*

X

¿Quieres tener un corazón sano? Cuida la calidad (y duración) de tus relaciones amorosas

Salud

Por: pijamasurf - 03/03/2015

Un poco como si el sentido figurado acertara en la realidad, varios estudios confirman que la salud cardíaca está relacionada directamente con la calidad sentimental de las relaciones amorosas
Patti Smith and Robert Mapplethorpe 1969

Patti Smith y Robert Mapplethorpe, Norman Seeff (1969)

La creencia popular, casi desde siempre, es que el amor guarda una relación estrecha con el corazón, como si este músculo fuera el asiento tanto de las relaciones como de los efectos de estas cuando se involucra dicho sentimiento. Alguien nos gusta y nuestro corazón late tan sólo de ver a esa persona, o terminamos una relación y entonces sentimos cómo el corazón se nos parte en mil pedazos.

Curiosamente, puede ser que estas metáforas tengan cierto ápice de realidad, pues una investigación reciente sugiere un vínculo entre la calidad de las relaciones amorosas y la salud cardíaca.

Hace unos días, Hui Liu y Linda Waite, profesoras de sociología en la Universidad Estatal de Michigan y la Universidad de Chicago respectivamente, publicaron un estudio en el que después de examinar información de casi 1,200 hombres y mujeres casados de entre 57 y 85 años de edad encontraron, por un lado, que un matrimonio saludable fortalece la salud del corazón pero, por otro, que envejecer juntos agudiza ciertas enfermedades como la hipertensión o la taquicardia por los problemas emocionales que conlleva un vínculo emocional de este tipo.

Asimismo, esta investigación sostenida por casi 5 años notó que dicho fenómeno es más común en las mujeres, al parecer porque existe en ellas cierta tendencia a internalizar sus emociones y sentimientos y, por lo mismo, sentirse más deprimidas que los hombres.

El enigma, quizá, es cómo tener una relación de largo aliento y fuerte compromiso sin que esto tenga efectos adversos para el bienestar. Y quizá eso merecería otra investigación exhaustiva.

¿Una barba puede hospedar más microbios que un excusado?

Salud

Por: pijamasurf - 03/03/2015

¿Qué tan cierto científicamente es el prejuicio de que la barba crecida es un símbolo de falta de higiene personal?

tumblr_myqn5e31pp1qaud6fo10_500Quizá hayas notado que, de pronto, todos los hombres comenzaron a dejarse crecer la barba, algunos con mayor fortuna que otros, pero todos obedeciendo a una suerte de orden silenciosa y secreta que, misticismos aparte, no es otra fuerza más que la moda. Por alguna razón poco clara, las barbas se pusieron de moda, esta vez acompañadas además por tatuajes, una combinación que parece invencible en cuanto a atracción sexual se refiere.

Entre las muchas preguntas que puede suscitar esta explosión y crecimiento repentinos del vello facial masculino, hay una en particular en el dominio de la higiene. Si de por sí nuestros cuerpos son el terreno natural de seres microscópicos que viven en nuestro cabello, nuestra piel, nuestros órganos y más, ¿qué pasa en ese pequeño bosque oscuro que puede ser la tupida barba de un hombre?

Para responder  a esta duda, diversos estudios han analizado la calidad salubre de una barba promedio, y sus resultados son diversos. En 1967, una investigación concluyó que las bacterias que ordinariamente puede albergar el rostro de una persona se adhieren con mayor tenacidad a una barba que al rostro mismo. Por otro lado, en el año 2000, científicos del Departamento de Anestésicos del Hospital de Chelsea & Westminster, en Londres, estudiaron la presencia de bacterias en personal hospitalario masculino usuario de máscaras quirúrgicas, encontrando que estas eran significativamente más en el caso de los hombres con barba, en especial en la zona debajo de los labios.

Con todo, más allá de estas investigaciones, en realidad es casi nulo el sustento para ese prejuicio social que ve en las barbas pronunciadas un símbolo de descuido personal y falta de higiene. Mucho menos para una noticia que ha circulado por estos días a propósito de la presencia de bacterias propias de la materia fecal en la barba de un hombre.

Así que, si tenías pensando mesarte la barba o mesársela a alguien, adelante. En eso no hay ningún riesgo sanitario.