*

X

El sexismo en el mercado del arte expresado en una impresionante infografía

Por: pijamasurf - 06/04/2013

La historia del arte ha sido mayoritariamente masculina. Con los cambios sociales del siglo XX uno esperaría que la tendencia se hubiera movido, pero como revela esta impresionante imagen, las cosas están lejos de haber cambiado.

De entre una selección de 320 de las obras de arte más caras subastadas entre 2008 y 2012 todas fueron creadas por hombres excepto una. El periodista y data mixer Jean Abbiateci representó gráficamente esta polarización a través de una infografía (visible en todo su esplendor numérico después de la nota.)

"No soy especialista en arte, y estaba en shock cuando descubrí los números", números que dejan entrever que el mundo del arte sigue siendo una religión primariamente de sacerdotes, no de sacerdotisas. Este y otros datos respecto a la realidad actual del mercado del arte se encuentran en el libro de Abbiateci, The Art Market for Dummies, donde el periodista francés cuestiona y difunde algunos aspectos acerca de este mercado dirigiéndose a un público no especializado.

De hecho, las 318 obras más caras de este periodo fueron hechas por hombres, y no encontramos a la primera mujer sino hasta la obra 319 del conteo, Les Fleurs, de la artista rusa Natalia Goncharova, vendida por $10,870,506 en 2008.

Abbiateci dice que desea reflexionar sobre el aspecto históricamente sexista en el mercado del arte a partir de la información. Cabe destacar que esta no es una tendencia nueva, pues la gran mayoría de obras de la lista de las mejor vendidas son obras del siglo XX hechas por artistas hombres.

sexist

[Co.Exist]

 

Te podría interesar:

Premio Nobel de Literatura revela uso de metanfetaminas en el ejército nazi

Por: pijamasurf - 06/04/2013

No todas las armas químicas vienen en la misma presentación: un testigo de los horrores de la Segunda Guerra Mundial confirma el uso de metanfetaminas en los ejércitos de Adolf Hitler.

anfeta

La guerra se ha definido como la política conducida por otros medios; sin embargo, no todas las armas químicas usadas en la guerra tienen la destructiva forma de una bomba --pueden ser armas tan pequeñas como una pastilla. El premio Nobel de Literatura de 1972, Heinrich Böll, escribió desde las trincheras de la Segunda Guerra Mundial a sus padres, contándoles sobre el arma secreta del Führer para lanzar soldados más bravos a la batalla.

Böll describió el uso de una píldora llamada Pervitin, cuya estructura molecular resulta ser la misma que el crystal, una poderosa metanfetamina usada en nuestros días con fines recreativos. La droga era muy popular en los años 30, por lo que su reputación llegó a los altos mandos de los ejércitos de Hitler y fue producida por millones para abastecer a los soldados en los distintos frentes. En sus cartas, Böll describe el Pervitin como un "auxiliar del estado de alerta", pues la sustancia era utilizada en las largas jornadas en las trincheras, al igual que por los pilotos de la temible fuerza de aviadores alemana.

La metanfetamina (no confundir con la piedra de cocaína o crack) era sólo uno más dentro del arsenal de estimulantes del Reich, entre los que se contaba el alcohol, que era distribuido generosamente en las barracas de los soldados alemanes. Según un reporte de la BBC, Hitler mismo recibió una inyección diaria de metanfetamina desde 1942 hasta su muerte en 1945.

Los efectos iniciales de la metanfetamina son intensamente placenteros y son una poderosa fuente de energía --pero el pico de la intensidad, a través del abuso de la sustancia, es más difícil de alcanzar, por lo que el usuario consume mayores cantidades para obtener un resultado cada vez menor; sus efectos secundarios incluyen ansiedad, confusión, insomnión, trastornos del carácter, y comportamiento agresivo además de alucinaciones auditivas y visuales.

[Huffington Post]