*

X

La ciencia explica por qué es normal si no tienes muchas ganas de tener sexo

Salud

Por: pijamasurf - 04/25/2016

Por la forma en la que se nos bombardea con imágenes sexualizadas, pareciera que lo normal es siempre tener ganas de sexo

La modernidad entre otras cosas pude definirse como la época en la que el sexo se volvió explícito, incluso, como señala Baudrillard, al nivel de lo obsceno. Por la forma en la que se nos bombardea con imágenes sexuales y cómo se representa el sexo en los medios pareciera que lo normal y deseable es estar involucrado en relaciones sexuales constantemente, siguiendo la urgencia biológica que nos han dicho que nos entregará el bienestar, al liberarnos del estrés y permitirnos demostrar que somos exitosos como individuos dentro de la especie.

La gente de Science of Us hs producido este sencillo video en el que explica que existen dos formas fundamentales del deseo: el "deseo espontáneo" y el "deseo responsivo". En primera instancia pareciera que debemos estar corriendo bajo un deseo espontáneo capaz de reaccionar a cualquier invitación sexual con excitación, pero la ciencia explica que el deseo responsivo es muy común. Esto es, se desarrollan ganas de tener sexo una vez que se recibe un estímulo (como cuando una persona te empieza a besar y a tocar), no antes, como si fuera una urgencia perenne. El sexo no es necesariamente una urgencia, "es un sistema de motivación por incentivo" y "puede ser frustrante no tener sexo pero no te matará no tenerlo". Esto es importante: pensamos que en la vida moderna no se puede ser feliz sin estar teniendo sexo constantemente si se es joven, pero esto es una percepción equivocada; se puede estar sano, no tener demasiado deseo espontáneo y ser feliz y vivir plenamente. Claro que es importante entender que la falta de deseo sexual y la incapacidad de excitarse pueden ser síntomas de una enfermedad como la depresión, lo cual es diferente a vivir sin tanto deseo espontáneo. En el caso de no poder excitarse y vivir en un estado libidinal permanentemente bajo, evidentemente hay signos de que algo anda mal.  

El video concluye con una importante recomendación: "la mejor forma de tener una buena vida sexual es poner el placer en el centro de tu definición de bienestar sexual y dejar que el deseo surja en relación a sensaciones que disfrutes" (una frase de Emily Nagoski). Esto es, no vivir obsesionado por el sexo sino disfrutarlo cuando las ocasiones se presentan. Una especie de mindfulness sexual que no vive meramente en la fantasía y en el imperativo prestado sino que es sensible a los estímulos que se generan de manera directa y no forza la estimulación. Como se mencionó anteriormente no tener sexo no mata, pero pensar que uno necesita tener sexo y no tenerlo puede producir importantes trastornos. Como en todo, es importante relajarse. "La ansiedad es la asesina del amor", escribió Anaïs Nin.

Mujer que perdió la vista hace 20 años la recupera tras golpearse en la cabeza (VIDEO)

Salud

Por: pijamasurf - 04/25/2016

Tras tropezarse en la sala de su casa, golpearse en la cabeza y recibir una cirugía, esta mujer de Florida recobró inesperadamente la vista

A veces, el código que sostiene nuestro programa de realidad arroja extrañezas inesperadas. Algunos milagrosos y otros simplemente improbables, estos fenómenos ocurren para recordarnos que no todo puede desentrañarse detectando patrones o, mucho menos, advirtiendo tendencias y analizando probabilidades. Esta reflexión nos llega luego de enterarnos del reciente caso de Mary Ann Franco, una señora de Florida que tras permanecer 20 años sin poder ver de pronto recobró la vista, y de una manera bastante inesperada. 

Actualmente de 70 años, Franco perdió paulatinamente la vista en 1993, cuando se lastimó la espina dorsal en un accidente automovilístico. "Estaba completamente ciega, sólo podía ver un fondo negro", declaró en una entrevista para The Independent. Sin embargo, un día como cualquier otro en su vida como adulto mayor e invidente ocurrió otro accidente que nuevamente le cambiaría la vida: "Estaba en la sala de mi casa y me dirigía a la puerta. Me tropecé y caí al suelo, golpeándome la cabeza por detrás contra algo, posiblemente la chimenea".

Screen Shot 2016-05-08 at 8.51.04 PMTras el duro golpe fue incapacitada y debió usar un collarín en espera de una cirugía en el cuello, la cual ocurrió hace un par de semanas. Después, conforme la anestesia se diluía y recobraba la conciencia le solicitó a una enfermera: "Oiga, mujer de morado, por favor deme algo para el dolor". Ante la sorpresa de su sobrina, Franco terminó por darse cuenta de que había recuperado la vista.

El cuerpo humano y en particular el cerebro tienen tal complejidad, tal perfección, que debemos reconocer que a pesar de llevar siglos estudiándolos aún mantienen una buena porción de sus secretos. Cuestionado sobre este fenómeno el neurocirujano que dirigió la cirugía de Franco, el doctor John Afshar, afirma: "La recuperación de la vista de Mary Ann Franco es un verdadero milagro. En verdad no tengo ninguna forma de explicarlo científicamente".

Una hipótesis es que a causa del accidente automovilístico se pudo haber afectado una arteria, lo cual provocó que dejará de circular la suficiente sangre que la región cerebral destinada a la vista necesita para operar, y durante la operación tal vez los doctores, de forma involuntaria, destaparon dicha arteria. Sin embargo, no está claro cómo ocurrió en realidad esto. 

El caso, por cierto, nos recuerda a otros en los que traumatismos detonan milagrosas consecuencias, por ejemplo, el hombre que desarrolló increíbles facultades musicales o el que "descubrió el lenguaje matemático del universo", ambos tras recibir duros golpes en la cabeza.