*

X

Fractales Fabergé: el ornamento de un sistema caótico que desparece con la más mínima perturbación

Arte

Por: pijamasurf - 06/04/2013

Los “Huevos Fabergé” se consideran objetos valiosos, cima de cierta época de la orfebrería y joyería y también de cierto espíritu del mundo, una época de lujo y ornamento, símbolo de esa ostentación que caracteriza ciertas sociedades decadentes. Recordemos que los Fabergé fueron creados por la casa del mismo nombre entre 1885 y 1917, año este último en que inició la revolución de los bolcheviques comandada por Lenin contra el emperador Nicolás II.

En un ejercicio de recreación de estas emblemáticas artesanías, el físico y artista escocés Tom Beddard, alias subBlue, ideó una fórmula para generar estos objetos que denomina “Fractales Fabergé”, figuras geométricas y con volumen en las que se combina la riqueza del decorado con la iteración matemática, esa complejidad de patrones que surge solo cuando la disciplina del pensamiento se enfoca en una misma tarea ornamental.

En palabras de Beddard, “el aspecto fascinante se encuentra en la combinación de patrones que crean ‘resonancias’ estructurales de extraordinario detalle y belleza ―a veces naturalmente orgánicas y otras veces perfectamente geométricas. Pero entonces, como en un sistema caótico, todo puede desaparecer con la más mínima perturbación”.

[My Modern Met]

Come Back Haunted -- el nuevo video de Nine Inch Nails dirigido por David Lynch

Arte

Por: pijamasurf - 06/04/2013

Cuando dos genios se juntan generalmente se espera una conmoción creativa, un parto de supernovas o en algunos casos un poco de desden. Según Plutarco la relación entre Alejandro Magno y Aristóteles fue poco trascendental --los dos gigantes se mantuvieron ellos mismos sin modificar de sobremanera. En el nuevo sencillo de Nine Inch Nails "Come Back Haunted", David Lynch, uno de los grandes cineastas de nuestro tiempo, se encuentra con la música de Trent Reznor, uno de los grandes músicos de nuestra época. Lynch, el gran exorcista del cine, reimagina los fantasmas de Reznor (Reznor mismo con una idea fantasmagórica en el centro de la cultura pop). El resultado es un vértigo epiléptico de taxidermia hechizada, estéticamente sólido pero sin revelar nada nuevo o estimular otras fibras mentales --que no sea el falso botón entre el gore y el glitch.