*

X

Fotos de Goa en los 70 y 80, el paraíso hippie de la India donde se originó el psytrance

Psiconáutica

Por: Pijamasurf - 10/16/2016

Una nostálgica mirada a la cuna de la cultura de las fiestas de electrónica psicodélica, una mezcla de exotismo espiritual de la India con una búsqueda hippie del paraíso

De regreso a la época mágica de Goa, una antigua colonia portuguesa en el suroeste de la India, que se convirtió en el destino favorito de hippies, freaks y exploradores de la conciencia psicodélica y religiosa. Antes de que nacieran lo que hoy llamamos raves o fiestas de psytrance a finales de los ochenta, se celebraban fiestas en los días de luna llena en la legendaria playa de Anjuna, en Goa. Estas memorables jornadas con un sonido de rock and roll y fusiones de música local evolucionaron a los sonidos electrónicos del goapsytrance de la mano de pioneros como Goa Gill, Nick Doof, Martin Freelan, Simon Posford y otros. 

Según Graham St. John, el principal historiador del género, el goa combinó el deseo de trascender con el deseo de transgredir, en un espacio liminal que sería configurado como el goa y luego el psytrance. El sonido de goa se alimentó inicialmente de expatriados que llevaban cassettes y DATs con los primeros sonidos de música electrónica, entre ellos Kraftwerk, y que tocaban en estas legendarias fiestas. Surgió entonces Goa Gill, un DJ sadhu quien era capaz de tocar sets de más de diez horas, cuyo fin era crear la atmósfera para tener experiencias místicas alimentadas por el consumo de sustancias psicodélicas. 

En la primera imagen pueden ver al legendario veterano Goa Gill, quien algunos consideran el padre espiritual del rave psicodélico. (MÁS FOTOS EN TRANCENTRAL).

Ahora un video de las fiestas de Goa, un prototipo de lo que serían después las fiestas de luna llena que introducirían la electrónica como una tecnología del éxtasis:

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos bongs de robots extraterrestres llegan a costar hasta 300 mil dólares

Psiconáutica

Por: Pijamasurf - 10/16/2016

Los bongs también son cooptados por el mercado del arte que ha fumado mucho verde y ahora se elevan a piezas para coleccionistas

Estas figuras están dirigidas a excéntricos coleccionistas de arte de cristal soplado o millonarios aficionados a sustancias psicodélicas, que pueden pagarse "pipazos" en bongs de miles de dólares para condimentar sus experiencias. El siguiente "bong-escultura" de un robot extraterrestre que amamanta a dos tiburones alcanza los 300 mil dólares, probablemente el más caro del mundo.

 

La galería Grey Space Art de Nueva York es la responsable subvertir el mercado de los bongs, los cuales estaban contentos priorizando la función sobre la forma. Recientemente en esta galería se llevó a cabo una expo con bongs y pipas de cristal que oscilaban entre los 20 mil y los 300 mil dólares. Esta galería se precia de "elevar el mercado del arte emergente", coqueteando con una broma y un millón de dólares al mismo tiempo. Al parecer, una combinación de las dos grandes burbujas, la creciente economía de la cannabis y el arte que se ha convertido más en marketing que en creación estética. El siguiente bong metralleta cuesta 60 mil dólares.

Y este invasor extraterrestre alcanza los 30 mil dólares: