*

X

Los memes se encuentran sin duda entre las creaciones más raras de Internet, un territorio, por lo demás, especialmente propicio para lo extravagente y lo absurdo. Lo interesante, sin embargo, es que dichas circunstancias encuentran eco y conexión, vínculo con otras decenas, cientos, miles y aun millones de personas que no dudan en compartir y mostrar, en difundir y esparcir una imagen, una frase, un garabato que en su simpleza o su rebuscada complejidad, cifra un fragmento de esa mente colectiva que encuentra su cuerpo y su forma en la Red.

En esta ocasión mostramos una escena que ha comenzado a circular con profusión y que, por esto mismo, es ya uno de esos memes, incipiente quizá porque aun no posee el alcance de otros que se reconocen de inmediato, pero ya presente en los intersticios, los recovecos y aun las superficies de Internet.

[Laughing Squid]

¿Preocupado por tus pecados y adónde te llevarán estos en la vida después de la muerte? El Vaticano ofrece indulgencias a cambio de seguir la cuenta en Twitter del "Día Mundial de la Juventud", una celebración organizada por la Iglesia Católica.

papa

Como sabemos, uno de los motivos que impulsó a Lutero a emprender la llamada reforma protestante fue la situación que privaba en la Iglesia Católica con respecto a las indulgencias y el perdón de los pecados, gracias que la curia convirtió en mercancías que se compraban con dinero, bienes suntuosos, concesiones políticas y más. Como respuesta la Iglesia a su vez condenó el hecho, pero solo veladamente, pues aun ahora la práctica persiste, si bien disimulada.

Un ejemplo de esto fue la oferta reciente que hizo el papa Francisco sobre la posibilidad de ganar “indulgencias plenarias” a cambio de seguir en Twitter las actividades del “Día Mundial de la Juventud", una celebración que este año se llevará a cabo en Rio de Janeiro a partir del 22 de julio y sobre la cual el propio pontífice tuiteará.

La medida forma parte de la licencia que otorga El Vaticano a aquellas personas que no puedan asistir a la ciudad brasileña pero sigan los “ritos y ejercicios piadosos” a través de medios como la televisión, la radio o, en este caso, las redes sociales.

 “Solo que los eventos se deben seguir en vivo. No es como si una indulgencia se pueda obtener chateando en Internet”, aclaró al respecto un miembro de la Penitenciaría apostólica, el tribunal católico encargado de dirimir estos asuntos.

Sorpresivamente, el anuncio causó cierto revuelo, lo mismo dentro que fuera de la Iglesia Católica, pues, como declaró el arzobispo Claudio Maria Celli al periódico italiano Corriere della Sera, parece que “puedes obtener indulgencias como se obtiene café de una máquina expededora”.

[The Guardian]