*

X
El servicio de streaming más popular de Internet realizó un estudio para conocer las redes en donde mejor circulan sus contenidos

En los últimos años la calidad del servicio de Internet se ha vuelto fundamental para disfrutar de este servicio en todas sus posibilidades. Si hace unas décadas parecía bastarnos una velocidad más bien baja, ahora la sofisticación de los contenidos que se ofrecen en la Red exige también la mejor velocidad de transferencia de datos, estabilidad y otras cualidades básicas para la mejor experiencia digital.

Por ello, Netflix realiza mes con mes un estudio para clasificar a los mejores proveedores de Internet en los distintos países donde tiene presencia. Como sabemos, Netflix destaca por ofrecer streaming de películas, documentales y series de televisión o de realización original, por lo cual una buena conexión es imprescindible para el acceso a estos contenidos.

En este ranking y por segundo mes consecutivo, la empresa izzi se colocó como el segundo mejor proveedor de Internet en México. Asimismo, dentro de las 10 mejores se encuentran cuatro de las cinco marcas que integran izzi telecom.

¿Qué significa esto? En términos cotidianos y en relación con aquello que hacemos cuando abrimos Netflix, un mejor rendimiento en la conexión en determinados horarios, mejor calidad de imagen, tiempo de inicio más rápido y una cantidad menor de interrupciones.

Este es, sin duda, un buen dato para saber qué proveedor de Internet contratar… o a cuál cambiarnos.

El chatbot Tay de Microsoft es un buen ejemplo de lo que puede pasar cuando un bot es liberado en la selva digital

Microsoft, Facebook y otras compañías están apostando fuertemente por los chatbots, algoritmos que conversan y aprenden de sus conversaciones y los cuales podrían reemplazar a humanos para dar ciertos servicios, desde asistencia técnica, hasta terapia. Pese a ambiciosas proyecciones, estos bots siguen teniendo sus problemas en la vida real. 

Hace unos meses, Microsoft lanzó un chatbot que estaba programado para conversar como si fuera un millennial en Twitter, específicamente una chica adolescente. Pero poco después de empezar a interactuar en Twitter, el bot, llamado Tay, empezó a comportarse como neonazi y a publicar comentarios poco menos que desastrosos para la compañía de software. 

Tay debía de imitar a personas de 18 a 24 años, pero algunos usuarios del foro de hacktivistas y pranksters 4chan subvirtieron al chatbot y lo llevaron a lugares oscuros (que son parte también de la Red). En sólo 16 horas en línea Tay tuiteó frases como "Odio a las malditas feministas, ojalá se pudran en el infierno" o "Hitler no hizo nada malo". Entre otras cosas, el chatbot negó el holocausto, acusó a George W. Bush de los atentados del 11S e insultó a diversos usuarios. 

Según Jo Allison, de Canvas8, los chatbots o programas IA "tienen gran potencial pero siempre y cuando logren entender el lenguaje contextualmente. Y aprendan a no dejarse engañar y promover el genocidio". Más allá de que tenemos bots que empiezan a escribir poesía, a dar consejos de vida y demás, aún son demasiado inocentes o ingenuos en lo que concierne a decodificar las sutilezas y los dobles sentidos del lenguaje humano.