*

X

¿Qué es lo mejor que puedes hacer por una persona con depresión? Estar ahí para cuando llegue a la otra orilla

Salud

Por: pijamasurf - 11/09/2016

Estas palabras de Stephen Fry son una gran respuesta a quienes se preguntan cómo actuar frente a una persona que se encuentra en depresión

En los últimos años la depresión ha sido una de las enfermedades mentales más comunes entre la población general. Para muchos es como una tristeza, pero quienes la padecen aseguran que es más que esto, pues se vive como un malestar tan desmesurado que parece abarcarlo y consumirlo todo, como si fuera imposible escapar de él.

La humanidad ha conocido antes ese estado, que en otras épocas ha sido llamado acedia, melancolía y quizá bajo algún otro nombre, y que también en esos casos ha tenido como rasgo común la paralización del ánimo, como si no se pudiera hacer otra cosa más que sufrir.

Más allá de las explicaciones y tratamientos en torno a la depresión, una de las preguntas más constantes que surgen cuando se le encara es cómo actuar frente a una persona que se encuentra en un momento de su vida dominado por dicho mal.

Quizá la primera respuesta sea “querer ayudar”, también es común consolar, dar ánimo, en algunos casos preguntar a la persona por qué se siente así, y quizá algunas otras cosas, en muchos casos bajo la premisa de que la depresión es un estado de ánimo que, como la tristeza a la que tanto se le parece, se soluciona con un abrazo y una plática.

Y quizá sí, pero antes la persona que se entristece patológicamente tiene que pasar por otras cosas, tiene que andar su propio camino, salir por sus propios medios del pantano.

Y justo por eso compartimos esta cita de Stephen Fry, actor, comediante y presentador inglés que por varios años vivió una intensa depresión. Quien conozca la labor de Fry pero no este detalle biográfico quizá se sorprenda al intentar compaginar ambos, pues se trata de un hombre sumamente ingenioso, culto e incluso exitoso. ¿Cómo podría alguien así caer en depresión? Sin embargo, sucede, porque la depresión no tiene que ver con ninguno de esos rasgos. Pero no menos cierto es que por eso mismo Fry tiene un entendimiento sensible e interesante del malestar. Dice el actor:

Si conoces a alguien que está deprimido, por favor hazte el propósito de nunca preguntarle por qué. La depresión no es una respuesta directa a una situación adversa. La depresión es más bien como el clima. Intenta entender la oscuridad, el letargo, la desesperanza y la soledad por la cual atraviesa. Procura estar ahí para cuando esa persona llegue al otro lado.

Es difícil ser amigo de alguien que está deprimido, pero es uno de los actos más generosos y más nobles que puedes hacer.

¿Qué te parece? ¿Coincides con Stephen Fry? No dejes de compartirnos tu opinión en la sección de comentarios de esta nota.

 

También en Pijama Surf: El amor siempre está ahí, incluso en medio de la depresión (Tchaikovsky sobre la tristeza)​

 

Imagen principal: Ilya Kazakov

La historia del viajero y amante de la tecnología que compartió esta valiosa información con todos los usuarios.

Podría sonar a un típico anuncio engañoso de internet pero esto es posible. Desde hace algunos años el ingeniero en sistemas, Anil Polat, ha viajado alrededor del mundo, visitando lugares como Moldova, Yemen, Estados Unidos o Islandia. Sus constantes travesías por aeropuertos internacionales y su relación cercana con la tecnología lo inspiraron para comenzar a recolectar algunas de las claves de las redes inalámbricas, tan útiles para todos, en especial para quienes trabajan a distancia como él mismo.

Ante la incertidumbre que provoca llegar a un lugar completamente nuevo, con reglas o pautas diferentes y barreras lingüísticas que dificultan la comunicación, tener acceso a internet puede ser crucial. ¿Cómo saber si el lugar al que llegaremos tiene o no una red abierta o exclusiva para las zonas VIP? Esta dificultad inspiró a Polat para desarrollar una base de datos en la que comenzó a reunir poco a poco algunas de las contraseñas de los aeropuertos principales del mundo.

 

Y aunque ha viajado a más de 70 países, los recursos de un solo viajero siempre llegarán a su límite por lo que pidió a sus lectores, otros viajeros y usuarios de aeropuertos, que le hicieran llegar nombres y claves de acceso de los aeropuertos que visitarán. Rápidamente la información se multiplicó., Anil continuó su camino y realizó una capa en Google Maps desde la que se puede ver la ubicación de cada aeropuerto y con un simple click se accede al nombre y clave de su wi-fi.

Fue tal el éxito y la atención que captó que decidió desarrollar una simple pero poderosa aplicación para tener a la mano las contraseñas de wi-fi de los aeropuertos de todo el mundo.