*

X

"World of Tomorrow", uno de los mejores cortometrajes de ciencia ficción de la historia

Arte

Por: pijamasurf - 04/26/2016

El poder de la animación 2D en un corto que imagina un distópico futuro con humor y una genial economía visual

Screen shot 2016-04-26 at 6.07.28 PM

Con sólo 17 minutos, World of Tomorrow abre una inagotable bóveda de ideas y reflexiones sobre el futuro del ser humano en un mundo que apuesta de manera irreprimible por la tecnología. Esta película corta tiene una estética contrastante utilizando una animación en 2D para retratar las cosas más fantásticas del futurismo, siempre con buen gusto, minimalismo y una especie de magia de frugalidad, logrando poéticos escaparates que ilustran geniales diálogos entre una niña y su clon del futuro.

La película de Don Hertzfeldt es una versión condensada y llena de humor de la visión transhumanista en la que la conciencia humana podrá ser trasvasada a vehículos tecnológicos, de un mundo posbiológico en el que interactuaremos casi exclusivamente a través de realidades almacenadas en computadoras. Los dos grandes temas de la película son el absurdo a lo que puede llegar esto y la conmovedora nostalgia perpetua de un clon que está cada vez más lejos de su origen humano (siendo una copia de una copia por generaciones). En el futuro la gente paga buen dinero por adquirir memorias, las cuales son atesoradas en un cubo negro. En el futuro, sugiere la visión distópica de Hertzfeldt, los restos de "la vida real" sólo podrán observarse en museos. 

555705466_640

El cortometraje evoca, en lo que podemos llamar la perpetua nostalgia del clon, novelas como Never Let Me Go de Kazuo Ishiguro y La Possibilité d'une île de Michel Houellebecq. Su genialidad yace en la forma en la que resuelve la narrativa ilustrando con infantiles  garabatos lo que va diciendo, demostrando que el dibujo tiene un poder extraordinario para comunicar con unos pocos trazos toda la complejidad tecnológica que se describe y crear una analogía externa de las emociones.

World of Tomorrow puede verse en Vimeo on Demand  y también en Netflix.

Te podría interesar:

El arte de Igor Morski refleja magistralmente las terribles verdades del mundo actual

Arte

Por: pijamasurf - 04/26/2016

El artista polaco se describe a si mismo como "un compositor de imágenes" y a través de su obra intenta llevar mensajes fuertes y provocativos sobre el lado oscuro de nuestro mundo

Nina Simone, cantante y activista por los derechos civiles, dijo alguna vez que desde su punto de vista la función del artista era reflejar sus tiempos sin importar su crudeza. El arte se alimenta del contexto, lo refleja y de esta forma pone en evidencia sus componentes y dinámicas al exagerarlos, transformarlos y dotarlos de nuevos significados. Cuando esto se logra y va de la mano de la maestría técnica del oficio, el arte transgrede, provoca, invoca y en ocasiones nos toca con tal profundidad que no volvemos a ser los mismos. En este sentido el arte es transgresor, pero también creador y restaurativo. Friedrich Nietzsche capturó esto cuando dijo que “tenemos el arte para no morir de la verdad”.

La obra del diseñador e ilustrador polaco Igor Morski es un ejemplo de esto. A través de técnicas mixtas, arte gráfico, manipulación fotográfica, dibujo y recientemente trabajos en 3D, este artista ha logrado capturar aspectos terribles de nuestro mundo que de otra forma sería aún más difícil atestiguar. Mensajes sobre la libertad, el consumismo, la objetivación del cuerpo femenino, el calentamiento global, el racismo, el neoesclavismo, la evolución y otros tantos más son los motivos detrás de las imágenes de Morski, quien al respecto ha declarado:

Siempre he buscado una visión clara. Una ilustración en la prensa con frecuencia ha servido para comentar un texto o incluso, por algunos ha sido usado como un sustituto. He estado buscando declaraciones y expresiones fuertes, pero me he alejado de los tabloides como presentación. 

La otra cuestión es que nosotros los polacos tenemos un tipo específico de sensibilidad. Las guerras y muchos otros horrores que han embargado a nuestro país, han hecho aceptable para nosotros una narrativa que sería difícil de aceptar en cualquier otro sitio. Me di cuenta de esto cuando llevé un par de excelentes pósters polacos a Holanda. Éstos causaban miedo a quienes los miraban. El artista usado por ejemplo como una alegoría, un laberinto de escaleras en una cabeza humana, en Polonia, la gente se enfocaba en el significado oculto, los holandeses estaban poniendo su atención en la “mutilación” de la cabeza. Lo estaban interpretando muy literalmente. 

Además del arte, Morski está interesado en la genética y la física teorética. Pero cuando se le ha pedido definir lo que hace se ha descrito como “un compositor de imágenes”. Su obra quizá resulte tan inclasificable como él, pero justamente en ello radica su originalidad y su valía.