*

X

Este alemán tiene hoy una de las propuestas más interesantes de música electrónica, ¿lo conoces?

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/06/2016

En las últimas dos décadas Jan Jelinek se ha distinguido por imprimir una fina versatilidad a la escena mundial de la electrónica

En la actualidad la escena electrónica está repleta de propuestas, estilos, subestilos y demás. Esto se debe a las facilidades que ha brindado la tecnología para crear música electrónica y también a una cierta condición aspiracional que impone, sobretodo entre los jóvenes, la posibilidad de ser “músicos” o DJs.

Como resultado del anterior fenómeno la escena se ha enriquecido con incontables exponentes, pero también pareciera que, paradójicamente, se trata más que nunca de esfuerzo y suerte el poder discernir o detectar aquellas propuestas que realmente aportan al panorama. Por fortuna existen músicos (en toda la extensión de la palabra) como Jan Jelinek.

Desde su primer álbum firmado como tal, Loop-Finding-Jazz-Records (2001), este músico y productor alemán ha mantenido una constante y bastante activa exploración musical, lo cual le ha llevado a crear identidades paralelas para firmar propuestas diversas, así como asociarse a actos colectivos, por ejemplo el brillante trío de post-jazz australiano, Triosk.

Otra de las facetas más estimulantes de Jelinek es la que ha cultivado de la mano del japonés Masayoshi Fujita, con quien ha creado una intrigante simbiosis de sensaciones sonoras. De hecho, este dúo forma parte del lineup de la 13ra edición del Festival Internacional de Creatividad Digital Mutek.MX. Y si bien el menú será, como suele con este evento, bastante seductor, sin duda el acto de Masayoshi y Jelinek está entre lo más destacado.

Más info sobre Mutek.MX 2016 aquí  

 

¿Hemingway o Mr. Hyde? La psicología explica los 4 tipos de bebedores

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/06/2016

El consumo de alcohol puede modificar (o no) nuestra personalidad, sacando lo mejor o lo peor de nosotros

En una buena fiesta, el alcohol sirve como desinhibidor y agente de la celebración: el vino y la cerveza pueden abrir el apetito, y el whisky o el coñac pueden servir para cerrar con broche de oro. Sin embargo muchos se habrán dado cuenta de que el alcohol modifica a las personas, unas veces para bien y otras no tanto… ¿A qué se debe esto?

Investigadores de la Universidad de Missouri en Columbia publicaron un estudio en la revista Addiction Research & Theory, donde evaluaron los cambios de personalidad de 374 estudiantes durante el consumo de alcohol. El estudio los clasifica según cuatro populares personajes de la literatura y la cultura pop, y se pretende que sirva para diseñar mejores intervenciones en casos de alcoholismo, según los tipos de personalidad. Aquí te los presentamos:

Ernest Hemingway

Ernest Hemingway

Premio Nobel de Literatura y corresponsal de guerra, Hemingway se forjó una reputación de bebedor temible, que afirmaba poder “beber montones de whisky sin emborracharme”. Los bebedores “Hemingway” no muestran cambios notorios de personalidad entre la sobriedad y la borrachera, y se parecen al Sócrates descrito por Platón en el Banquete, que se levanta fresco de la mesa al amanecer mientras todos sus compañeros de fiesta roncan sonoramente.

 

Mary Poppins

Inmortalizada por July Andrews en la película de Disney de 1964, Mary Poppins es la representación de la niñera perfecta, de carácter afable y modales adecuados para cualquier ocasión. Los bebedores tipo Mary Poppins son aquellos a quienes el alcohol pone en un mood aún más alegre y festivo.
 
El profesor chiflado

Tal vez recuerdes la película donde Eddie Murphy trata de alterar químicamente su cuerpo y su mente; esto es exactamente lo que ocurre con los bebedores tipo profesor Chiflado, quienes después de unas copas dejan atrás sus inhibiciones y muestran un lado mucho más extrovertido y fuerte, aunque en la sobriedad su carácter tienda a la introversión.

 

Mr. Hyde

Mr. Hyde según el actor Fredric March

El novelista Robert Louis Stevenson publicó en 1886 El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, que es un referente socorrido para representar la doble —y a menudo antagónica— personalidad que habita en ciertas personas. Como podrán imaginarse, los bebedores tipo Mr. Hyde dejan salir su lado más salvaje, incluso irresponsable y hostil, cuando beben. 

¿Con qué tipo de bebedores te identificas más? Cuéntanos en los comentarios.