*

X

La increíble gracia y flexibilidad de esta yogui es una gran inspiración para los enfermos mentales

Salud

Por: Pijamasurf - 09/07/2016

Víctima de una violación y de un severo trauma que la acercó al suicido, Heidi Williams encontró un refugio en el yoga y ahora enseña a los demás a sanar mediante esta práctica espiritual

El yoga, según la definición el sabio indio Patanjali, es aquello elimina las oscilaciones mentales o, en otras palabras, lo que lleva la mente a la quietud y al equilibrio desde el cual puede profundizar en el autoconocimiento del ser. Heidi Williams de alguna manera está rindiendo tributo al espíritu del yoga desde un camino de compasión con sus imágenes y mensajes motivacionales que postea en Instagram, donde la siguen miles de personas.

El caso de Heidi es especialmente ejemplar para personas que sufren enfermedades mentales y condiciones traumáticas, ya que ella misma sufrió una severa depresión, ansiedad y un trastorno de estrés postraumático luego de que sufriera una violación. De manera aún más dramática casi perdió a su bebé de seis meses. Incluso llegó a pensar en el suicido, pero por suerte logró salir adelante, en gran medida por el yoga. "Fue en un lugar infernal de enfermedad mental en el que encontré el yoga y la gracia. El yoga me llevó de regresó a un lugar seguro. Un lugar de paz y autoaceptación", dijo esta valiente yogui. 

Después de recuperarse de este terrible incidente, revitalizada, se ha dedicado a ayudar a los demás. Principalmente, Williams imparte clases y talleres de yoga terapéutico para sanar en cuerpo y mente traumas y enfermedades mentales. Otra parte importante de su trabajo son sus publicaciones en las redes sociales, las cuales buscan inspirar con parajes maravillosos, posiciones desafiantes e inspiradores mensajes que salen directos del corazón. 

Checa el trabajo de Heidi en su cuenta de Instagram

 

 

 

Si no puedes percibir alguno de estos olores quizá te quede poco tiempo de vida

Salud

Por: pijamasurf - 09/07/2016

Investigadores de la Universidad de Chicago descubre que aquellos adultos incapaces de detectar ciertos aromas pueden correr un grave peligro

Estar atentos a nuestro cuerpo, "dialogar" con él permanentemente, es el mejor canal de diagnóstico que tenemos a nuestra disposición. A fin de cuentas buena parte de la salud preventiva reside en escuchar e interpretar los mensajes y señales que nuestro cuerpo y mente están continuamente emitiendo. Y a propósito de esto, investigadores de la Universidad de Chicago recién descubrieron que hay un indicador específico que podría traer malas noticias: la incapacidad de percibir ciertos aromas. 

Un amplió estudio monitoreó a lo largo de años a 2 mil personas adultas de entre 57 y 85 años. En algún punto los investigadores solicitaron a los participantes identificar distintos olores, incluidos hierbabuena, pescado, naranja, rosas y cuero. El 39% de las personas que denotaron un sentido del olfato más bajo no vivieron más de 5 años después de la prueba. 

Obviamente la incapacidad para percibir ciertos olores puede ser momentánea, sobre todo ligada a una gripa u otros males respiratorios pasajeros. Pero también, como apunta el profesor Jayant Pinto, quien encabezó el estudio, la pérdida del olfato "es un sistema de alerta temprana que revela un posible daño [...] Nuestros hallazgos podrían proveer un útil test clínico, una forma rápida y poco costosa de identificar qué pacientes están en mayor riesgo".