*

X
El filósofo de la televisión y explorador Jason Silva discute la verdad y la belleza de la ciencia en una suerte de jazz existencial, recordándonos que lo que se busca en la era espacial es no es sólo la expansión del espacio físico sino la expansión de la mente también.

 

Jason Silva estudió cine y filosofía en Miami. En la revista The Atlantic lo llaman "el Timothy Leary de la época del video viral". Presenta el programa de Nat Geo llamado "Brain Games", y se describe a sí mismo como "techno optimista" en su cuenta de Twitter. Dada su manera de transmitir ideas a través de la palabra Silva ha sido descrito como un filósofo-performance, y aquí queda claro por qué. “En su nuevo video Exploring Space: Cosmic Revolutionaries, Silva explora la relación entre la búsqueda de conquistar el espacio y ir más allá de los límites de nuestro sistema planetario con la búsqueda interior de la trascendencia, entendiendo que "como es afuera, es adentro" y las estrellas son parte de una constelación psíquica. En su característico tono de grandilocuencia, este video que nos llama a asumirnos como "revolucionarios cósmicos" está hecho "a partir de imágenes cautivadoras y palabras que inspiran, y nos recuerda que la exploración espacial también es una cuestión existencial que va hacia los confines internos del ser humano".

 

El pornwall británico se extiende a bloquear sitios de internet esotérico en lo que podría percibirse como un adoctrinamiento de las mentes de los jóvenes que evoca el paisaje mental de The Wall.

uk-censored

 

La polémica censura de sitios del gobierno de David Cameron plantea incluir sitios esotérico a la ya consabida intención de censurar material pornográfico (pornwall). Cameron y la parlamentaria Claire Perry proponen tener una configuración por default de control parental ejercida por los proveedores de Internet. La medida que aparentemente busca regular y proteger a los jóvenes de "material pornográfico, material violento, contenido relacionado al terrorismo, anorexia y desordenes alimenticios, sitios relacionados al suicidio, alcohol, tabaco, foros, material esotérico, sitios de herramientas para desboloquear y navegar sin firewalls".

Si de por sí la censura del porno presenta un problema de edición enorme, al incluir temas como lo esotérico o lo que tiene que ver fumar, el gobierno británico se enfrenta con un gran dolor de cabeza. Por otra parte censurar temas esotéricos fácilmente puede ser interpretado como una censura ideológica orientada a mantener el status quo. La forma de resolver este predicamento es fácil simplemente censurando grandes cantidades de sitios y haciendo buena parte de Internet inaccesible (pasando la brocha gorda). Si has trabajado en alguna corporación con una moral muy sensible, donde sitios como Pijama Surf están vetados, ya sabes lo que será. Al menos de que organizaciones como el Open Rights Group logren impedir esta tentativa.