*

X

Las Hermanas Brown: proyecto fotográfico toma un retrato a cuatro hermanas durante 35 años

Por: pijamasurf - 06/22/2013

Probablemente pocos motivos de angustia existencial tan constantes en nuestra historia como el paso del tiempo, ese fenómeno que confunde las categorías del pensamiento, que es al mismo tiempo objetivo y subjetivo, real y metafórico, consciente e inconsciente. Un laberinto cognitivo que hasta la fecha no posee una salida convincente y ante el cual nuestra capacidad intelectual no tiene otro recurso más que la rendición, la entrega absoluta a la incomprensible.

En un elocuente y emotivo ejercicio fotográfico a propósito de este asunto, Nicholas Nixon siguió a cuatro hermanas durante 35 años, tomándoles un retrato anual para que una vez reunidos, evidenciaran eso que se muestra de golpe solo cuando una pausa en el juicio y la conciencia se ocupa expresamente para reflexionar sobre el curso de la existencia (como en el concepto de la durée de Husserl y Bergson).

“Las Hermanas Brown” es el nombre de esta serie que va de 1975 a 2010. Un trabajo que inevitablemente recuerda, entre varias otras cosas, el célebre fragmento de Borges:

And yet, and yet... Negar la sucesión temporal, negar el yo, negar el universo astronómico, son desesperaciones aparentes y consuelos secretos. Nuestro destino (a diferencia del infierno de Swedenborg y del infierno de la mitología tibetana) no es espantoso por irreal; es espantoso porque es irreversible y de hierro. El tiempo es la sustancia de que estoy hecho. El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy el río; es un tigre que me destroza, pero yo soy el tigre; es un fuego que me consume, pero yo soy el fuego. El 'mundo, desgraciadamente, es real; yo, desgraciada­mente, soy Borges.

"Nueva refutación del tiempo"  (Otras inquisiciones, 1952)

También en Pijama Surf: 7 libros imprescindibles para entender qué es el tiempo

[Mamá Natural]

RIP Michael Baigent, coautor de la teoría sobre la descendencia de Jesucristo

Por: pijamasurf - 06/22/2013

El autor neozelandés falleció esta semana. Deseaba no ser recordado por el pleito legal contra Dan Brown y Random House por su querella contra "El Código Da Vinci", pero parece que al final será un referente importante en la alterhistoria.

michaelbaigent

El escritor neozelandés, psicólogo e historiador alternativo de la religión, Michael Baigent, falleció esta semana a los 65 años, a causa de una hemorragia cerebral, en un hospital de Inglaterra.

Baigent, junto con sus colegas Richard Leigh y Henry Lincoln, revolucionaron la escena de la historia alternativa en 1982 con la publicación del libro Holy Blood, Holy Grail, un libro catalogado en términos de mercado como "non fiction" donde lanzaron la peligrosa hipótesis de que Jesucristo pudo haber procreado descendencia con su concubina, María Magdalena, investigación que inspiraría a Dan Brown para el bestseller El código Da Vinci.

Tristemente, Baigent falleció después de haber perdido la demanda que interpusieron él y sus colegas contra Dan Brown y la editorial Random House. Brown negó la influencia del libro de Baigent en su trabajo, a pesar de que el nombre de uno de los personajes de El código Da Vinci, Leigh Teabing, es un anagrama de Baigent y Leigh, coautores de Holy Blood, Holy Grail.

La corte ordenó que Baigent y los otros autores de la demanda pagaran 85% de los costos legales de Randon House, que ascendían a £1.3 millones de libras ($3.7 millones de dólares), sumiéndolo en una precaria situación económica por el resto de su vida. Tansy Baigent, la hija del escritor, afirmó que esta situación así como el transplante de hígado al que se sometió su padre seis meses después del fallo de la corte, contribuyeron a degenerar la salud de su padre rápidamente.

"La batalla legal", afirma Tansy, "fue algo por lo que él no deseaba ser recordado, pero ha sido tal el peso que realmente lo destruyó, porque todo lo que buscaba era algo de credibilidad por el trabajo que había pasado haciendo tantos años."

Random House no ha hecho comentarios sobre la muerte de Baigent.

RIP.

[NZHerald]