*

X

Veterinario que posaba con sus trofeos de cacería muere tras caer de un precipicio mientras cazaba

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/19/2016

A veces el karma se materializa de forma violenta y muy evidente; este podría ser uno de esos casos

El hecho de que un veterinario, una persona que por profesión pensaríamos que ha desarrollado una especial empatía y un profundo cariño por los animales, pose en fotografías presumiendo sus trofeos de caza, por ejemplo un león, es algo simplemente aberrante. Tal vez por eso cuando el italiano Luciano Ponzetto, quien ejercía como veterinario cerca de Turín, publicó en sus redes sociales imágenes que mostraban a sus presas (un león, un leopardo, un borrego cimarrón, etc.), las imágenes produjeron particular aversión y una enérgica condena. 

Múltiples activistas se unieron para denunciar el comportamiento de Ponzetto e incluso se creó una página dedicada a condenar su actuar. Sin embargo, nada de esto fue suficiente para convencerlo de frenar sus prácticas de cacería. Nada hasta que irrumpió el karma, vestido de muerte. 

El diario británico The Sun recién informó que el odiado veterinario murió tras resbalar sobre una roca y caer a un precipicio. Todo esto ocurrió mientras Ponzetto estaba en busca de aves salvajes para cazar. 

Obviamente no queremos siquiera insinuar que alguien que caza debiera morir. Pero sí llamó nuestra atención la correspondencia entre ambas situaciones –la paradoja del veterinario que caza y presume sus presas en Facebook y su eventual muerte, tras negarse a cesar sus actividades de cacería, mientras cazaba. 

Un murmullo de estorninos: ¿una parvada de millones o un solo organismo?

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 12/19/2016

¿Superorganismos que emergen de la complejidad de la información integrada?

Este video muestra el vuelo milimétricamente coordinado de miles de estorninos, algo sumamente hermoso aunque por momentos aterrador: se les llama "sol negro", un sol dinámico que echa vuelo en el crepúsculo. Fue captado por Jan van IJken en Holanda y se conoce como un murmullo, algo que puede apreciarse claramente en el video.

El vuelo coordinado de estas aves, que parecen formar un ave gigante como el mítico pájaro simurg, ha generado especulación sobre lo puede considerarse un superorganismo. Un organismo emerge de componentes más pequeños unidos por una función colectiva, pero aun así los límites no están claramente establecidos. Por ejemplo, nosotros estamos compuestos de miles de millones de células individuales, cada una de ellas compuesta por partes inidviduales. La gran mayoría de estas células en realidad no son humanas, sino que son bacterias que coexisten en nuestro interior y realizan funciones importantes para nuestro organismo. Incluso, las mitocondrias de nuestras células parecen haber sido bacterias que fueron integradas a otras células, en lo que se conoce como endosimbiosis. Podemos considerar nuestra piel el límite, pero nuestra piel es permeable a millones de microorganismos que se integran a nuestro superorganismo. 

Se ha sugerido la existencia de superorganismos, como puede ser la Tierra misma (teoría de Gaia), o algunos sistemas meteorológicos en particular, o grandes colecciones de individuos que tienen una integración de información compartida, como puede ser un bosque o un arrecife de coral. Así podemos jugar con la idea de que es posible tener organismos emergentes, especialmente si tomamos la idea de que la conciencia surge como resultado de la complejidad e interconexión de un sistema. Tal vez podríamos argumentar que estas parvadas de estorninos son en realidad un volátil superorganismo, que surge y desaparece.