*

X
Hace 50 años el escritor fue anfitrión de la llamada fiesta del siglo, un baile de máscaras de ensueño

Reconocido por su trayectoria periodística y literaria, uno de los episodios más populares en la vida de Turman Capote (y quizá de los menos conocidos) es la legendaria fiesta, conocida como The Black and White Ball, que organizó el 28 de noviembre de 1966 en honor a su amiga Kay Graham.

Gozando aún de la fama recibida por su novela A sangre fría, Capote supo mezclar entre su lista de invitados a lo más distinguido de la época. Una fiesta muy particular por la diversidad de sus invitados: aquella noche se dieron cita personajes de la talla de Frank Sinatra, Andy Warhol, Gloria Vanderbilt, Harry Belafonte y más.

El Hotel Plaza albergó en su salón de baile a universitarios, aristócratas, estrellas de cine, artistas, intelectuales y amigos de Kansas del escritor --al que ayudaron durante la realización de su reportaje novelado. La vestimenta era estrictamente en blanco y negro, además de la máscara. La ocasión borró por completo los límites y barreras entre sus asistentes; personas de todas las edades y ocupaciones se dieron cita para disfrutar del sonido de la Peter Duchin Orchestra.

Una fiesta enorme para ser lunes, justo después del Día de Acción de Gracias, que ha inspirado muchísimas otras fiestas y que sobrevive gracias a la gran cantidad de material fotográfico. Te presentamos algunas de las fotografías más sobresalientes de aquella mascarada irrepetible.

 

La actriz Tallulah Bankhead llega a la fiesta.

 

De nuevo Tallulah saludando a algunos amigos.

 

Kay Graham saluda al unicornio.

 

¿Quién se esconde detrás de las máscaras?

 

Frank Sinatra y Mia Farrow a la espera.

 

Kay sorprendida, Truman emocionado.

 

La princesa italiana Luciana Pignatelli (izquierda). Peter Gimbel y la condesa Crespi representando a la aristocracia.

 

Henry Fonda llega junto a su quinta esposa, Mae Adams.

 

Andy Warhol y su álter ego.

 

El camino a la pista de baile está hecho de rumores.

 

Una superheroína muy sorprendida.

 

Rose Fitzgerald Kennedy ha llegado.

 

Una velada irrepetible.

 

Candice Bergen, el misterioso conejo.

 

El anfitrión hace gala de sus pasos de baile.

 

Creo que Andy se ha enamorado.

 

Sonriendo a la cámara junto a Lee Radziwill.

 

Truman espera su turno.

 

El ánimo aumenta conforme avanza la noche.

 

Pero todo lo que sube tiene que bajar.

 

Truman Capote, responsable de la fiesta y vigilante en sus ratos libres.

La polémica nueva edición de la revista "National Geographic" dedicada a los niños transgénero

Sociedad

Por: - 12/26/2016

"National Geographic" ha decidido ilustrar su nueva portada con la imagen de una niña transgénero de 9 años

La edición de enero de 2017 de la revista National Geographic ha generado gran polémica al centrarse en el tema de los niños transgénero y, espécificamente, al mostrar en su portada a una niña de 9 años, quien explica: “Lo mejor de ser una chica es que ahora no tengo que pretender que soy un chico”.

Avery Jackson, de 9 años, cambió su sexo desde los 7 y se ha convertido en activista del movimiento LGBTI con el apoyo de sus padres, aunque sólo después de que entendieran que esta era la realidad de su hija. “Cuando empecé a vestir como una niña en preescolar, mis amigos estaban bien con eso, pero sus padres no. Pensaron que era contagioso", dice Avery.

“Mi hija es una chica en su corazón. Ella lo sabe, Dios lo sabe, y que es lo suficientemente bueno para mí”, dice su madre.  

La nueva edición cubre las historias de varios niños transgénero en sus propias palabras, temas relacionados, como por ejemplo los juguetes de género --como una Barbie o un G. I. Joe, y el impacto que tienen en los niños

La editora en jefe, Susan Goldberg, señaló que las reacciones han sido mixtas, desde la furia hasta el orgullo y la gratitud. Por una parte algunas personas critican la decisión sugiriendo que la revista está intentando "lavar el cerebro de la sociedad" aludiendo a que el cambio de género es normal, otros argumentan que es precipitado un cambio de género a esa edad. Sin embargo, el psiquiatra Patrick Kelly, de la Universidad Johns Hopkins, dice que el género suele solidificarse entre los 3 y 6 años y existe una condición llamada disforia de género.

Otros han manifestado orgullo y han elogiado la decisión de NG como valiente y acertada. La revista mantiene que "las creencias sobre el género se están modificando rápida y radicalmente. Es por ello que estamos explorando este tema este mes, mirándolo a través del lente de la ciencia, los sistema sociales y las civilizaciones a lo largo del tiempo".

Lo indudable es que el número seguirá levantando gran polémica, algo que le beneficiará a las ventas de la revista, cuya edición probablemente fue pensada para provocar desde un principio. La última vez que la revista generó tanta atención fue cuando colocó a la famosa "niña afgana" de hermosos ojos penetrantes en la portada.