*

X

Inicia No Limit, uno de los festivales de arte mural más importantes del mundo (FOTOS)

Por: pijamasurf - 09/23/2014

A pesar de la rigidez de sus regulaciones urbanas, los países se están convirtiendo en uno de los escenarios más importantes para el street art mundial

Los escandinavos no sólo tienen economías envidiables e importantes programas de apoyo al arte, sino que también tienen edificios con grandes muros. Esto ha hecho de ciudades como Copenhague, Aalborg, Malmö o Helsinki las nuevas capitales del street art mundial, presentando festivales como Galore, We Aart, Artscape, Örebro, Arabia o Roskilde.

Siendo países con políticas de cero tolerancia frente a cualquier forma de arte ilegal, los organizadores de los festivales lo han hecho muy bien para lograr la aprobación de sus ciudades. Ninguna ciudad quiere ser “vandalizada”, pero si los convences de que eso que llevan tatuado sobre sus paredes son piezas de un movimiento artístico global, la perspectiva cambia.

El festival No Limit de Borås, Suecia, incluye a artistas de países como Holanda, Brasil, Francia, Italia, Alemania, Polonia y España, incluyendo nombres como Natalia Rak, ETAM Cru, Peeta, ECB, The London Police, Kobra, Ollio, Ekta, Carolina Falkholt, Issac Cordal y uno de los más famosos stencileros del mundo: Blek le Rat.

Bomberos entran a casa en llamas para salvar a una rana

Por: pijamasurf - 09/23/2014

Aunque parezca inverosímil, un bombero de Texas se ofreció a ingresar a una casa en llamas para salvar al anfibio mascota de la familia

Firefighters Frog Rescue

En un acto que para algunos podría parecer un tanto ridículo pero que, desde otra perspectiva quizá más simbólica, es en esencia hermoso, los bomberos del poblado de Westworth, en Texas, entraron en una casa abrasada por el fuego para salvar a una rana.

La estación local de bomberos recibió un reporte de una casa incendiándose, el cual atendió con presteza para evitar que el fuego se propagara a otras viviendas. Cuando llegaron y recorrieron el inmueble no encontraron persona alguna. Pero poco antes de culminar su labor, arribó al lugar la familia residente y la niña Jamie Wilson advirtió que su rana se encontraba aún en la casa. Uno de los bomberos se ofreció a intentar salvarla y afortunadamente lo logró. 

El episodio, más allá de su peculiaridad, podría servir como un recordatorio de que a fin de cuentas, en la medida de nuestras posibilidades, sería bueno considerar el acto de salvar una vida, no importa si se trata de un gato, un perro, una bacteria o un anfibio. A fin de cuentas este es, arquetípicamente, uno de los actos más trascendentes a nuestra disposición: una brisa de empatía que recorre, desde tiempos inmemorables, la viva atmósfera de nuestra historia.