*

X
Una quimérica criatura de las regiones abisales ha sido captada en video

En las zonas abisales del océano, donde no penetra la luz del Sol, viven numerosas criaturas misteriosas que evocan legendarios monstruos. Uno de ellos es el tiburón fantasma Hydrolagus trolli, o quimera azul de nariz puntiaguda. Esta hermosa y espectral especie tiene un órgano sexual retractible en su cabeza (de ahí el nombre de quimera).

Estrictamente no es un tiburón (aunque así se le llama popularmente), es un primo de los tiburones y las mantarrayas que se dividió de estas especies en el curso evolutivo hace 300 millones de años (también se le conoce como "conejo de agua" y "pez rata").

Por primera vez se ha han dado a conocer imágenes de esta criatura en video, las cuales han sido recientemente publicadas por el Monterey Bay Aquarium del Instituto de California. Las imágenes fueron captadas por geólogos (que no estaban buscando tiburones fantasma), por lo cual fue un golpe de suerte.

2 nuevos libros muestran que las plantas también son seres inteligentes

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 12/16/2016

Reconsiderando la inteligencia vegetal

El ser humano no ha sido muy atento a las voces de la naturaleza, y por ello el planeta se encuentra en una seria crisis ecológica. Desde hace varios años algunos científicos han abogado para que se reconozca que los animales también son seres conscientes, y en tiempos recientes se han revelado una serie de conductas descubiertas en las plantas que muestran que éstas tienen características que permiten que se consideren como seres inteligentes. Lo anterior es importante ya que, si revisamos nuestra visión de los diversos seres sensibles con los cuales compartimos el mundo y les damos el valor que merecen, seremos más cuidadosos en cómo los tratamos y podremos conservar mejor el planeta. A fin de cuentas, todo nos lleva a la conclusión de que si destruimos a las plantas y a los animales y al medio ambiente nos destruiremos a nosotros mismos, por lo cual es un signo de inteligencia reconocer la inteligencia de los otros.

Dos nuevos libros, Brilliant Green: The surprising history and science pf plant intelligence, de Stefano Mancuso y Alessandra Viola y Plant Sensing and Communication de Richard Karban presentan un notable caso a favor de la inteligencia de las plantas. Estudios recientes han demostrado que las plantas son altamente sensibles y responden a la gravedad, la luz del Sol y de las estrellas, los granos de arena, las pisadas de pequeños insectos y a diversos ciclos y ritmos que están más allá de nuestra propia sensibilidad. Una investigación reciente mostró que las plantas son capaces de aprender por asociación, una conducta ligada a una función intelectual. 

Richard Karban sostiene que las plantas y los animales enfrentan similares retos, como encontrar recursos y parejas, evitar depredadores, patógenos y estrés abiótico. Y para ello "las plantas se comunican, envían señales, escuchan a sus vecinos individuales, e intercambian información con otros organismos". Sus respuestas adaptativas, dice Karban, serían consideradas "brillantes" si ocurrieran a una velocidad que los seres humanos entienden. Las plantas viven en otra dimensión temporal, por lo cual decir que no son inteligentes porque son lentas es una proyección antropomórfica.