*

X

Mira en YouTube los cursos de caligrafía del maestro que enseñó a Steve Jobs (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 05/09/2016

La creatividad se nutre de las fuentes más inesperadas; tal fue el caso de la influencia inesperada que tuvo un curso de caligrafía que Steve Jobs tomó por la simple curiosidad de hacerlo

En un discurso que se hizo famoso por la emotividad con que trazó el curso de su trayectoria, Steve Jobs dedicó un pequeño momento a recordar su paso por la Universidad de Reed que es ejemplo de la curiosidad e intuición que siempre guió su búsqueda de conocimiento, más allá de la oferta académica universitaria (que al final terminó por abandonar). Dijo Jobs:

En aquella época la Universidad de Reed ofrecía la que quizá fuese la mejor formación en caligrafía del país. En todas partes del campus, todos los pósters, todas las etiquetas de todos los cajones, estaban bellamente caligrafiadas a mano.

Como ya no estaba matriculado y no tenía clases obligatorias, decidí atender al curso de caligrafía para aprender cómo se hacía.

Aprendí cosas sobre el serif y tipografías sans serif, sobre los espacios variables entre letras, sobre qué hace realmente grande a una gran tipografía.

Era sutilmente bello, histórica y artísticamente, de una forma que la ciencia no puede capturar, y lo encontré fascinante. Nada de esto tenía ni la más mínima esperanza de aplicación práctica en mi vida. Pero 10 años más tarde, cuando estábamos diseñando el primer ordenador Macintosh, todo eso volvió a mí.

Ese es la apuesta por la curiosidad. La exploración de un ámbito sólo porque sí, porque se le encuentra agradable, porque hay algo ahí que nos llama y aun nos cautiva, sin importarnos que sea útil o provechoso o “lo nuestro”. Eso, en otro sentido, también es uno de los afluentes más decisivos de la creatividad: interesarse por otras muchas cosas más allá de lo que se cree el campo de conocimiento propio.

Bajo esa premisa compartimos ahora una serie de videos que se grabaron alguna vez, en la década de 1970, teniendo a Lloyd Reynolds como protagonista, el responsable del programa de caligrafía al que Jobs acudió en la Universidad de Reed y uno de los más finos calígrafos de todos los tiempos.

La serie se realizó a instancias del Servicio Estatal de Televisión de Oregon y, en general, es sumamente didáctica respecto de una disciplina que quizá ahora mismo parece poco relevante y acaso hasta un poco anacrónica pero que, quién sabe, quizá a la vuelta del tiempo, de forma inesperada, puede surgir en un momento de inspiración creativa.

 

También en Pijama Surf:

Este es uno de los mejores canales en YouTube para aprender a ver cine (VIDEO)

Más de 50 documentales breves sobre grandes obras de arquitectura en este canal de YouTube

Aves y líneas eléctricas forman la inesperada partitura del cielo de Tokio (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 05/09/2016

Este inspirador ensayo fotográfico nos muestra que nuestro paisaje cotidiano puede ser el lienzo de la más inesperada obra de arte

Una de las mejores cualidades de la conciencia es la capacidad que tenemos para percibir la realidad pero no necesariamente de una forma objetiva. Esto es, no se trata sólo de que cada uno de nosotros aprehenda el mundo con los sentidos que nos son propios, los códigos sociales interpretados subjetivamente, nuestros propios referentes y límites conceptuales, sino que además esta misma particularidad puede extenderse para mirar lo que no está ahí y entonces, por ejemplo, ver en una nube la figura de un animal, en una constelación a un auriga, en la valentía de una persona la presencia de una deidad, etc. En La locura que viene de las ninfas, Roberto Calasso escribe al respecto:

Cuando la vida se encendía, en el deseo o en la pena, o también en la reflexión, los héroes homéricos sabían que un dios actuaba en ellos. Cualquier aumento repentino de la intensidad hacía entrar en la esfera de un dios. Esto significa principalmente la palabra éntheos, "plenus deo", como traducían los latinos, palabra que es el eje sobre el cual gira la posesión. La mente era un lugar abierto, sujeto a invasiones, incursiones, súbitas o provocadas. Incursio, recordemos, es un término técnico de la posesión. Cada una de esas invasiones era la señal de una metamorfosis. Y cada metamorfosis era una adquisición de conocimiento.

Ese, en buena medida, es el fundamento de la percepción artística, el sentido estético como uno de los lineamientos que guíen nuestra percepción. Las musas, la inspiración, el rapto poético, todo eso es expresión de dicha capacidad cognitiva.

Una singular prueba de ello son las fotografías que ahora compartimos, obra del japonés Yoshinori Mizutani, quien condensó uno de los retratos más singulares de los cielos de Tokio luego de hacer uno de los gestos más sencillos del mundo: alzar la vista y mirar lo que había sobre su cabeza. Mizutani se encontró entonces con cientos de aves paradas sobre los cables de la red eléctrica que cruzan y alimentan la urbe de energía. Vistas a contraluz, estas parvadas estáticas son lo que son pero también parecen ser otras cosas: trazos abstractos, las notas sobre una partitura, gráficos matemáticos, o un punto que salió a pasear (parafraseando a Paul Klee).

Se trata, en suma, como toda propuesta artística auténtica, de una invitación a mirar nuestra realidad de otra manera y descubrir el sentido estético del mundo.