*

X

El consumo de cocaína cambia rápidamente el cerebro (estudio)

Por: pijamasurf - 08/29/2013

De acuerdo con investigadores norteamericanos, consumir cocaína puede cambiar la estructura del cerebro en cuestión de horas en lo que podría ser el primer paso para generar una adicción.

fig_081El diario Nature Neuroscience publicó un estudio de experimentación con animales que muestra cómo nuevas estructuras vinculadas al aprendizaje y la memoria comenzaron a crecer poco después de que unos ratones consumieran cocaína.

Al parecer el lugar o el ambiente en el que se consumen drogas juega un papel importante en la adicción. En los experimentos se les permitió a unos ratones explorar libremente dos cuartos muy diferentes; cada uno con un olor y una textura distintos. Una vez que eligieron un cuarto favorito, se les inyectó cocaína en el otro cuarto. Se utilizó un tipo de microscopía laser para mirar dentro de los cerebros de los ratones y buscar espinas dendríticas (dedicadas a la recepción de estímulos y a la producción de memoria). Los ratones rápidamente generaron una predilección por el nuevo cuarto, junto con un deseo de consumir más cocaína allí.

La poducción de espinas dentríticas al consumir cocaína sugiere que el consumo de la droga genera una vasta producción de recuerdos y asociaciones. Así, las pistas contextuales asociadas con exposición previa a las drogas puede detonar la búsqueda y el deseo de más droga. La preferencia de espacios para consumir cocaína tienen que ver con haberlo hecho ahí antes. Es decir, la producción de espinas dendríticas genera asociaciones espacio-sustancia.

Este estudio ofrece un entendimiento sólido de cómo ocurren los primeros pasos de la adicción; muestra cómo la adicción es aprendida y memorizada por el cerebro en relación al espacio de consumo.

 

[BBC]

La simbiótica relación entre desorden y creatividad

Por: pijamasurf - 08/29/2013

Nuevos estudios revelan que trabajar en ambientes desordenados puede llevarte a detonar tu creatividad (aunque esto tenga también sus contras).

Messy desk

En años recientes, investigadores han identificado muchas maneras de avivar la creatividad, desde el ejercicio aeróbico hasta el barullo de una cafetería. Pero un estudio recién publicado revela otro método más, uno que muchos de nosotros hemos implementado sin darnos cuenta de los beneficios.

Encuentra que a las personas se les ocurren más ideas creativas si están sentadas en un cuarto desordenado.  

“Los ambientes desordenados parecen incitar a romper con la tradición, la cual puede producir percepciones frescas”, escribe la investigadora Kathleen Vohs, de la Universidad de Minnesota. “Los ambientes limpios, en contraste, fomentan la convención y el jugar a la segura”.

En uno de los experimentos que realizaron, les pidieron a cuarenta y ocho estudiantes de universidad que pensaran en diez usos no convencionales para pelotas de ping-pong. A la mitad de los participantes los pusieron en un cuarto muy organizado y limpio y la otra mitad en un cuarto desordenado con papeles esparcidos en una gran mesa (junto con otros en el piso).

Dos asistentes calificaron cada idea en una escala del uno al tres (de “nada creativo” a “muy creativo”). Después de sumar los resultados, los investigadores hallaron que aquellos que trabajaron en un cuarto desordenado fueron en general más creativos que los que hicieron la tarea en el cuarto limpio. En promedio, a aquellos trabajando en un ambiente prístino se les ocurrieron el mismo número de ideas, sólo que no fueron tan innovadoras.

“Ser creativo tiene que ver con romper con la tradición, el orden y la convención, y un ambiente desordenado parece ayudar a las personas a hacer justo eso, concluye Vohs.

Por más que el estudio sea interesante y el hecho de derrochar ideas en un espacio desordenado pueda ser más dinámico, el desorden tiene sus bemoles a la hora del trabajo. Si no estás en un espacio organizado (aunque organizado signifique un caos cuidadoso) no podrás estructurar claramente ningún proyecto. Todo espacio es forma y clima de lo que contiene. Quizá sea bueno hacer el ejercicio de la ocurrencia en un cuarto desordenado y desarrollar el proyecto en un cuarto organizado y limpio.

[Psmag]