*

X

Estos son los países con más esclavos en la actualidad

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/06/2016

Aunque parezca cosa del pasado, se calcula que actualmente hay cerca de 50 millones de personas que viven en condiciones de esclavitud

Si bien en materia de derechos humanos se han registrado grandes avances en el último siglo, la desigualdad de riqueza continúa siendo obscena (quizá más que nunca). Y mientras esto no se resuelva seguiremos siendo testigos, generalmente pasivos, de aberrantes fenómenos. Uno de estos es la esclavitud contemporánea. 

Aunque la mayoría de nosotros tendemos a pensar que la esclavitud es un formato del pasado, en realidad goza de triste vigencia. De hecho, hay buenas probabilidades de que tú estés relacionado, al menos indirectamente, con una "cadena productiva" que involucra relaciones de esclavitud. 

Recién se publicó el Global Slavery Index en su edición 2016, y las cifras siguen siendo espeluznantes. Se calcula que en el mundo hay por lo menos 45.8 millones de personas que viven en condiciones explícitas de esclavitud (esto obviamente sin contar los cientos de millones que viven a merced de sueldos miserables y condiciones laborales denigrantes).

Si bien más de la mitad de estos esclavos, el 58%, se concentra en cinco países (India, China, Pakistán, Bangladesh y Uzbekistán), existen muchos otros países en los que sorpresivamente también viven miles de esclavos. ¿Sabías que en México hay casi 400 mil personas viviendo en estas condiciones, en Estados Unidos más de 50 mil, en Italia 130 mil o en Japón casi 300 mil?

Por cierto, aunque los esclavos estén concentrados en latitudes lejos de ti, por ejemplo en China, eso no te exime de involuntariamente estar ligado a ellos, ya que bien podrían ser los encargados de manufacturar tu nuevo teléfono o tu ropa.  

 

Para consultar el mapa completo de esclavos por cada país visita este enlace

Te podría interesar:
Cuatro modelos transgénero que rompen con los moldes tradicionales en la industria de la moda.

A pesar de los enormes avances que se han hecho frente a la opinión pública, a través de los medios, queda mucho por hacer para cambiar las pautas de convivencia y la percepción social que se tiene de las personas transgénero, transexuales y queer. Brasil, México, Estados Unidos, Venezuela, Honduras, Colombia e India encabezan, en ese orden, los asesinatos por transfobia a nivel mundial.

Cerca de la conmemoración del Dia Internacional de la Memoria Transexual, cabe destacar y compartir algunas historias de las distintas figuras internacionales con identidad sexual diversa que se están abriendo paso en el mundo de la moda.

Van quedando atrás los días en que sólo un hombre o mujer biológicos podían ser la imagen para campañas de marcas de gran prestigio, poco a poco las pasarelas ven desfilar a personas hermosas con orígenes e historias diferentes, ampliando las posibilidades para los diseñadores, diversificando los estilos de modelaje y empujando un poco más los límites de nuestra estrecha concepción de la belleza.

 

Laith de la Cruz

Comienza su carrera con una campaña para Barney's, fotografiado por Bruce Weber, y una pasarela para Gypsy Sport durante la semana de la moda en Nueva York. Es el primer transgénero masculino en salir en una campaña a nivel nacional en Estados Unidos. Su atlético porte y sus preciosos ojos le han hecho conquistar miles de corazones.

Tiene 26 años y estudió psicología en Fairfield, Connecticut. Creció en el seno de una familia comprensiva que le permitió manifestar su sexualidad con libertad, sin embargo no sabía lo que era una persona transgénero hasta los 19. Está representado por Slay Agency, una de las primeras agencias para modelos transgénero.

 

Isis King

No sólo es modelo sino diseñadora de modas. Comenzó su carrera participando del popular show America's Next Top Model, fue la primera transgénero en participar. Estudio diseño de modas en el Instituto de artes de Filadelfia. Ha llevado su talento a campos como la actuación y las pláticas motivacionales.

“Si eres una modelo trans, debes ser la mas feroz en la pasarela. Debemos mostrarlo. Creo que las personas se están comenzando a dar cuenta, a decir ¡Guau, estás modelos son excepcionales! Somos más que capaces. Veo mucha esperanza en el futuro porque yo estuve en una generación en la que una o dos de nosotras apareció en televisión y el progreso era lento; ahora queda claro que va a funcionar.”

 

Benjamin Melzer

Modelo europeo cuya carrera va en pronto ascenso. Se convirtió en el primer hombre transgénero en aparecer en la portada de una revista deportiva para hombres, nada más y nada menos que la Men's Health en su versión alemana. El público lo eligió de entre varios participantes durante un concurso. Inició su transición a los 23 años de edad.

Proveniente de Dusseldorf, su familia: un padre severo y estricto, una madre gentil y frágil. Desde pequeño sabía que no era igual a otros niños, siempre sintió mayor inclinación por actitudes y actividades relacionadas típicamente a lo masculino. “Mi sueño es que colectivamente podamos remover el techo de cristal para los modelos transgénero dentro de la industria.”

 

Loiza Lamers

Esta joven modelo australiana, anteriormente peluquera, hizo historia el año pasado al ganar la edición del Next Top Model de Holanda por decisión del jurado. Se trata de la primera mujer transgénero en ganar una competencia de modelaje. Al comienzo de la competencia no reveló que había nacido hombre pero ante rumores dentro de la competencia finalmente lo compartió.

Desde pequeña se asumió como mujer y corrió con mucha suerte pues sólo recibió reacciones positivas desde el comienzo. “Los hombres y las mujeres transgénero son guerreros por naturaleza. Desde que nacimos hemos tenido que luchar por nuestro lugar en la sociedad. Cuando se trata de esta industria estamos dispuestos a ir un paso más allá y no tomar nada por sentado.”

Estos son sólo algunos ejemplos de las historias que cada día se multiplican en diversas ramas e industrias y que cuentan con maravillosas personas como sus protagonistas. No se trata de tolerar sino de comprender sus raíces, respetar su identidad y garantizar un lugar digno para todas las personas sin importar más nada.