deben liberarse de la prohibición

En los lugares donde se ha legalizado la mariguana medicinal no sólo ha cambiado la vida de numerosas personas, sino que también está cambiando la vida de sus mascotas. Numerosos amantes de los animales se han sumado al uso de productos basados en cannabis para aliviar los malestares de sus mascotas, incluyendo convulsiones, inflamación, dolor y ansiedad. Los tratamientos a base de marihuana están teniendo éxito no sólo en gatos y perros, que quizá son las mascotas más comunes, sino también en caballos, cerdos y aves. 

 

A pesar de esto en Estados Unidos la FDA o Administración de Medicamentos y Alimentos no ha aprobado los tratamientos de marihuana medicinal para mascotas, de tal manera que los veterinarios no tienen permitido dar recetas para estos productos en los estados donde la cannabis sigue siendo ilegal. Las instituciones afirman que no hay suficiente información científica y médica al respecto, pero los amantes de los animales que han probado estos métodos han reunido una impresionante cantidad de información anecdótica sobre su efectividad. Las señales apuntan a que simplemente no se tiene la información porque no se la ha buscado, debido a que los intereses de las farmacéuticas (y su dinero) están en juego.

 

Sin embargo, la prioridad de los amantes de sus animales de compañía es su bienestar. Cate Norton, rescatista que trabaja en un albergue de animales informó al New York Times que suele llevar a sus rottweilers a un veterinario en Hanover donde la marihuana medicinal está permitida, para tratar  sus convulsiones. Norton aclaró que su veterinario en Springfield desearía recetarla pero “no puede tocarla legalmente”. Además ha declarado que 8 meses usando Canna-Pet para la ansiedad y convulsiones de sus perros han logrado reducirlas dramáticamente

 

Es importante mencionar que los medicamentos para animales deben tener ciertas características específicas. Es decir, no se trata de darle un "brownie mágico" a tu perro o gato, ya que el THC --tan apreciado por los humanos por sus propiedades psicoactivas-- puede resultar tóxico para ellos, de manera que lo más recomendable es utilizar productos específicos con dosis precisas de CBD. Sin embargo, tanto los animales como los humanos todavía tienen mucho camino por recorrer para conseguir liberar su salud de la dependencia del big pharma.