*

X
En su nuevo documental, Werner Herzog explora los efectos de la tecnología y descubre la posibilidad de un "Tinder telepático"

El nuevo documental del incansable Werner Herzog, Lo and Behold: Reveries of the Connected World, trata sobre el Internet, la inteligencia artificial y en general sobre cómo la tecnología nos aliena. En relación con esto, Herzog había dicho: "aquellos que pasan demasiado tiempo en línea pierden el mundo".

Según cuenta The Guardian, una de las escenas muestra una máquina de resonancia magnética que puede básicamente leer los pensamientos de una persona sin importar el idioma en el que piensa. Los patrones de actividad cerebral eléctrica que escanea son cotejados con mapas de conceptos específicos. Esto permite saber, de manera un poco grosera aún, lo que una persona piensa --claro que se necesita estar conectado a un aparato.

Lo interesante es que estos aparatos cada vez son más precisos y cada vez más pequeños, por lo cual no es del todo lejano que puedan convertirse en gadgets de uso masivo. Próximamente nuestros smartphones podrán tener algo similar a unos audífonos que monitoreen nuestra actividad cerebral. Y si alguien nos convence de que nuestra vida será major si los utilizamos todo el tiempo y nos mantenemos conectados a Internet, pues ya tenemos la base de una red social telepática. Recordemos que la gran apuesta de Mark Zuckerberg al comprar una compañía como Oculus Rift, en su propias palabras, es crear un Facebook telepático, donde las personas puedan sentir virtualmente lo que sus amigos están sintiendo o pensando...

En el documental, al ver esta tecnología Herzog plantea una intrigante cuestión al neurocientífico Marcel Just: "¿Podrías detectar a una mujer con la que acabas de cruzar una mirada y la cual está apunto de enamorarse de ti?". A lo que Just contesta: "Esa sería la killer app". El insuperable tecnorapport: la privacidad abolida en función del posible encuentro amoroso fortuito. 

The Guardian concluye que "el prospecto de un Tinder telepático, en el que nuestros pensamientos no editados se estuvieran transmitiendo a nuestros posibles pretendientes es completamente aterrador y no muy lejano". 

Habrá que ver, pero lo que parece seguro es que si un Tinder telepático es bueno para el mercado, seguramente lo tendremos y nos convencerán que es lo mejor para nosotros: nuestros pensamientos desnudos serán lo que nos lleve a la cama --no sin antes abonar un par de dólares o alguna cantidad similar en datos para seguir alimentando a la inteligencia artificial en ciernes que vive de tu información como si fuera una mágica y algorítmica ubre. 

Las preguntas que la gente hizo a Google durante la votación por la salida del Reino Unido de la Unión Europea sugieren un alto grado de desconocimiento del #Brexit y sus implicaciones

Este viernes 24 de junio el mundo se encuentra en un estado de conmoción. Sin embargo, a diferencia de otros momentos, la causa es quizá menos inmediata o trágica y, más bien, por cierta idea de futuro que se tenía hasta ahora.

Luego de una votación sumamente cerrada (51.9% vs 48.1%), ciudadanos del Reino Unido determinaron la salida política del país de la Unión Europea, terminando así con poco más de 40 años de pertenencia a esta organización multinacional.

Entre las muchas aristas que esta situación tiene y otras que generará, una de cierto interés se encuentra en aquello que la gente buscó por medio de Google en el contexto de la votación.

El tema, decíamos, no es menor, porque como bien apunta Adrienne Lafrance en The Atlantic, en nuestra época los motores de búsqueda son una herramienta importante y acaso incluso imprescindible para encontrar sentido en el mundo. Sentido en un sentido práctico: para darnos el significado de algo que desconocemos.

Así, de acuerdo con Google, estas son las preguntas más frecuentes que la gente hizo al buscador, como si de un oráculo se tratara:

¿Estamos fuera o dentro de la UE?

¿Cuándo se unió el Reino Unido a la UE?

¿Qué es Brexit?

¿Qué va a pasar si la libra colapsa?

¿Qué implica salir de la UE?

¿Qué es la UE?

¿Qué países están en la UE?

¿Qué pasará ahora que salimos de la UE?

¿Cuántos países hay en la UE?

¿Quién reemplazará a David Cameron?

¿David Cameron renunció?

¿Por qué David Cameron convocó a un referéndum?

¿Por qué renunció David Cameron?

¿Qué edad tiene David Cameron?

Aquí en una síntesis:

 

Otra tendencia igualmente interesante fue la que Google registró respecto de la libra esterlina, un tema previsiblemente preocupante para el grueso de la población en la medida en que este tipo de circunstancias casi siempre tienen un efecto económico sensible. Además, recordemos que más allá de las intenciones pacifistas o sociales, la razón de ser de la Unión Europea es en gran parte económica, financiera.

Cabe mencionar que en estos casos dichas búsquedas y tendencias corresponden a las realizadas dentro del territorio del Reino Unido. 

¿Qué sugiere todo esto? ¿Cierta desinformación por parte de la población británica? ¿Una votación parcialmente irresponsable? En Pijama Surf reseñamos hace tiempo un estudio en el que se sugería que, para funcionar, la democracia requería de una buena cantidad de personas ignorantes. Sin que este sea el caso de los habitantes del Reino Unido, también valdría la pena reflexionar sobre la complejidad del mundo contemporáneo, en el que una multitud de intereses, factores y circunstancias resultan en un fenómeno como la Unión Europea; si miles de académicos en todo el mundo se dedican a investigar un solo aspecto de este hecho, ¿cómo esperar que el ciudadano promedio lo entienda a cabalidad, en sus causas, implicaciones y consecuencias? ¿No es esto, en cierta forma, una inequidad por parte de las clases gobernantes hacia sus gobernados?