*

X

Este mapa del placer femenino es una metáfora del sexo como exploración permanente (ILUSTRACIÓN)

Salud

Por: pijamasurf - 11/15/2016

Esta ilustración de Curt Montgomery, artífice del proyecto "Regards Coupables", nos invita a mirar el sexo como una exploración permanente y vivificadora de la existencia

El sexo es sencillo, pero el placer sexual puede tener ciertas complicaciones. Como humanos que somos, nuestra naturaleza es doble: por un lado tenemos nuestros impulsos, aquello biológico con lo que nacemos, pero quizá aún más importante es la cultura que se impone a eso y que desde cierta perspectiva es incluso una especie de segundo código genético que guía nuestras acciones, en prácticamente todos los aspectos –y el sexo no es la excepción.

En esa dualidad nace a veces la dificultad. Como sabemos la cultura también tiene su lado oscuro, sus intenciones represivas, su voluntad de censura, todo lo cual se ha enfocado especialmente en lo sexual.

La imagen que ahora compartimos es obra del ilustrador Curt Montgomery, mejor conocido por su proyecto Regards Coupables, que cuenta con una importante audiencia en Internet. Como rasgo distintivo cabe mencionar que las imágenes de Montgomery son usualmente minimalistas, pero no por ello menos elocuentes.

Sin embargo, al hablar sobre ella no pretendemos que sea tomada al pie de la letra, como una representación cartográfica del cuerpo femenino y las acciones que supuestamente se deben emprender para suscitar su placer.

Mejor sería considerar la ilustración como una metáfora de aquello a lo que invitan los mapas: a explorar. Quizá esta imagen nos sugiere que el sexo y el placer eróticos son ante todo y siempre una labor de exploración, una tarea constante y acaso tan inagotable como la energía sexual misma, como el deseo que nos mantiene enamorados de la vida en sí, vivificados.

Escuchar esta canción reducirá tu ansiedad en un 65% (AUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 11/15/2016

Neurocientíficos comprueban que unos cuantos minutos de esta canción inducen estados profundos de relajación

La ansiedad presume hoy de ser casi omnipresente entre las personas, al menos entre las que vivimos en grandes ciudades, hiperconectados a las redes y con un estilo de vida regido por el consumo, el trabajo y/o el entretenimiento. Esta condición, el vivir ansiosos, se ha transformado en una especie de prisión que arroja tristes consecuencias para nuestra salud física y mental. Tal vez por eso se ha masificado la búsqueda de herramientas o recursos que nos permitan matizar la ansiedad y así vivir mucho mejor de lo que vivimos. 

Por otro lado, desde hace siglos, la música se convirtió en uno de los mejores acompañantes del ser humano, un estímulo hermoso con el que puede aderezar su camino y a la vez un catalizador de estados de ánimo: recordemos que la música puede ayudarnos a superar la tristeza o sumegirnos en ella, a tranquilizarnos o activarnos, a incentivar la creatividad o incluso a sanar enfermedades con mayor rapidez. Y en este sentido no debiera sorprendernos que dentro del contexto actual, con la ansiedad como una de las deidades contemporáneas, existan piezas musicales que puedan contribuir significativamente a combatirla. 

Un equipo de investigadores de Minlab International se propuso encontrar las piezas musicales que más ayudan contra la ansiedad. Entre las obras que reunieron y analizaron con voluntarios, los neurocientíficos encontraron una en particular que demostró resultados espectaculares. De hecho, comprobaron que escucharla redujo en promedio en un 65% los niveles de ansiedad de las personas.

Los efectos calmantes de esta pieza, compuesta por Marconi Union, son más sorprendentes si se considera que el trío británico la compuso, o mejor dicho diseñó, explícitamente para lograr tales resultados. De hecho "Weightless" (cuyo elegante video puedes ver aquí) fue nombrada hace un par de años como la "canción más relajante jamás compuesta".

En todo caso te recomendamos que la tengas cerca de ti y que pruebes escucharla en esos momentos de mucha ansiedad, estrés o insomnio, que lamentablemente son cada vez más frecuentes. Los resultados son de verdad sorprendentes: sólo cierra los ojos, concéntrate en los sonidos y goza la ingravidez que este track provee.