*

X

Hombre desarrolla cataratas en los ojos en forma de estrellas

Por: pijamasurf - 01/30/2014

Luego de sufrir un choque eléctrico, los ojos de este hombre comenzaron a desarrollar cataratas en formas poco usuales que desconcertaron a los médicos.

HT_star_cataracts_jef_140124_16x9_608

En un desafortunado accidente, un electricista de 42 años sufrió un choque eléctrico de 14 mil voltios en su hombro. Según un reporte emitido por el New England Journal of Medicine, cuatro semanas después del accidente el hombre comenzó a desarrollar una extraña forma de cataratas en los ojos.

Al ver que su vista se deterioraba, el hombre fue sometido a cirugía de cataratas, pero pocos días después la retina se desprendió de su ojo izquierdo, dejándolo virtualmente incapacitado para ver.

A pesar de que las cataratas pudieron operarse, el deterioro de su vista aumentó hasta que el hombre quedó ciego; los médicos creen que la curiosa forma de sus cataratas pudo haber sido causado por el choque eléctrico, sin que se sepa a ciencia cierta por qué.

¿Cuáles son las tendencias más comunes de las pesadillas?

Por: pijamasurf - 01/30/2014

Los temas que a todos nos acechan en los sueños no son muchos, pero tienen el poder de sacudirnos de golpe del estado onírico. Este estudio analiza las tendencias más comunes de los hombres cuando sueñan pesadillas.

John-Henry-Fuseli-The-Nightmare-II

Muchos estudios han tratado de explicar por qué soñamos (sin mucho éxito), pero pocos han indagado en la naturaleza de las pesadillas. Lo interesante de este estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Montreal para la revista Sleep, es que su método no es neurocientífico, sino literario. Es decir, tomaron como base las bitácoras de sueños de varios participantes para encontrar patrones en común. De acuerdo con ellos, las bitácoras son el “estándar de oro” para este tipo de investigación, ya que las entrevistas o cuestionarios se prestan a reportes imprecisos debido a la naturaleza frágil de los sueños cuando se les recuerda tiempo después.  

En este estudio en particular, los psicólogos les pidieron a 572 participantes que apuntaran sus sueños de dos a cinco semanas. También se les pidió poner atención a sus emociones mientras los apuntaban. Después de un análisis de “9,796 reportes de sueños”, redujeron los resultados a “253 pesadillas y 431 sueños inquietos reportados por 331 participantes”. Los investigadores definieron “pesadilla” como un sueño suficientemente incómodo para sacar a los participantes del estado de sueño, y los “sueños inquietos” como terribles, pero sin causar que los sujetos se inmutaran.

Cabe mencionar que el estudio no dijo nada nuevo. Cada uno de los resultados abajo mencionados los podríamos haber inferido nosotros mismos de haber dedicado algo de tiempo a pensar en ello. Las pesadillas tienen la cualidad de la permanencia (las recordamos por mucho tiempo, nos acechan) y también tienen una naturaleza narrativa en tanto que se prestan a ser contadas detalladamente. Es decir, todos hemos tenido pesadillas (y las recordamos) y todos hemos escuchado las pesadillas de otros. Así, los resultados del estudio están solamente enlistando las tendencias oscuras de todos nosotros, aunque ello no quiere decir que un resumen psicológico del tema no sea interesante.  

 

Los principales resultados fueron:

1. Para pesadillas, la vasta mayoría de sujetos reportaron experimentar algún tipo de “agresión física”. Los científicos definieron esto como: “Amenaza o ataque directo a la integridad física por parte de otro personaje. Esto incluyó agresión sexual, asesinato, ser secuestrado”.

2. El tema más popular para los sueños inquietos (y segundo lugar en pesadillas) fue los “conflictos interpersonales” o “interacción basada en conflicto entre dos personajes como, por ejemplo, hostilidad, oposición, insultos, humillación, rechazo, infidelidad, mentiras, etc.”

3. La emoción de miedo, por supuesto (como estar aterrorizado, horrorizado, espantado, asustado o en pánico) fue citada en cada descripción tanto de sueños inquietos como de pesadillas. Pero las pesadillas fueron más emocionalmente intensas.

4. Las pesadillas y los sueños inquietos tienen elementos mucho más bizarros que los sueños ordinarios o agradables. Y según los científicos, entre peor sea la pesadilla, más creativa y extraña es.

5. Hubo pequeñas diferencias notables entre los sexos. Los hombres tuvieron más pesadillas relacionadas con catástrofes, desastres e insectos que las mujeres. Ellas tendieron más a tener pesadillas acerca de “conflictos interpersonales”.

.