*

X

William Burroughs te dice cómo enfrentar lo absurdo e impermanente de la condición humana

Libros

Por: pijamasurf - 07/01/2016

El sabio pervertido Burroghs con inesperados consejos de inspiración zen para afrontar la condición humana

En los intersticios de sus delirantes narrativas --cortadas por la poesía de los opiáceos-- William Burroughs inserta perlas de filosofía. Podrían pasar desapercibidas, pero el lector atento reconocerá esa veta más o menos constante en Burroughs que lo hace un viejo lobo de mar o un recocido tío sabio y bizarro. En su última gran novela, The Western Lands (1987), el hombre que tenía "1 millón de dólares de heroína en el brazo" escribe:

La condición humana es un caso perdido una vez que te has sometido a ella al haber nacido... o casi. Hay una oportunidad en 1 millón, y eso es una posibilidad biológica decente. Empieza de donde estás mirando hacia abajo del tubo. El 90% de tu actividad es estar inquieto sin ningún propósito, prendiendo otro cigarrillo... el peso de 90% ramas muertas sobre tus espaldas... esos son los momios de la casa. 

Las películas supuestamente concentran los pocos momentos de acción significativa, pero de todas maneras cargan más del 60% de peso muerto. Por ejemplo una película como El padrino... corte corte corte. ¿Quién quiere verlo comprar un durazno, ponerse un abrigo, beber un vaso de vino? Así que tenemos tal vez unos 10 minutos que nos conmueven y eso es una muy buena película. Así que puedes abarcar todo el guión de tu vida en 1 semana, o menos. Algún personaje menor quema toda su parte en apenas unos segundos. 

Nuestra vida está compuesta mayormente de paja y no de cualquier paja, dice Burroughs, paja mortal, enferma y oprimente. Sin embargo, tenemos una posibilidad, en nuestra forma de percibir, de encontrar sentido. Burroughs fue entre los beats el menos tocado por el budismo zen, pero aquí muestra que supo absorber a su propia manera, asimilando a su propio cosmos embrujado, las perlas de la filosofía oriental:

Concéntrate en todo el planeta moviéndose a esa velocidad. Todo encuentro es tan portentoso como un cometa. El aire crepita con peligro, miedo, luto y éxtasis. Cada vuelta más rápido. [...]

Así que tenemos una vida con pocos momentos de propósito y significado dispersados aquí y allá... no tienen que ser supremos pedazos de gran logro, puede ser solamente el cielo nocturno sobre St. Louis o donde sea. Puede ser un gato blanco en una pared roja mirando el horizonte de Marrakesh... ese gato macho es Ra, el dios mismo. Es transitorio: si ves algo hermoso, no te aferres a ello; si ves algo horrible, no recules de ello, aconseja el sabio tántrico [itálicas nuestras].

 

Hat tip: @aaroncheak

Te podría interesar:

Literatura y viajes: 11 novelas cortas para leer en el avión

Libros

Por: pijamasurf - 07/01/2016

Estas 11 novelas son suficientemente cortas y suficientemente entretenidas como para que las leas en un vuelo de entre 5 y 6 horas y la pases genial

Este verano, si estás planeando tomar un vuelo, no te esperes a ver qué hay en las librerías del aeropuerto. Agarra cualquiera de los que enlistamos abajo, que tienen la medida perfecta para que puedas empezarlo y terminarlo en un aproximado de cinco horas, y son lecturas entretenidas y brillantes.

1. La metamorfosis, Franz Kafka

KafkaSilentMovie

Un hombre despierta una mañana y descubre que se ha transformado en un insecto gigante. No querrás perderte lo que esta situación genera en los personajes del libro.

 

2. El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad

59-CORAZON-TINIEBLAS

Marlow es un viejo marinero que relata la historia de su viaje al Congo ("el corazón de las tinieblas") y encuentra las tinieblas también dentro de sí. Sin duda, una de las mejores novellas de todos los tiempos.

 

3. Autobiografía de Rojo, Anne Carson

The-Autobiography-of-Red-The-Dragon-Book-Cover

Anne Carson es un orfebre de las palabras. De leer sus libros surge una voluptuosidad literaria como en pocos casos. Esta novela está escrita en verso y es una actualización del mito clásico de Heracles y Gerión desde la perspectiva del monstruo.

 

4. Inglaterra, Inglaterra, Julian Barnes

21427884

Pocas novelas tan inteligentes y divertidas como esta de Barnes, que describe una imitación de Inglaterra en un parque de diversiones.

 

5. Memorias del subsuelo, Dostoievski

Portada-de-Memorias-del-subsuelo-de-Fiódor-Dosto

Si no tienes tiempo de agarrar un gigante libro ruso, esta novela es una gran alternativa. Es considerada por muchos como la primera novela existencialista, situada en San Petersburgo.

 

6. Cándido, Voltaire

candido

Este es otro gran clásico que no lleva mucho tiempo leer. La sátira de Voltaire es divertida y toca temas relevantes acerca del imperfecto mundo en que vivimos.  

 

7. Estudio en escarlata, Arthur Conan Doyle

Estudio+en+escarlata

Esta es la primera novela de la serie de Sherlock Holmes, donde Doyle nos presenta al personaje resolviendo un caso estimulante.

 

8. Las ciudades invisibles, Italo Calvino

ciudadesinvisibles1

El libro describe una serie de ciudades que el personaje icónico de Marco Polo va relatando a Kublai Khan, emperador de los tártaros. Cada ciudad es un alucinante viaje a una capital fantástica e improbable.  

 

9. Estas ruinas que ves, Jorge Ibargüengoitia

9789682710032

La inteligente satanización de la provincia mexicana al puro estilo Ibargüengoitia. Difícil dejar de leer.

 

10. El extranjero, Albert Camus

Camus23

El personaje de la obra es un ser indiferente a la realidad, por resultarle absurda e inabordable. El progreso tecnológico lo ha privado de la participación en las decisiones colectivas y lo ha convertido en "extranjero" dentro de lo que debería ser su propio entorno.

 

11. La vida de Sebastian Knight, Vladimir Nabokov

a+verdadeira+vida+de+sebastian+knight

Con el particular humor literario de Nabokov, el libro trata de la biografía ficticia de un escritor, relatada por su hermanastro.