*

X

Las más extrañas escenas de sexo virtual de todos los tiempos (NSFW)

Arte

Por: pijamasurf - 06/08/2014

Vasta que se desarrolle alguna tecnología visual para que inmediatamente empiece a existir pornografía para ese formato. Es evidente que, cuando se desarrolle a gran escala la realidad virtual, una de las prioridades será la simulación de encuentros sexuales. Así lo atestiguan estas películas.

virtual-sex

No pasó ni un año desde que se inventó el cine para que alguien quisiera filmar la primera película pornográfica. Lo mismo pasó con la foto, el internet e inevitablemente sucederá con la realidad virtual, los hologramas o cualquier tecnología que les siga. Sin embargo, es en el campo de la realidad virtual donde los encuentros más ridículos y extraños han tenido lugar. Aquí están algunos de los momentos sexuales más bizarros de la realidad virtual (por cierto, te advertimos que este es contenido NSFW):

El Demoledor

Tener sexo en el año 2032 parece algo realmente complicado, o en todo caso Sylvester Stallone y Sandra Bullock parecen tener muchos problemas para lograrlo en la película de ciencia ficción El Demoledor. Y es que como el sexo carnal se considera algo sucio y asqueroso, entonces de prefiere una “transferencia digitalizada de energías sexuales”, lo cual no sólo suena complicado, sino que es patético y terriblemente anticlimático.

Menno's Mind

Menno, el personaje principal de la película, programa computadoras en un lugar llamado The Resort, donde se permite a la gente vivir sus fantasías (por lo demás casi siempre sexuales) vía realidad virtual. Y cuando no está programando fantasías de sexo virtual para la gente, Menno ocupa su tiempo de ocio tratando con terroristas, o lo que sea. (Un tip: échale un ojo al minute 15:26)

The Lawnmower Man

The Lawnmower Man es una de las adaptaciones menos fieles de todos los tiempos a una obra de Stephen King. La película involucra a Pierce Brosnan convirtiendo a un joven talachero (Jeff Fahey) en un super genio que pasa demasiado tiempo en un mundo de realidad virtual. La escena más memorables involucra a Jobe (Fahey) en un encuentro virtual con Marnie, la vecina viuda. Esta escena puede ser bastante inquietante, sobre todo cuando Marnie es tragada por la cyber-identidad de Jobe.

Cyberella: Forbidden Passions

Esta es definitivamente una de las películas de realidad virtual más extrañas de todos los timpos. Mara escribió un programa de realidad virtual llamado Dreamworlds, pero cuando está dentro de su propio programa, muere en un incendio. Sin embargo, su mente sigue viva dentro del programa y entonces conoce a Dios, quien quiere que ella cure a la gente, teniendo (obviamente) sexo virtual con ellos. Quizá si tiene relaciones con suficientes patanes en algún momento logre llegar al cielo, o al menos eso parece estar intentando.

TekWar

TekWar es un show de TV creado por William Shatner, donde Jack Cardigan derrota a Tek Lords, los distribuidores de un narcótico llamado Tek, el cual es un fuerte estimulante de realidad virtual.   

Venus Rising

Eve escapa de prisión, e intenta usar un juego de realidad virtual para intentar crearse una nueva identidad, lo cual significa (por alguna razón) montones de sexo virtual. En algún momento decide modelar como Venus para Bottichelli y subirse a un tren virtual llamado  Midnight Express. Allí, el conductor llevará a quien ella quiera a su compartimento, incluyendo, por supuesto, un trío sadomasoquista.

Emmanuelle 7

Salta al minuto 13:37. La saga de Emmanuelle toma muchas veces caminos inesperados: ella conoce a Drácula en algún momento, por ejemplo. Logra acceder a un dispositivo que le permite tomar control del cuerpo de otras personas a distancia. Va al espacio. Y sí, en Emanuelle 7 inicia su propia clínica de realidad virtual para ayudar a la gente con sus problemas sexuales.

I.K.U.

Una de las películas de harcore más artísticas jamás filmada, I.K.U. es conocida como una importante obra de cyberpunk. Entre otras cosas incluye muchos encuentros virtuales y gente descargando orgasmos de internet. La película sigue la vida de una androide sexual que es capaz de cambiar de forma para parecerse a diferentes mujeres, y cuyo trabajo consiste en “recolectar experiencias sexuales” teniendo sexo con varias personas. Estas experiencias son luego grabadas en chips que se venden en máquinas expendedoras. El problema es que una empresa rival intenta insertar virus en los sex-droids para robarles sus información y vender sus propias experiencias virtuales.

 Virtual Encounters

Una mujer recibe una invitación al exclusivo club Virtual Encounters, donde se pone un casco de motocicleta con tubos y un guate. Entonces, de pronto se encuentra en la habitación de Sting, rodeada de un millón de velas. Aquí un clip de la secuela, Virtual Encounters 2.

Virtual Girl

Un genio en programación crea a la mejor gatita sexual holográfica del mundo, pero esta se enamora de él y no entiende por qué quiere venderla a otras personas. Pronto él, y los demás usuarios, descubren que no hay nada peor que un programa de computadora celoso usando lencería sexy y botas vaqueras.

Sex Files: Sexual Matrix

Un profesor universitario diseña un simulador de realidad virtual, e inmediatamente decide usarlo para entrar a las fantasías eróticas de la gente. Lo que hace destacar a esta película en un mar de softcore de realidad virtual son sus hermosos diálogos, como: “Profesor, parece que la modulación es directamente proporcional al nivel de excitación sexual. ¿Deberíamos tratar con estimulación física ahora?”

El extraordinario mago Ferdinando Buscema nos comparte los tres secretos de la magia en un destilado ideal para entrepreneurs: poderosos snacks esotéricos

buscema1

Ferdinando Buscema es un "diseñador de experiencias mágicas" que se especializa en psicología de empresas y ocultismo y cuyos didácticos performances son requeridos lo mismo en congresos como TEDx como por importantes empresas multinacionales. Haciendo un zurcido invisible, Buscema hila los más complejos arcanos de la filosofía hermética y la alquimia con una comprensión práctica, perfecta para emprendedores y para la ajetreada vida moderna que busca exprimir la esencia de las cosas sin tener que lidiar con la pulpa –y acaso, encontrar epifanías a la velocidad de una conexión de fibra óptica.

Con una lucidez encantadora, este mago italiano logra sintetizar los fundamentos básicos de la magia tradicional en tres principios para la era moderna. "El espíritu de la magia –en su núcleo más profundo— tiene que ver con develar los códigos secretos de la naturaleza y usarlos para el bien de la mayor parte de las personas. Ssí que el espíritu de la magia no ha desaparecido. Se ha convertido en tecnología". Claramente, Buscema es seguidor de la visión de Erik Davis y, antes, de Arthur C. Clarke, de que la tecnología moderna es una manifestación visible de la gnosis secreta y ha materializado fenómenos que antes eran considerados mágicos o milagrosos, como la comunicación a distancia.

Te compartimos esta síntesis de siglos en tres principios destilados para el uso de cualquier persona, que forman parte de la conferencia "Magia y Managment", de TEDx. 

El primer secreto es: "La realidad no es siempre lo que parece"

Desde épocas remotas, la humanidad ha creado diferentes narrativas e historias para explorar el concepto de realidad. Desde la cueva de Platón, el velo de Maya de las filosofías orientales o versiones cinematográficas modernas como The Matrix o The Truman Show, estas narrativas apuntan a lo mismo: nuestra percepción es limitada y cualquier  modelo de realidad que diseñemos es sólo una pálida representación de lo que "está ahí".

Buscema señala que siempre han sido los artistas los encargados de mostrar otras realidades –mundos dentro de este mundo- y de amplificar la percepción. En palabras de Paul Klee: "El arte no reproduce lo visible,  lo hace visible". Por lo tanto, la clave principal de la magia es "tomar conciencia de que existen muchos niveles de realidad". La cebolla de supercuerda tiene numerosas dimensiones y la madriguera del conejo es más profunda de lo que piensas.

El segundo secreto es: "La imaginación crea la realidad"

Creo que cada artista, de cualquier escuela en cualquier momento en el tiempo, está de acuerdo con esto. Incluso más, los magos de todas las épocas han considerado a la imaginación como la herramienta principal –incluso la función más alta del alma- para moldear la realidad y navegar a través de múltiples planos. En palabras de Peter Gabriel: “Todos los edificios y todos los autos fueron antes sólo un sueño en la mente de alguien”. En otras palabras, todo lo que nos rodea, antes de manifestarse en la realidad material objetiva, nació en la forma de una idea, una intuición o una visión en la mente de una persona. Y así, creer en la magia –lo que parece una superstición obsoleta- significa creer en el poder supremo de la imaginación que transforma la realidad. Como la neurociencia ha validado, en gran medida somos y nos volvemos lo que pensamos. ¡Así, el meme mágico es una especie de software mental para concebir cosas que no son mágicas como si lo fueran!

logobuscemaBuscema hace referencia a que, dentro del hermetismo neoplatónico (la gran escuela esotérica que sigue influyendo nuestro pensamiento), la imaginación es considerada un órgano de percepción mediante el cual es posible observar realidades más sutiles -el mundo numinoso-, a diferencia de sólo el mundo fenomenológico. Las entrepuertas entre lo humano, lo angelical y lo divino. Visitar y vislumbrar otras esferas y, acaso, obtener información celeste; descargar datos directamente de Akasha.

El tercer secreto es: "La realidad está hecha de palabras"

La magia es el arte de las palabras que tienen efectos concretos sobre el mundo. Las palabras que hablamos modifican nuestra realidad con una profundidad que rara vez notamos. Terence McKenna, un filósofo posmoderno, lleva esta idea hasta el punto de decir que "el verdadero secreto de la magia es que el mundo está hecho de palabras". Aquellos que saben las palabras adecuadas pueden realizar prácticamente cualquier cosa que quieran. Esto aplica para todos aquellos que ejercen en política, publicidad o ventas, y todo lo que está en medio. Actualmente, observamos el surgimiento de nuevas cepas de códigos cuyos efectos en la realidad son absolutamente concretos; por ejemplo, los lenguajes de programación computacional. Estos códigos nómadas son nuevos lenguajes esotéricos, totalmente oscuros para los no iniciados en la tecnología...

Ya sean palabras o códigos informáticos, la realidad, a fin de cuentas, está hecha de símbolos. Navegamos en un bosque de símbolos, que son entidades abstractas cuyos efectos sobre la realidad son completamente concretos, como sabe cualquiera que trabaja en branding o publicidad.

Sumando estos tres secretos, podemos decir que el mago es alguien que sabe que la realidad es un proceso dinámico cuyo flujo puede ser influido y guiado a través del uso apropiado de la imaginación y la manipulación consciente de los símbolos.

Buscema traduce estos principios básicos de la magia hermética a la administración de empresas (pero el argumento podría extenderse a todo tipo de administración: la energía, una novela, una relación). 

El mago italiano nos dice que la primera característica que un manager debe de tener es imaginación: "la capacidad de ver lo invisible", lo que los demás no ven y, a partir de esto, poder tomar decisiones estratégicas. 

La segunda característica es la administración del sentido: "debe de tejer narrativas conjuntas que tengan sentido, para guiarse a sí mismo, a sus colaboradores y a sus empleados. Este proceso es como recibir señales del caos emergente e interpretarlas y traducirlas en un lenguaje comprensible para los demás".

Finalmente, la tercera característica es el cultivo del ser: un manager moderno debe de buscar tener experiencias personales que enriquezcan sus conocimientos y su capacidad de enfrentarse al caos; debe abrazar la diversidad y buscar el crecimiento personal y el de sus empleados, "para volverse más consciente de los poderes creativos y de cómo utilizarlos en beneficio del sistema en el cual se encuentra inmerso".

Twitter del autor: @alepholo