*

X

Vicente Fox advierte que legalizar la marihuana podría revivir el campo en México

Por: pijamasurf - 06/05/2013

En recientes declaraciones el ex presidente de México afirmó que al campo del país le iría formidablemente bien con la legalización de la marihuana.

 

1453-d2-marihuana

Hace unos días se anunció que el ex presidente de México, Vicente Fox, promocionará en Estados Unidos la marca comercial de marihuana “Diego Pellicer”. El día hoy, en el marco del Foro "Jóvenes Para Adelante, Líderes Sirviendo a su Comunidad", realizado en el Centro Fox, este declaró que "México se debe volver un productor autorizado, debe exportar marihuana en lugares donde ya es legal, donde ya la manejan los empresarios”, y añadió que con la industrialización de la mariguana al campo le iría formidablemente bien.

El ex mandatario también expresó que “De aprobarse la legalización, el campo volvería a tener riqueza y el estado controlaría el lavado de dinero, pues quitaría el mercado a los narcotraficantes, “el capital pasaría a las manos de los empresarios que procesarían las drogas”.

Como contexto, el campo mexicano ha resentido un abandono en las políticas subsidiarias del gobierno desde el siglo pasado, y ha tenido que enfrentar una competencia feroz con los productos agrícolas provenientes del exterior, sobre todo de Estados Unidos.

Para la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC),”México ha perdido al menos dos millones de empleos agropecuarios entre 1994 y 2008,  así como la caída del precio real de productos agrícolas entre 40 y 70%. Esto significa que es más caro producir que vender, por lo que estas personas tendrán que dedicarse a otra cosa ya que su negocio no es rentable”. 

¿Le darías a un bebé un libro de HP Lovecraft? No seríamos los primeros...

Por: pijamasurf - 06/05/2013

Howard Philips Lovecraft es un escritor fundamental que a pesar de muerto sigue evolucionando. Con "Baby's First Mythos", una parodia de su trabajo, el escritor estadunidense llegará a toda una nueva generación de lectores: los bebés.

lovecraft

Un ser que ha permanecido presente en el universo, junto con otros como él, muy antiguos, de apariencia monstruosa --el rostro de un pulpo, un carácter depredador--, y la potencia de escritura para hacer que la humanidad cobre conciencia de su insignificancia en comparación con la edad del tiempo y la forma del espacio, son algunas de las características que hacen de HP Lovecraft uno de los autores más importantes del siglo pasado. Hay quien incluso afirma ver en él una expresión de lo más contemporánea de nuestro desencanto frente a la vida, del horror fantástico como válvula de escape, tal vez, para horrores más concretos, como la economía o el estado del mundo en general.

"Estoy tan bestialmente cansado de la humanidad y del mundo", escribió Lovecraft en una ocasión, "que nada puede interesarme demasiado a menos que contenga un par de asesinatos en cada página, o lidie con los horrores de lo innombrable y lo infinito que nos llega de los universos externos." 

Bien puede ser por esa actitud vital que el escritor francés Michel Houellebecq tituló la biografía que escribió sobre Lovecraft Against the World, against Life, abrazando la contradicción de la existencia moderna: un mundo hiperconectado (ya desde los tiempos de Lovecraft) que no logra acordar los términos de su propia destrucción; debe ser por eso tambien que los ejemplares de Baby's First Mythos, un libro inspirado en la mitología de Cthulhu que presenta en un formato infantil un producto para adultos, fueron el primer libro de muchos niños.

Houellebecq es un biógrafo apropiado, pues comparte la distancia emocional de Lovecraft --cierto grado de desapego o distancia-- con respecto a la humanidad, como si se tratara de razas distintas. Muchos han apuntado con anterioridad el caracter racista y xenófobo de muchos de los textos de Lovecraft, e incluso su competencia como escritor ha sido puesta en duda por críticos tan importantes como Edmund Wilson, para quien los únicos horrores en Lovecraft son "el horror del mal gusto y el mal arte."

¿Cómo puede ser un demonio milenario, cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos, también un peluche o juguete apropiado para niños? ¿Cómo puede un escritor --con un lenguaje sumamente arduo en ocasiones-- generar tanta expectativa y seguir granjeándose lectores luego de muchos años de muerto? Son los misterios de la literatura, sin duda. Erica Henderson, editora de Baby's First Mythos describe el fenómeno:

"Cuando imprimimos BFM por primera vez, hace un década, estaba pensado más como una novedad para adultos. Pero los padres vinieron con nosotros años después y nos dijeron que estaban enseñándoles [a leer] a sus hijos con él. Pienso que a la gente le gusta cuando el horror se subvierte."

Porque sin duda hablamos de un horror elemental, particular y propio de la condición de cada ser humano sobre la Tierra: la imposibilidad de vislumbrar el infinito, lo que nos daría la verdadera medida de nuestra pequeñez --pero incluso para imaginarnos en nuestra posta de vigilancia precisa en el universo, nos falta la imaginación que autores como Lovecraft nos ceden a través de sus libros.

"Lovecraft hizo un mundo donde los humanos están solos, flotando sobre una roca en un universo aterradoramente grande que bajo ninguna posibilidad podemos comprender, porque nuestro tiempo en él ha sido muy corto y somos insignificantes comparados con los horrores del mito de Cthulhu. Mucho del horror moderno está basado en esa idea. No tendríamos a los Cazafantasmas si no fuese por Lovecraft --y ese es el mejor argumento que puedo pensar para su trabajo."

[Guardian]