*

X

Codeando México: tecno-civismo para enfrentar los problemas actuales

Por: pijamasurf - 07/01/2013

Hackers mexicanos crean sitio que reta a crear aplicaciones que den solución a problemas sociales; las ideas ganadoras serán premiadas.

 

codeando-mexico

La lentitud burocrática y falta de respuesta del gobierno a los problemas cotidianos se traducen en frustración para la ciudadanía, lo cual termina distanciándola de la vida pública –y de sus retos. Lo anterior inspiró Codeando México, un grupo de hackers quienes a partir de una filosofía de “Open Source” –que permite a cualquiera acceder y enriquecer alguna iniciativa–, buscan que que los talentos mexicanos desarrollen aplicaciones para responder a retos específicos que deriven en soluciones a problemas sociales.

Entre las convocatorias actuales está, por ejemplo, la creación de una app que concentre los datos sobre todas las bibliotecas del país. Otra, busca concretar un inventario de los inmuebles catalógados como patrimonio cultural en Oaxaca, para que sean visitados y conservados. En su mayoría, se tratan de bases de datos para que el gobierno o la sociedad nos beneficiemos, coadyuvando a mejorar el flujo de información en el país –pero sobre todo para que, como sociedad, nos apropiemos de los problemas, los cuales generalmente delegamos al estado.

Los proyectos buscan tener un impacto real, resolver problemas específicos con un efecto tangible. Cada reto demanda una dinámica propia de cualquier concurso virtual: tienen registro, fecha de cierre, requisitos de participación, una especificación clara para la entrega de soluciones, una evaluación, un jurado y una premiación. Uno de los retos, “Yo mejoro mi Ciudad”, esta asupiciado por Tag DF, un foro multidiciplinario en torno al arte, la tecnología, y los videojuegos, que tendrá lugar este 3 y 4 de julio en la Ciudad de México.

En pocas palabras, Codeando México “intenta acelerar y democratizar la innovación cívica, rediseñando al gobierno y a la sociedad, con la agilidad característica de la comunidad de la tecnología”. La hiperconetividad de nuestros tiempos facilita el debate de ideas y, como este proyecto evidencia, puede ser una vía para solucionar problemáticas actuales, y empoderar sociedades conscientes dispuestas a asumir el compromiso que les corresponde.

 

Te podría interesar:

Los Comedores de Loto: una exposición sobre la manifestación de las drogas

Por: pijamasurf - 07/01/2013

Las drogas y sus efectos también son parte de nuestro desarrollo cultural y civilizatorio, y la exposición "Los Comedores de Loto", que se presenta en la Casa del Lago, en la Ciudad de México, así lo muestra.

loto

Históricamente toda cultura ha recurrido al uso de estimulantes, práctica milenariamente vinculada la estimulación de la conciencia y el diálogo místico con la naturaleza. 

La exploración de la naturaleza ha acompañado a la humanidad desde sus más remotos orígenes. A través de esta, se reveló al hombre la existencia de especies botánicas con propiedades psicoactivas. Curiosamente todas las civilizaciones incurrieron en el consumo de estas plantas, cuya particularidad es que alteran, y para muchos enriquecen, la percepción de la realidad. Esta práctica, el consumir psicoactivos, se consolidó como un enigmático “puente” hacia la realidad divina –aquella que no podemos percibir tan fácilmente con los sentidos. 

Tanto las alucinaciones, como los raciocinios orientados a cuestionar las ideas preexistentes son algunos de los efectos que estas sustancias pueden provocar –una especie de reinvención en la lectura de nuestro entorno. 

Retomando lo anterior, la Casa del Lago, en la Ciudad de México, presenta la muestra “Los Comedores de Loto”, exponiendo trabajos anónimos de agrupaciones vinculadas con las ‘drogas’, incluyendo antropólogos, diseñadores, artistas internacionales y locales. Esta exposición incorpora también investigaciones de asociaciones civiles, como la Biblioteca Cannábica, Drogas México y el Colectivo por una política integral hacia las drogas (CUPIHD). 

Por cierto, el título de la muestra está inspirado en la Odisea, en el momento en que Ulises y su tripulación desembarcan en una isla y consumen el fruto de loto, el cuál los sumerge en sensaciones de plenitud, y una deleitante serenidad. 

La exposición permanecerá abierta hasta el próximo 28 de julio –aunque lamentablemente, por periodo vacacional el recinto cerrará desde hasta el día 22 de este mes. A pesar de que en realidad solo quedará una semana disponible para disfrutar de esta exposición, por la estimulante temática, bien podría valer la pena agendarle un espacio.