*

X
En su nuevo documental, Werner Herzog explora los efectos de la tecnología y descubre la posibilidad de un "Tinder telepático"

El nuevo documental del incansable Werner Herzog, Lo and Behold: Reveries of the Connected World, trata sobre el Internet, la inteligencia artificial y en general sobre cómo la tecnología nos aliena. En relación con esto, Herzog había dicho: "aquellos que pasan demasiado tiempo en línea pierden el mundo".

Según cuenta The Guardian, una de las escenas muestra una máquina de resonancia magnética que puede básicamente leer los pensamientos de una persona sin importar el idioma en el que piensa. Los patrones de actividad cerebral eléctrica que escanea son cotejados con mapas de conceptos específicos. Esto permite saber, de manera un poco grosera aún, lo que una persona piensa --claro que se necesita estar conectado a un aparato.

Lo interesante es que estos aparatos cada vez son más precisos y cada vez más pequeños, por lo cual no es del todo lejano que puedan convertirse en gadgets de uso masivo. Próximamente nuestros smartphones podrán tener algo similar a unos audífonos que monitoreen nuestra actividad cerebral. Y si alguien nos convence de que nuestra vida será major si los utilizamos todo el tiempo y nos mantenemos conectados a Internet, pues ya tenemos la base de una red social telepática. Recordemos que la gran apuesta de Mark Zuckerberg al comprar una compañía como Oculus Rift, en su propias palabras, es crear un Facebook telepático, donde las personas puedan sentir virtualmente lo que sus amigos están sintiendo o pensando...

En el documental, al ver esta tecnología Herzog plantea una intrigante cuestión al neurocientífico Marcel Just: "¿Podrías detectar a una mujer con la que acabas de cruzar una mirada y la cual está apunto de enamorarse de ti?". A lo que Just contesta: "Esa sería la killer app". El insuperable tecnorapport: la privacidad abolida en función del posible encuentro amoroso fortuito. 

The Guardian concluye que "el prospecto de un Tinder telepático, en el que nuestros pensamientos no editados se estuvieran transmitiendo a nuestros posibles pretendientes es completamente aterrador y no muy lejano". 

Habrá que ver, pero lo que parece seguro es que si un Tinder telepático es bueno para el mercado, seguramente lo tendremos y nos convencerán que es lo mejor para nosotros: nuestros pensamientos desnudos serán lo que nos lleve a la cama --no sin antes abonar un par de dólares o alguna cantidad similar en datos para seguir alimentando a la inteligencia artificial en ciernes que vive de tu información como si fuera una mágica y algorítmica ubre. 

Mujer australiana muestra con gran frescura cómo en Instagram casi todo es fake y mayormente ridículo

En una cultura obsesionada por las celebridades, a veces no nos damos cuenta lo ridículo que es el culto a la imagen. Las celebridades hacen cualquier cosa para capitalizar su imagen y los fans, embelesados, rinden tributo y desean ser como las estrellas sin reparar en que las imágenes que muestran y las actitudes que toman son completamente irreales o absurdas. Es algo así como un estado de hipnosis masivo.

La comediante australiana Celeste Barber ha realizado una serie de imágenes hilarantes, consciente de cómo se utilizan las imágenes "sexys" para manipular a los consumidores, particularmente en Instagram donde todo es supuestamente muy casual y donde los usuarios pueden tener acceso a la fabulosa vida cotidiana de las celebridades --o donde cualquiera que logre aparentar tener el look de una celebridad se convierte en una celebridad. Las recreaciones de Barber en su propia cuenta de Instagram de algunas de las fotos más ridículas de las celebridades mostrando su sensualidad o simplemente fotografiando lo más inane de sus vida pero bajo el filtro de lo fabulosas que son se han ganado las risas de miles de usuarios, que ven refrescado este acto de consumir imágenes en redes sociales que de suyo es un tanto ridículo.

"Las personas están obsesionadas con las celebridades y las celebridades parecen estar obsesionadas con representar papeles de personas ordinarias... así que pensé, si esto es lo que todos hacen, entonces yo también lo voy a hacer", dice Barber.  

 

 

Screen shot 2016-07-20 at 10.16.11 AM

 

Screen shot 2016-07-20 at 10.18.21 AM Screen shot 2016-07-20 at 10.16.32 AMScreen shot 2016-07-20 at 10.15.33 AM

 

Screen shot 2016-07-20 at 10.22.01 AM Screen shot 2016-07-20 at 10.20.58 AM

Screen shot 2016-07-20 at 10.24.11 AM