*

X

¿Qué ocurre cuando te dejas de quejar 1 mes? Este estudio lo averiguó

Salud

Por: Pijamasurf - 08/22/2016

Un notable proyecto exhorta a no quejarse durante 30 días y así dejar de vivir con resentimiento

Algunas sociedades toman la queja como si fuera un deporte nacional, pero sólo quejarse sin hacer algo al respecto no suele conducir a ningún lado. Está en la misma definición de la palabra "queja", que denota dolor, sufrimiento o algo quebrado: quejarse es predisponerse a sufrir. 

Habiendo notado esta característica negativa de la queja Thierry Blancpain y Pieter Pelgrims organizaron el proyecto Complaint Restraint, el cual llama a dejar de quejarse durante todo el mes de febrero --el más corto, para que sea más fácil. Este par de amigos suizos notó, como era de esperarse, que las personas que participaron en esta prueba reportaron ser más felices y vivir una vida más positiva.  

El proyecto empieza con el compromiso de la persona interesada en dejar de quejarse y una vez que comienza el mes, el sitio le envía una serie de recordatorios amigables no demasiado frecuentes. La idea es que durante este mes los participantes dejen de irritarse por las cosas que no pueden cambiar, "el bebé del vecino que llora, el fin de semana lluvioso". Es decir, acontecimientos que al atrapar nuestro foco solamente nos hacen perder energía y, de hecho --si somos muy quejumbrosos y no tenemos control de nuestra mente, incluso nos pueden llevar a la enfermedad, como ha teorizado el doctor David Kessler en su libro Capture. Blancpain señala que quejarse de esto no es muy inteligente, ya que si tenemos lo básico para la existencia no tenemos verdadera razón para quejarnos. En esto coinciden los budistas que hablan de "la preciosa existencia humana" y diversas filosofías que mencionan la importancia de tomar responsabilidad de la propia existencia. 

La convocatoria lleva haciéndose ya 3 años, incrementando su quorum cada año. La iniciativa, como publica El País en esta nota, ha generado una serie de insights no sólo sobre los beneficios de no quejarse por las cosas que no podemos cambiar sino también sobre una forma de lidiar con la mente y controlar las emociones. 

Estudio explica diferencias cerebrales entre introvertidos y extrovertidos

Salud

Por: pijamasurf - 08/22/2016

Aunque la personalidad tiene mucho que ver, la diferencia radica en los objetos o situaciones que nos hacen reaccionar

Cada uno de nosotros puede identificar en sí mismo rasgos o tendencias hacia la introversión o la extroversión: ¿disfrutamos más la compañía de otras personas o, por el contrario, la presencia de otros nos afecta e incluso nos incomoda? 

Si bien es cierto que los individuos no podemos ser catalogados siempre ni de la misma manera dentro de uno u otro campo, la personalidad de cada uno parece inclinarse más hacia los hábitos solitarios y absorbentes o hacia la vida social y la participación colectiva, por lo que un grupo de investigadores decidieron echar un vistazo a lo que pasa dentro del cerebro de la gente, bajo la premisa de que la introversión/extroversión puede estar determinada por nuestro cerebro más que por nuestra personalidad.

Para el estudio se involucró a personas de distintas edades y personalidades para revisar sus electrocardiogramas cuando se les mostraban distintas imágenes. El parámetro de medida fue la actividad P3000, que ocurre en 300 milisegundos durante los cuales el cerebro percibe un cambio en su ambiente circundante y que equivale a decir que algo llama su atención. Resulta que los extrovertidos tuvieron una reacción de actividad P3000 cuando se les enseñaron fotos o imágenes de personas, y los introvertidos la mostraron cuando observaron imágenes de paisajes, lugares no habitados y objetos inanimados.

¿Quiere decir esto que los introvertidos odian a la gente? No necesariamente. Se trata solamente de lo que hace reaccionar al cerebro con más velocidad, una especie de inclinación inconsciente hacia la contemplación de objetos inanimados y a las tareas realizadas en solitario (para el caso de los introvertidos), o bien una tendencia a la excitabilidad al entrar en contacto con otros individuos y establecer diversos niveles de comunicación, para el caso de los extrovertidos.

De la misma manera, podemos entender que los introvertidos puedan apreciar mucho a la gente a su alrededor pero simplemente se sienten mejor cuando están absortos en tareas individuales o meticulosas, y los extrovertidos pueden no tener ningún problema en estar solos, sino que disfrutan más o se sienten más activos cuando están en contacto con otros. ¿Te convence esta diferencia entre ambos tipos de personalidad? Cuéntanos qué piensas en los comentarios.