*

X

La magia perceptual de los pulpos: tienen neuronas en los tentáculos y pueden ver la luz con la piel

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/31/2015

La magia de los pulpos sigue sorprendiendo: descubren que su cuerpo entero es un ojo y absorben la luz para transfigurarse en sus fantásticas mimesis protectoras

na_img_octopus_legend

Los pulpos son como los magos del mar: los científicos les siguen descubriendo increíbles facultades de prestidigitación y extraña inteligencia invertebrada. Hace un par de años el doctor Peter Godfrey-Smith de Harvard descubrió que los cefalopodos tienen una mente distribuida en su cuerpo, con más de de la mitad de sus 500 millones de neuronas en los brazos. Es necesario recordar que el pulpo --y en general los cefalópodos-- es un animal capaz de resolver problemas complejos y usar herramientas, lo cual lo coloca entre la élite de animales inteligentes, junto a los delfines, los elefantes, los cuervos y los monos.

Su capacidad para camuflarse es realmente asombrosa, como puede apreciarse en este video. Por si fuera poco, estos maestro del ilusionismo también tienen una inusitada capacidad para percibir la luz con su piel. Según Carl Zimmer en The New York Times,"estos animales, de hecho, han evolucionado un ojo en todo su cuerpo". Sí, por más extraño que parezca eso, el pulpo es todo él un ojo. Lo cual nos recuerda la frase de Terence McKenna que decía que "el pulpo viste su mente", sugiriendo que en el pulpo la mente estaba en todas partes, algo que no parece lejano si consideramos la cantidad de neuronas que tiene en sus tentáculos y su capacidad de percibir la luz mediante la piel (después de todo, el ojo es parte del sistema nervioso).

Nos dice Zimmer que, cuando la luz entra en el ojo de un cefalópodo, su retina choca contra una molécula llamada opsina. Estas moléculas emiten una señal eléctrica que va del ojo al cerebro. El ser humano también produce algo similar, pero lo que es inédito es que el pulpo produce esta molécula también en su piel, por lo que es posible que estos moluscos geniales puedan percibir la luz tanto con su piel como con sus ojos. Este talento único, al parecer, es utilizado por los pulpos para mimetizarse con su entorno: pueden ver a sus espaldas y diseñar su traje del momento sin tener que voltear. "Cuando sus músculos se contraen, estiran sus cromatóforos, permitiéndoles absorber más luz y dándoles más colores. Los cefalópodos tiene más de 96 mil células cromatóforas por pulgada cuadrada de piel, las cuales utilizan como una especie de pantalla de video de alta definición", dice Zimmer.

Hace más de 20 años Terence McKenna, embelesado por el pulpo, había dicho, con cierta preclaridad:

Creo que la imagen totémica del futuro es el pulpo. Eso es porque los calamares y los pulpos han perfeccionado una forma de comunicación que es tanto psicodélica como telepática; un modelo para la comunicación humana del futuro. En otras palabras podríamos crear una sintaxis visual que sería el equivalente humano a la danza de luz, textura y posicionamiento que constituyen la gramática de los calamares y los pulpos.

 

Estas raras cactáceas florecen todas la misma noche una vez al año (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/31/2015

En un delicioso espectáculo de olor y ritmo, las cereus florecen todas en una noche de junio

18156226323_a4b35e7735_k.jpg__1072x0_q85_upscale

 

De una manera que deja perplejos a los científicos, las Cereus greggii florecen todas una noche al año, en una espectacular eclosión veraniega. Este año, el 12 de junio, dichas plantas florecieron de manera conjunta en una noche perfumada en el jardín del Tohono Chul Park en Tucson, Arizona, donde se encuentra la colección más grande de estas cactáceas. Si James Joyce creó su "Bloomsday", este debería de ser el "Bloomsnight".

Las eclosiones etéreas con formas de astros y su fragancia famosamente hipnótica hacen que las cereus reúnan a expertos y diletantes todos los años, en una noche en la que se deleitan en su desdoblamiento como un tónico para la percepción sutil. El florecicimiento es tan uniforme y delicado que a veces es difícil marcar los diferentes estadios de este proceso. 

Una posible explicación a este florecimiento en masa podría tener que ver con algún tipo de comunicación química que sincroniza su proceso para ayudar a la polinización. No se sabe muy bien; lo que sí es seguro es que su eclosión sincronizada es un momento de alegría en el que la naturaleza parece celebrar su principio generador y expresar su sublime belleza. En esta tónica, recordemos a Paracelso, que hablaba de las estrellas como flores que crecían en los campos del espacio --y viceversa. 

 


18154208394_3978a701ca_k.jpg__1072x0_q85_upscale

4129642870_c78593f83b_b.jpg__1072x0_q85_upscale

 

p6130627.jpg__1072x0_q85_upscale (1)

 

Imágenes: Smithsonian Magazine