*

X

Budismo y ciencia: un diálogo interdisciplinario entre científicos y contemplativos (VIDEOS)

Ciencia

Por: Pijamasurf - 12/22/2016

Un agasajo para la mente se llevó a cabo en India hace un par de días: The Emory Tibet Symposium, Bridging Buddhism & Science.

Del 18 de diciembre al 20 de diciembre se llevaron a cabo una serie de fascinantes diálogos en Mundgod, Karnataka, India, en los que científicos occidentales y contemplativos budistas (algunos geshes, el equivalente a doctores en filosofía) se encontraron para dialogar sobra la naturaleza de la mente, el origen del universo y en general sobre la condición humana. Bajo el nombre de The Emory Tibet Symposium, Bridging Buddhism & Science, las conferencias son realmente un banquete para el intelecto y pueden ser vistas en sus seis sesiones en el sitio de Live Stream (aquí hemos embebido tres de estas sesiones) (!los videos tienen autoplay, así que es necesario ponerles pausa!).

Al inaugurar el diálogo, el Dalái Lama pidió a los científicos que investigaran su teoría de que la fuente de la paz interna es la compasión, la generosidad, la calidez humana... En esto, señaló, las personas religiosas y las seculares se unen de manera no-sectaria, ya que todos buscan encontrar la fuente de la paz interna. Sin embargo, en esto la ciencia se encuentra con un escollo ya que se ha edificado de tal manera que está dirigida a entender la materia y el mundo externo, aunque es importante también estudiar la conciencia y las causas de la felicidad.

En la primera intervención, el profesor de filosofía y físico Michel Bitbol, citó a su colega Fransico Varela, quien había sugerido que descubrir el budismo sería un segundo Renacimiento en la historia cultural de Occidente (de la misma manera que el redescubrimiento de los textos griegos lo fue en el Renacimiento europeo). Bitbol explicó que la física cuántica puede entenderse desde una perspectiva similar a lo que en el budismo se llama pratityasamputpada, surgimiento dependiente, y que incluso las partículas subatómicas pueden considerarse como arco iris (el ejemplo predilecto de la filosofía budista para explicar la vacuidad y la coemergencia o interdependencia de todos los fenómenos), ya que surge sólo relacionalmente, de la confluencia de sol, agua y una perspectiva particular.

Realmente los diálogos no tienen desperdicio y son una digna manifestación del espíritu tradicional de debate que existía en las universidades budistas, desde Nalanda hasta los monasterios del Tíbet y hasta la fecha. Y es que el budismo y la ciencia, además de haber realizado algunas observaciones similares sobre la naturaleza de la realidad, comparten una primera importancia en los datos empíricos --se ha dicho que el Buda desarrolló una ciencia interna o una ciencia de la mente, si bien esto para muchos científicos es reducible a mera psicología, o actualmente a algo así como fitness de la mente. Por supuesto, la gran diferencia entre el budismo y la ciencia materialista, es que para el budismo la conciencia es primordial y la mente existe desde siempre, siendo la materia un producto de la conciencia, que surge justamente como un límite por la ignorancia de su propia naturaleza limitada. 

 

 

 

 

¿Qué ves aquí? Estas son las imágenes originales del test de Rorschach de 1921

Ciencia

Por: PijamaSurf - 12/22/2016

Un breve recorrido por el trabajo del psicólogo y psiquiatra suizo, creador de uno de los cuestionarios psicológicos más famosos

via GIPHY

 

El pequeño Hermann Rorschach jamás imaginó que su temprana afición por las klecksografías –manchas con proporciones simétricas que se forman al doblar un papel con gotas de tinta– lo llevaría a formar parte esencial de la historia de la psicología moderna, pese a su temprana muerte a los 37 años.

En la escuela se ganó el apodo de Klecks, en suizo "tinta", debido a su fijación por las ilustraciones obtenidas con el método inventado por el poeta y médico alemán Justinus Kerner. Su padre, un maestro de arte, lo animaba a que se expresara. Esto explica sus inclinaciones artísticas, mismas que no abandonaría incluso después de comenzar su carrera como médico.

Cualquier parecido con Brad Pitt es mera coincidencia.

Igual que otros psicólogos como Carl Jung, que utilizaba la asociación de palabras, o Alfred Binet y Szyman Hets, que también usaron las manchas de tinta para medir la imaginación o explorar las fantasías de sus pacientes, Rorscharch creó en 1921 un test basado en la interpretación de manchas de tinta para detectar la esquizofrenia.

El test se basa principalmente en la apofenia, es decir, la tendencia humana de ver patrones y significados ocultos en información aleatoria e insignificante.

Este test no sería ampliamente utilizado hasta que Samuel Beck y Bruno Klopfer lo adaptaron, en la década de los 30, para usarlo como método de evaluación de la personalidad. Desde entonces, miles de psicólogos utilizan la prueba para analizar las áreas de tinta en donde se concentran sus pacientes y el tipo de asociaciones que hacen con las figuras para comprender un poco más sobre ellos.

Lo irónico es que el propio Rorschach se mostraba escéptico sobre la efectividad de la pueba para evaluar la personalidad de los individuos. Abajo te mostramos las imágenes originales de su test, ¿qué ves en las manchas?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cabe destacar que esta prueba ya no cuenta con reconocimiento o validez clínicos frente a gran parte de la comunidad psicológica. Si alcanzaste a ver cosas perturbadoras y actos innombrables puede que no sea ni tan raro ni tan malo.