*

X

El videojuego mexicano que ha obsesionado a los ingenieros de la NASA

Por: pijamasurf - 07/01/2013

Kerbal Space Program del estudio mexicano Squad robó cámara discretamente en el booth de la NASA durante el E3 2013. Fuentes en tierra afirman que la mitad del equipo de ingenieros aeroespaciales de la agencia se encuentran jugándolo actualmente.

kSP

Un viejo gag afirma que si algo es sencillo es porque no es ingeniería aeroespacial, y un videojuego ha confirmado ese fragmento de sabiduría moderna. Diseñado por el estudio independiente Squad, ubicado en la ciudad de México, Kerbal Space Program ha logrado emular algunas de las dificultades a las que los científicos de la NASA se enfrentan cotidianamente, por lo que el equipo de cohetes de la agencia espacial dedica mucho de su tiempo libre a experimentar ideas en KSP.

Durante el Electronic Entertainment Expo (E3) en su edición 2013, la NASA tuvo un booth en el piso de exhibición, lo que no dejó de provocar la curiosidad de los fans y los medios especializados. Una fuente del sitio Penny Arcade pudo entrevistarse con uno de los ingenieros del laboratorio de propulsión de jets (JPL por sus siglas en inglés), Douglas Ellison, en el booth de la NASA, quien se mostró emocionado de hablar sobre Kerbal Space Program.

“Lo único que podría mejorar esta semana”, dijo Ellison durante el E3, “y ustedes pueden o no saber sobre este juego, es si los desarrolladores de un juego llamado Kerbal Space Program aparecieran. La mitad del JPL lo está jugando ahora.”

El juego es un sandbox (mundo abierto) donde el jugador tiene a su disposición una serie de herramientas para construir cohetes y misiones espaciales hacia otros planetas de un sistema solar virtual. La física de KPS no es tan demandante como la de la vida real, pero los ingenieros de la NASA pueden utilizarlo para llevar a cabo pequeños “proyectos de ciencia” sin invertir millones de dólares y poner en riesgo vidas humanas.

“Es la razón por la que a los corredores de carreras les gusta jugar videojuegos de automovilismo… no hay responsabilidad real. (…) Todos los que trabajan dentro y alrededor de los campos de la ciencia y la ingeniería tienen miles de ideas locas que se les han ocurrido, pero que nunca probarían en la vida real. KSP es un lugar donde tal vez, en el modo único de Kerbal, podrían probarlas.” 

La comunidad de Kerbal se compone actualmente de usuarios admitidos mediante una versión alpha de pago; sin embargo, el juego ha demostrado ser un campo fértil para modders que han construido cientos de agregados al juego original —en los foros se afirma que, de hecho, algunas misiones espaciales de Kerbal no pueden ser completadas sin echar mano de mods hechos por usuarios.

squad

Por ejemplo, aunque la programación de aceleración, gravedad o resistencia del viento que Kerbal tiene en su base original sea sumamente buena, hay pequeños detalles como la compensación de las reservas de combustible de la nave o la adaptación a diferentes atmósferas extraterrestres lo que los modders crean independientemente, enriqueciendo el entorno de participación. En otros videojuegos los mods suelen tildarse de “trampas” o agregados innecesarios (como ropa de personajes o música), pero en KSP los mods recrean la forma de trabajo en las misiones aeroespaciales de la NASA, con una tonelada de matemáticos e ingenieros resolviendo problemas todo el tiempo, lo que sugiere un buen trabajo del estudio mexicano Squad.

{Penny-Arcade}

Adolescentes mexicanas diseñan sofisticado helicóptero solar (a pesar de la apatía de las autoridades)

Por: pijamasurf - 07/01/2013

Aunque en su momento las autoridades no apoyaron la construcción del artefacto, el trabajo de las tres niñas fue reconocido por una fundación alemana.
[caption id="attachment_61814" align="alignleft" width="300"]cm Foto: Carlos Marí[/caption]

Claudia Quevedo Montejo, Iyari Madrigal Badillo y Alejandra Puente León, estudiantes mexicanas de secundaria, concursaron a finales del año pasado, en el certamen internacional de la Fundación Conrad "Desafío Espíritu de Innovación". Lamentablemente, no consiguieron los recursos para construir su proyecto: un helicóptero que funciona con energía solar.

Después del cambio de administración en Tabasco, estado al sur de México, a principios del 2013, las niñas obtuvieron diez mil pesos para construir el helicóptero a escala, y una vez concluido, comprobaron que el artefacto en realidad funciona. La Fundación Conrad reconoció a las tres niñas con un viaje a la NASA, aunque, de haber conseguido el financiamiento en su momento, habrían accedido a un premio de diez mil dólares, y a la construcción de su helicóptero en tamaño real.

Alejandra Puente, una de las diseñadoras, declaró que dicho helicóptero se trata de “un prototipo a base de paneles solares que empezamos a diseñar desde agosto del año pasado y que prácticamente, en diseño, lo teníamos listo cuando nos enteramos de la convocatoria, pero que no concluimos cuando esperábamos que nos apoyara la Secretaría de Educación (…) Habíamos hecho investigación, diseño, un plan de financiamiento y un video para explicar nuestro proyecto, pero no terminamos el proyecto con la elaboración del helicóptero, que ahora sabemos que sí vuela y que si se construye en grande, sirve para llevar alimentos y agua a zonas de sequía y no contamina”.

El caso anterior, se suma a los estudios publicados recientemente en Pijama Surf, en donde se comprueba que la Secretaría de Educación desalienta o desaprovecha el talento de por lo menos el 96% de los niños mexicanos con coeficientes intelectuales altos. La historia de estas niñas, revela uno de los muchos casos en que emprendedores mexicanos, especialmente en el campo de la ciencia, carecen del apoyo para materializar o desarrollar sus investigaciones.

Con información de Reforma