*

X

5 tipos de ejercicio y sus distintos efectos en el cerebro (INFOGRÁFICO)

AlterCultura

Por: Pijamasurf - 09/06/2016

¿Cómo afectan el cerebro hacer yoga, levantar pesas, aeróbics, etcétera?

El sitio Prevent Disease ha compilado una serie de estudios sobre cinco tipos distintos de ejercicio y cómo cada uno afecta diferentes regiones del cerebro. Teóricamente, realizar todos estos ejercicios abarcaría la mayor parte de las funciones cerebrales, proveyendo una excelente salud mental. Esto después de que hace algunas décadas neurocientíficos encontraran que el ejercicio no sólo ayuda al cuerpo, quizás su beneficio principal es que mantiene al cerebro sano y mejora el desempeño cognitivo. 

Levantar pesas tiene beneficios para la función ejecutiva del cerebro, ubicada en el córtex prefrontal. Esto se traduce en mejoras en el pensamiento complejo, en la solución de problemas, identificación de patrones y el razonamiento. 

Las rutinas de ejercicio (como hacer sprints, series de abdominales, sentadillas, etcétera) tienen su rango de afectación en el córtex prefrontal (igual que levantar pesas), en el lóbulo parietal y en el cerebelo. Presentan efectos positivos en la atención, en el procesamiento del espacio visual y también el cambiar de tareas sin perder la atención.

Los ejercicios de alta intensidad por intervalo afectan el hipotálamo y regulan el apetito y las adicciones; son especialmente valiosos para personas que tienen adicciones ya que producen descargas de dopamina que pueden sustituir algunas adicciones al menos temporalmente.

El ejercicio aeróbico tiene su campo de acción en el hipocampo y mejora especialmente la memoria. 

El yoga, afecta el lóbulo frontal, la ínsula (lo que permite integrar pensamientos y emociones, favorece un pensamiento holístico) y la amígdala, el también llamado cerebro reptiliano (aparentemente el efecto de relajación reduce el miedo y la ansiedad).

Brillante y comprometido, Nikola Tesla es un referente obligado de la innovación a favor de la humanidad

A lo largo de la historia han existido mentes privilegiadas que, en combinación con un genuino amor por la humanidad, dedicaron su vida a forjar beneficios para toda la especie, y lo lograron. Dentro de la figura del científico sensible, el genial inventor que pone su brillantez a servicio del bien común, quizá la figura por excelencia es Nikola Tesla –sin dejar de mencionar a otros, por ejemplo Buckminster Fuller–.

Acosado por gobiernos, estafado por socios que robaban sus patentes y siempre lejos de remunerar su genio, Tesla es considerado por muchos como el "más grande inventor de la historia". Pero más allá de su genialidad y facilidad para extender la realidad, con invenciones inimaginables y siempre útiles, lo que hizo que Tesla labrara su nombre y sus ideales en la memoria de la humanidad fue la amorosa responsabilidad con la que ejerció su talento.

A continuación algunas pinceladas de la filosofía de este hombre que, evidentemente, resultan ejemplares e inspiradoras para cualquiera que se tome el tiempo de leer sus letras y reflexionar en ellas:  

1. Si puedes imaginarlo, entonces puedes materializarlo.

Cuando me nace una idea entonces comienzo a construirla en mi imaginación. Cambio el armado, hago mejoras y opero el dispositivo por completo en mi mente. 

2. La vida es en esencia un misterio.

La vida es y será por siempre una ecuación imposible de resolver.

3. Todo está unido.

A través del libre acto y pensamiento, todos estamos unidos, como las estrellas en el firmamento, enlazados inseparablemente. Estos lazos no pueden verse pero sí sentirse. 

4. El dinero sólo tiene valor en la medida en que alimente el bienestar compartido.

El dinero no justifica el valor que le hemos adjudicado. Todo mi dinero lo he invertido en experimentos con los cuales he hecho nuevos descubrimientos que facilitarán un poco la vida de la humanidad. 

5. Las derrotas son tan importantes como las victorias.

           Nuestras virtudes y fracasos son inseparables, como fuerza y materia. Cuando se separan, el hombre no es más. 

6. Innovar no es socialmente cómodo.

Todo lo que hoy es grande en un pasado fue ridiculizado, condenado, combatido y oprimido –sólo para emerger más poderoso que nunca, y victorioso tras la lucha–.

7. El instinto como máxima brújula.

El instinto es algo que trasciende el conocimiento. Sin duda contamos con fibras más finas que nos permiten percibir las verdades cuando la deducción lógica, o cualquier otro esfuerzo del cerebro son inútiles.