*

X
Lo bello: aquello que nos muestra la luz de la muerte, entre el terror y el deleite

J. F. Martel, uno de los críticos de arte más refrescantes de la actualidad, escribe en The Finch un interesante artículo sobre la "belleza terrible" o la belleza de lo terrible. Martel argumenta que lo verdaderamente bello es siempre una puerta abierta hacia un mundo en movimiento, cambio y de alguna manera decadencia. La creación es tal, en su más pura expresión, porque permite que veamos la destrucción. Las formas que no muestran esta vitalidad que conlleva en sí misma también la muerte están anquilosadas y no tienen la energía necesaria para aparecer en la dimensión de la belleza. Escribe:

Incluso en el caso de las obras premodernas, los ideales estéticos tradicionales generan belleza radical solamente en el grado en el que parecen estar amenazados, eso es, en el grado en el que incluyen un elemento de caos. Si la música de Bach nos mueve más que el Muzak de elevador pese a que las dos siguen los mismos principios, esto se debe a que Bach le dio a la armonía una estremecedora existencia precaria. La hizo agitarse perpetuamente al borde de la disolución. Bach sabía que las armonías placenteras no son suficientes para hacer arte; para que la verdadera belleza surja, lo impensable debe ser tocado. La armonía bajo amenaza es bella en el sentido radical porque deja entrar la dimensión del tiempo, con su intimación de la muerte, impermanencia y cambio irreversible. 

William Blake escribió que "la eternidad está enamorada de las obras del tiempo", queremos en la belleza ver lo otro, lo que está velado, lo negativo, lo misterioso y lo que obliga a transformarnos. Martel agrega: "Hay una cosa que todas las cosas bellas comparten, esto es, que son símbolos. Son transmisiones de otro plano de existencia". Símbolos de transformación, así llamó Jung a una temprana obra sobre la irrupción de los contenidos psíquicos que trascendían las explicaciones causales. La belleza como fenómeno o como forma, podemos decir, es aquello que atraviesa, que rompe las barreras y que posiblemente muestra un camino hacia una región desconocida, ya el cielo de las ideas de Platón, la belleza anagógica y teúrgica --que vuela en las alas del amor-- o la belleza ctónica, la belleza del Tártaro y del mundo de las sombras, la belleza que nos lleva a la penumbra sublunar, el divino terror. La muerte puede ser muchas cosas,  pero siempre que aparece, o quizás eso que hace que aparezca, es la belleza, puesto que nos muestra lo numinoso, lo radicalmente otro.

En contraparte a esta definición de una belleza radical, Martel escribe que el kitsch tiene precisamente el efecto opuesto, es lo que maquilla el silencio y la muerte, lo que "nos presenta una imagen de la vida en la que el tiempo, la muerte y el caos nunca figuran". Como Kundera sucintamente afirmó: "Kitsch es la persiana que tapa la muerte".

 

Twitter del autor: @alepholo

¿Realmente abril es el mes más cruel?

Arte

Por: pijamasurf - 04/12/2016

T. S. Eliot, Marte y la contrastante energía de la primavera. ¿Es abril el mes de las masacres?

En el que tal vez sea el poema más importante del siglo XX en lengua inglesa T. S. Eliot escribió: "abril es el mes más cruel", una frase que se ha vuelto legendaria, como una realidad contrastada con la belleza y ligereza por default asociada con la primavera, que tiene en abril su apoteosis. Así inicia Eliot su "Tierra baldía", el poema de la gran crisis moderna, del mundo que ha perdido su centro y donde ya nada sostiene e integra: 

Abril es el mes más cruel: engendra
lilas de la tierra muerta, mezcla
recuerdos y anhelos, despierta
inertes raíces con lluvias primaverales.

Eliot ve la muerte en el momento en el que la vida renace, una visión preclara, tal vez fruto de la primera gran guerra y del estado depresivo de la realidad colectiva en 1922. Abril es cruel porque nos regresa a la luz, casi nos obliga a que sintamos la realidad con todas sus sensaciones y estímulos e inevitables desencantos (porque el deseo nunca encontrará satisfacción final), y bajo la cama gris del invierno era posible dejar de sentir y yacer en un dulce olvido.

Abril es el mes más cruel, según este artículo que ha llevado la visión de Eliot a lo literal vía la astrología, porque está regido por Marte, el dios de la guerra, el planeta que divide, el planeta del conflicto. Buena parte de abril está regido en la astrología por Aries (Marte), un impulso violento a la acción, y según Uproxx existe evidencia para sostener que abril es en realidad un mes cruel, bajo la energía marcial que corre por las venas de la primavera, donde la pasión despierta. Aquí una lista bastante impresionante que comprende sólo eventos en Estados Unidos y que únicamente toma en cuenta los primeros 21 días del mes que están regidos por Aries (después inicia Tauro) --podrían tomarse en cuenta para el estudio astrológico los últimos días de marzo: 

Abril 14, 1865: Asesinan al Presidente Lincoln.

Abril 4, 1968: Asesinan a Martin Luther King.

Abril 19, 1993: Mueren 75 miembros del culto de David Koresh en Waco, Texas.

Abril 6, 1994: Genocidio de Ruanda (inician los 100 días de la masacre en la que son asesinados entre 500 mil y 1 millón de personas.

Abril 19, 1995: Bombardeo de Oklahoma City; 168 personas mueren.

Abril 20, 1999: Masacre de Columbine; mueren 13 personas.

Abril 16, 2007: Masacre de Virginia Tech; mueren 22 personas en tiroteo estudiantil.

Abril 15, 2013: Bombas del Maratón de Boston.

Por otro lado, el astrólogo Michel Gauqelin ha defendido la existencia de un "efecto Marte", una correlación estadística significativa entre la posición de Marte en la carta natal y la disposición a las carreras y al éxito en los deportes. Marte era por supuesto un gran atleta, el más prodigioso físicamente de los dioses. 

¿Qué piensas: es mera coincidencia o en realidad hay un exceso de energía en abril que llega a la crueldad en un mundo que no sabe manejar su energía? ¿Es una ilusión astrológica solamente? Esto queda como un enigma; lo único indudable es que Eliot logró conjurar una imagen que nos sigue mistificando: la crueldad de abril.