*

X

¿Ingenuidad, subversión o estrategia publicitaria? Erráticos logotipos que van más allá de su sentido original

Por: pijamasurf - 07/16/2013

El lenguaje de las imágenes posee sus propias reglas pero, como en cualquiera, la subversión es siempre una posibilidad dentro de este ámbito. Como con la polisemia de las palabras y la capacidad de que alguna tenga significados distintos en función del contexto donde se le encuentre, así también un diseño, una imagen, puede adquirir un sentido distinto al de la intención original.

Ese, en buena medida, es el fundamento del humor: tomar un término y colocarlo en un medio en el que su significación usual explota, se transforma, deja de ser lo que era para por un instante convertirse en un inquietante agente de rebeldía o caos.

En las imágenes que compartimos ahora se cumple esto. Sea por ingenuidad o por una secreta y sutil voluntad de perturbarlo todo solo para ver qué sucede después, estos logos parecen esconder una broma, casi siempre de contenido sexual, que en poco o nada ayuda a la marca que pretenden representar.

O quizá sí, porque al final esa es otra cualidad de los chistes, voluntarios o involuntarios: que fácilmente se conserva en la memoria. Y entonces no sabemos si al final estos errores en realidad fueron tales o “todo se cumplió conforme a lo planeado”.

[The Clinic]

Hombre despierta de amnesia con otro nombre y hablando sueco

Por: pijamasurf - 07/16/2013

En un caso que supera las explicaciones científicas, un hombre que vuelve del coma dice ser alguien más e incluso habla un idioma distinto.

El 28 de febrero pasado, un hombre fue hallado inconsciente en un motel de Palm Springs, Florida. Según sus documentos de identidad se trataba de Michael Thomas Boatwright, un militar veterano que sirvió entre 1971 y 1973 a la aviación estadunidense, pero luego de despertar de un extraño coma en el hospital, afirmó ser otra persona.

Las enfermeras comenzaron a hacerle preguntas sobre su pasado, pero él no sólo no podía entenderlas, sino que contestaba hablando en sueco y afirmando que su nombre era Johan Ek. Incapaz de reconocerse en el espejo, el hombre de 61 años sentía náuseas al mirar su propio rostro. "Ese tipo Michael, no soy yo. Sigo siendo Johan", afirmó a un traductor.

Los médicos han sido incapaces de explicar la condición de este hombre. Algunas hipótesis van desde lo racional (personalidad escindida, esquizofrenia) hasta lo sobrenatural (reencarnación de vidas pasadas) o incluso hasta la teoría de conspiración, debido a su pasado militar. El caso permanece en observación.

[Daily Grail]