*

X

¿Qué es la teoría de Gaia y por qué el planeta Tierra puede considerarse un superorganismo vivo?

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/11/2016

No somos formas de vida habitando un planeta: el planeta mismo es vida, y esto puede probarse científicamente

En los años 60 del siglo pasado, el científico atmosférico James Lovelock llevó a cabo un estudio para la NASA, el cual pretendía detectar vida en Marte. Comparando las atmósferas de Venus, la Tierra y Marte, Lovelock concluyó que la presencia de vida en un planeta afecta la composición química de la atmósfera. Marte y Venus no tienen vida debido a que sus atmósferas contienen más de 95% de dióxido de carbono y apenas rastros de oxígeno, mientras que nuestro planeta contiene 21% de oxígeno con algunas trazas de CO2.

Con el desarrollo de este estudio, Lovelock realizó modelos computacionales que prueban que sin la presencia de vida en la Tierra, la temperatura subiría tanto que el planeta sería inhabitable. A partir de esta correlación entre la vida y la atmósfera, Lovelock propuso la “teoría Gaia”, la Tierra como un superorganismo dependiente.

En palabras de la bióloga Lynn Margulis, “la vida no existe sobre la superficie de la Tierra, sino que es la superficie de la Tierra… La Tierra no es un pedazo de roca de tamaño planetario habitado por vida, así como tu cuerpo no es un esqueleto infestado de células.”

La teoría Gaia también puede entenderse como un proceso de coevolución capaz de revolucionar la tradicional teoría darwiniana de que la vida se adapta pasivamente a los cambios del medio ambiente; para Lovelock y sus seguidores, la presencia de vida crea poco a poco las condiciones del medio.

Para entender esto hay que remontarnos algunos miles de millones de años al pasado, cuando la atmósfera terrestre estaba compuesta casi en su totalidad de CO2, como las de Marte y Venus. Cuando aparecieron las primeras bacterias y comenzaron el proceso de fotosíntesis, el dióxido de carbono se volvió su alimento primordial, por lo que, como consecuencia, la vida se extendió y los niveles de CO2 bajaron al igual que la temperatura. 

Este proceso dio origen a algo conocido como “holocausto del oxígeno”, hace unos dos mil millones de años, cuando se acumuló demasiado oxígeno como resultado de la metabolización de CO2. Este oxígeno era tóxico para las bacterias primordiales, por lo que nuevas variaciones tuvieron que surgir, que pudieran a su vez alimentarse del oxígeno. Esto demuestra claramente la teoría de Lovelock, donde “la evolución de las especies y la evolución de su medio ambiente ocurren a la par como un único e inseparable proceso.”

En la alquimia del mundo, el planeta y los seres vivos no pueden cambiar sin afectarse mutuamente: la vida crea sus propias condiciones autopoiéticas de emergencia, y este aparentemente estable proceso en el cual aparecieron los seres humanos nos permite comprender un poco mejor que eso que a veces se llama “el milagro de la vida” no es una aparición azarosa, sino el resultado de condiciones muy concretas e históricamente verificables.

 

 

La "luna negra" es sólo la segunda luna nueva del mes (y en muchos lados ni siquiera)

Ciencia

Por: Pijamasurf - 10/11/2016

Hoy tendremos la segunda luna nueva del mes en América, en la mayor parte del mundo la llamada "luna negra" no ocurrirá este mes

Se ha generado mucha expectativa –entre lo que podemos llamar algo así como astronomía esotérica o astronomía new age– sobre la luna negra de este 30 de septiembre. El evento ha sido promovido como una especie de gemelo maligno de la famosa luna azul (la segunda luna llena de un mes), pero poco tiene de apocalíptico o funesto, al contrario. 

La luna negra no es más que la segunda luna nueva del mes calendárico, en este caso ocurrirá a las 7:11 pm de la Ciudad de México del 30 de septiembre, o a la 1:11 am del 1° de octubre, tiempo universal. Debido a que este fenómeno depende de un calendario como el gregoriano, el cual no tiene una estructura armónicamente ligada al ciclo de la naturaleza en su ordenamiento de los diferentes meses, este fenómeno de la luna negra es mayormente arbitrario y no tiene ninguna connotación sagrada para culturas tradicionales. Algunas versiones recientes de cultos paganos, como los Wicca, parece que celebran o guardan cierta conducta preventiva en estas "lunas negras", sin embargo, sería extender la liga pensar que existe una tradición profunda que celebra esta fecha. Dicho eso, las lunas nuevas en sí mismas son claramente momentos celebrados por culturas en todas partes del mundo y cada luna tiene cierta particularidad astrológica y también ligada a las diferentes etapas de un proceso de agricultura (la pasada luna fue la luna de la cosecha, por ejemplo).

National Geographic ha salido al quite, restándole importancia a esta fecha, ya que para la mayoría de la humanidad ni siquiera habrá luna negra: será una luna negra occidental. Además el evento no tiene ningún fenómeno que apreciarse en el cielo, evidentemente, ya que la luna es nueva. Sin embargo, esto puede ser lo interesante, y por lo cual se llama "negra". No hay luna pero está naciendo y empezando a crecer en la ilusión de su transformación en relación a la Tierra.

Es este "nacimiento" de la luna lo que históricamente ha vinculado este momento con la siembra, algo que diferentes agricultores a través de la historia han constatado. De manera natural, la luz de la luna significa energía para la Tierra y entonces el creciente culmina en la germinación del plenilunio. En otras palabras, este es el momento que la magia y la agricultura tradicionalmente han marcado para iniciar un ciclo prósperamente. Esto se ve potenciado por el hecho de que la luna nueva ocurre siempre en conjunción con el Sol (en este caso en Libra) lo cual es considerado un evento que aumenta o cataliza la energía de los dos astros. 

Para los que les irrita que se crea todo una procesión new age de anticipación sobre eventos como éste, hay que decirles que esperen en octubre una nueva fiebre de la luna negra, ya que algunos países asiáticos y Australia y Nueva Zelanda vivirán una luna negra verdaderamente espeluznante en la noche de halloween.