*

X
El pornwall británico se extiende a bloquear sitios de internet esotérico en lo que podría percibirse como un adoctrinamiento de las mentes de los jóvenes que evoca el paisaje mental de The Wall.

uk-censored

 

La polémica censura de sitios del gobierno de David Cameron plantea incluir sitios esotérico a la ya consabida intención de censurar material pornográfico (pornwall). Cameron y la parlamentaria Claire Perry proponen tener una configuración por default de control parental ejercida por los proveedores de Internet. La medida que aparentemente busca regular y proteger a los jóvenes de "material pornográfico, material violento, contenido relacionado al terrorismo, anorexia y desordenes alimenticios, sitios relacionados al suicidio, alcohol, tabaco, foros, material esotérico, sitios de herramientas para desboloquear y navegar sin firewalls".

Si de por sí la censura del porno presenta un problema de edición enorme, al incluir temas como lo esotérico o lo que tiene que ver fumar, el gobierno británico se enfrenta con un gran dolor de cabeza. Por otra parte censurar temas esotéricos fácilmente puede ser interpretado como una censura ideológica orientada a mantener el status quo. La forma de resolver este predicamento es fácil simplemente censurando grandes cantidades de sitios y haciendo buena parte de Internet inaccesible (pasando la brocha gorda). Si has trabajado en alguna corporación con una moral muy sensible, donde sitios como Pijama Surf están vetados, ya sabes lo que será. Al menos de que organizaciones como el Open Rights Group logren impedir esta tentativa.

 

La boveda del FBI es una cámara de maravillas. Actualmente pueden leerse todos los documentos desclasificados que incluyen fascinantes y absurdas averiguaciones sobre algunas luminarias que ya no viven.

fbi-the-vault-2011-title

El Bureau Federal de Investigación (FBI) ha guardado registros de muchísimas figuras culturales como escritores, músicos, comediantes, cineastas, científicos, actores y activistas. Si visitas la Bóveda puedes revisar muchos de ellos (los que ahora están desclasificados) en su “nuevo cuarto de lectura electrónico”, que contiene algo así como 6,700 documentos y otros datos que han sido escaneados del papel para que puedas leerlos en la comodidad de tu escritorio. Amablemente, el FBI acomoda los archivos en categorías como anti-guerra (Abbie Hoffman, Howard Zinn), la era gangster (Al capone, John Dillinger), fenómenos inexplicables (Roswell UFO, percepción extrasensorial).

Allí encontrarás materiales relacionados con:

El caso de Ernest Hemingway: “Trabajo de inteligencia de parte de la Empajada de E:U:A en la Habana, Cuba entre 1942 y 1944”

“Potenciales lazos a actividades comunistas en Hollywood en 1940” de Orson Welles

Conexiones con grupos anti-guerra e investigación sobre una amenaza a John Lennon

Conexiones de Marilyn Monroe con organizaciones comunistas por parte de su esposo Arthur Miller

El “pasado radical” de Albert Einstein

La música “trash” de The Doors y su diseminación

La potencial obscuridad de la canción “Louie-Louie” de los Kingsmen

Todas estas investigaciones comienzan con sospechas del FBI de que estas luminarias estaban por mal camino, pero en muchos casos las figuras culturales recibieron amenazas de misteriosa procedencia y ellos mismos llamaron al FBI para iniciar una averiguación. Cualesquiera que fueran sus propósitos, las lecturas son fascinantes.

 

[Open Culture]