*

X

Estudio muestra que contaminación de la Ciudad de México produce daño cerebral

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 10/01/2016

Un preocupante estudio mostró que mexicanos expuestos a altos niveles de contaminación vehicular tienen los mismos niveles de minerales tóxicos en el cerebro que personas con enfermedades neurodegenerativas

La Ciudad de México este año presentó altos niveles de contaminación, en un complejo problema que tiene que ver entre otras cosas con el exceso de vehículos y también, según se ha sugerido, con el uso de gasolina importada, más barata, que no cumple con los estándares ecológicos que se tienen en otros países.

Los efectos de la combinación han sido estudiados sobre todo en relación con enfermedades circulatorias y respiratorias, pero un nuevo estudio arroja una luz roja sobre los efectos que tiene la contaminación urbana en el cerebro.

Investigadores de la Universidad de Lancaster encontraron pequeñas partículas que se desprenden de los gases de escape de la combustión que pueden llegar hasta el cerebro cuando se respiran. Estas nanopartículas de un mineral llamado magentita pueden causar daños cerebrales y contribuir a que se presenten enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. 

Según informa la BBC, el estudio analizó el tejido cerebral de 37 personas, 29 de las cuales habían vivido y muerto en la Ciudad de México en una zona notablemente contaminada. Los resultados de estos análisis se compararon con ocho personas de Manchester, de entre 62 a 92 años, que tenían enfermedades neurodegenerativas de diversos grados. Los resultados, calificados como "impactantes" por los científicos, mostraron altos niveles de magnetita en las personas de Manchester y de la Ciudad de México, siendo un mexicano de 32 años, que había muerto en un accidente automovilístico, el que tenía niveles más altos. 

Según la profesora Barbara Maher:

Cuando estudiamos el tejido vimos las partículas distribuidas entre las células y cuando hicimos una extracción de la magnetita había millones de partículas, millones en un solo gramo de tejido cerebral. Esas son millones de oportunidades para causar daños.

La investigadora recomienda evitar caminar por calles muy transitadas o al menos alejarse del borde del andén. También evitar los escapes de los vehículos, por ejemplo, no caminar a contrasentido en una calle inclinada, lo cual genera una cascada de gases con nanopartículas tóxicas. 

 

Científicos descubren que las telarañas son complejos instrumentos de vibraciones musicales

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 10/01/2016

La arquitectura es música congelada y las arañas tejen un instrumento musical para vivir en una casa de vibraciones que es una sofisticada red de información

Esto es realmente fascinante, las arañas no sólo tejen sus telarañas como instrumentos para transmitir todo tipo de información a través de las vibraciones que se emiten en las telas, sino que usan esta especie de tensión musical para ver y navegar en un oscuro mundo.

Científicos de Oxford habían revelado hace dos años que cuando se hacen vibrar las telarañas, como si fueran cuerdas de guitarra, transmiten vibraciones a un amplio rango de frecuencias, las cuales comunican información sobre presas, parejas e incluso la integridad de la estructura de la telaraña –una arquitectura sutil de vibraciones es lo que soporta su mundo–. Y esta semana se ha publicado el seguimiento a este trabajo, en el que se informa sobre el descubrimiento de que las telarañas son instrumentos minuciosamente afinados para la transmisión de vibraciones, y que el tipo de información que se transmite puede ser controlado por ajustes en la tensión y dureza de la seda de sus telas. 

El boletín de prensa de la Universidad de Oxford señala:

Las arañas que habitan en telarañas tienen una vista muy pobre y dependen casi exclusivamente en las vibraciones de sus redes para "ver" el mundo. Los patrones musicales que emergen de sus telarañas afinadas les proveen información crucial sobre el tipo de presa que han atrapado, los predadores que se acercan, así como las cualidades de sus posibles parejas. Las arañas cuidadosamente ingenian sus telarañas de un rango amplio de sedas para controlar su arquitectura, tensión y dureza, análogo a construir y afinar un instrumento musical. 

Así que en cierta forma podemos concluir que las telarañas son realmente instrumentos musicales, que las arañas viven en una casa de vibraciones y hasta probar la famosa frase atribuida a Goethe de que "la arquitectura es música congelada" o incluso aquella de Pitágoras: "hay geometría en el zumbido de las cuerdas, hay música en el espaciado de las esferas”.

Los científicos lograron hacer estas mediciones utilizando rayos láser de alto poder con los que midieron las pequeñas vibraciones que emiten las telarañas. La Dra. Beth Mortimer dijo que "las telarañas en forma de orbes [de la araña Araneus diadematus] son estructuras multifuncionales, en las que tanto la transmisión de vibraciones como la captura de la presa son importantes". Los investigadores creen que esta tecnología arácnida podría enseñarnos algo sobre lo que llaman "visión virtual".

Hace algunos años se realizaron unos experimentos en los que se dosificó a arañas con diferentes drogas, entre ellas LSD, para observar cómo esto modificaba la arquitectura de sus telarañas. Esto nos lleva a formular una pregunta quizás un poco absurda, pero que suena interesante: ¿A qué suena una telaraña construida por una araña en LSD?