*

X

Superluna del 14 de noviembre, la más grande en 70 años

Ciencia

Por: Pijamasurf - 11/02/2016

La luna más grande en 70 años podrá observarse este lunes 14 de noviembre

Desde hace unos pocos años se ha empezado a popularizar el concepto de superluna, una manera atractiva de describir a las lunas llenas que aparenten ser más grandes durante el año. Y este 14 de noviembre del 2016 tendremos la más grande en los últimos 70 años y la más grande hasta el 2034, así que debe de ser un buen espectáculo. La luna llena, en la constelación de Tauro, podrá verse hasta 14% más grande y 30% más brillante.

La variación aparente del tamaño de la Luna se debe a su órbita elíptica, la cual hace que uno de sus lados --llamado perigeo-- se acerque más que su otro lado --llamado apogeo. La luna llena ocurre cuando la Luna aparenta estar en oposición al Sol. 

Las superlunas en realidad no son nada raras, una ocurrió el pasado 16 de octubre y otra más sucederá el siguiente 14 de diciembre. Lo notable de esta ocasión es que la luna llena ocurre tan sólo 2 horas después del perigeo, convirtiéndola en una notable fiesta para el deleite visual astronómico. 

El enorme tamaño de las superlunas puede ser incluso magnificado cuando se observan cerca del horizonte, lo que crea una ilusión óptica de mayor tamaño.

Esperemos que este 14 de noviembre se pueda gozar de un cielo despejado en las diferentes ciudades del mundo para poder observar a la Luna, siempre la más bella.

Mezclar alcohol y cafeína puede modificar tu cerebro (y predisponerte al uso de cocaína)

Ciencia

Por: - 11/02/2016

Ingerir frecuentemente alcohol mezclado con cafeína, como en cocteles y bebidas energetizantes, puede producir cambios muy peligrosos en los cerebros adolescentes

Durante la adolescencia a menudo hacemos cosas impertinentes sin pensar en las consecuencias para nuestra salud a largo plazo. Un estudio de la Universidad Purdue ha llamado la atención sobre la manera en que mezclar bebidas alcohólicas con cafeína puede tener efectos duraderos en el desarrollo neuronal de los jóvenes, incluso haciéndolos más susceptibles de engancharse en drogas fuertes, como la cocaína. Esta mezcla es hasta cierto punto común como estimulante y como coctel recreativo, cuando combinamos bebidas como whisky o vodka con bebidas energetizantes altas en cafeína.

Según Richard van Rijn, profesor de química medicinal y farmacología molecular en la mencionada universidad, parece ser que mezclar alcohol y café (o bebidas energizantes con alto grado de cafeína) puede afectar a los adolescentes “provocando cambios en su comportamiento así como en la neuroquímica de sus cerebros.”

El problema no es tanto el consumo de cafeína o alcohol en sí mismos, sino la mezcla. En un estudio se les administró alcohol con cafeína a ratones adolescentes, lo que aumentó su actividad, incluso aún más que si les hubiera dado cocaína. Un efecto secundario de esto es que cuando el cerebro madura, los centros de recompensa se encuentran sobreestimulados, por lo que si consumen cocaína, requieren dosis más altas para sentir los efectos, lo que puede desencadenar una fuerte adicción.

"Los ratones que habían sido expuestos al alcohol y la cafeína quedaron un tanto insensibles a los efectos de recompensa de la cocaína en la adultez.” Y es que después de ese coctel durante la adolescencia, los ratones “no encontraban placentera la cocaína. A menudo debían usar más cocaína para obtener el mismo efecto.

El estudio fue elaborado para investigar los efectos de sustancias psicoestimulatorias en los cerebros adolescentes, tanto legales como ilegales, al igual que medicamentos de prescripción, como el Ritalin. 

El estudio también comprobó que la sacarina (un endulzante artificial) producía efectos parecidos que la mezcla alcohol + cafeína, modificando la estructura química del cerebro. La conclusión es que en los ratones, “sus cerebros han cambiado de tal modo que tienen mayores probabilidades de abusar de sustancias naturales o placenteras de adultos.”