*

X
El panorama actual de la izquierda mexicana, sumida en el yermo político-electoral, llama a repensar su situación.

partidos-de-izquierda

La derrota de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones pasadas de 2012, fue un golpe demoledor al espíritu de lucha de los capitalinos que depositaron su esperanza en una candidatura de izquierda. Una muestra de ello, es el nulo apoyo que ha recibido el movimiento de los maestros contra la reforma educativa.

Los sectores progresistas de la capital no se han recuperado de la depresión que les produjo, no sólo el triunfo de Peña Nieto, sino la forma como ganó. Un factor que ha contribuido a incrementar ese estado de ánimo depresivo, ha sido la posición que ha asumido el PRD de franco colaboracionismo con el gobierno, en el marco del Pacto por México.

Después de la represión desatada el 1 de diciembre del año pasado, se generó temor entre la población ante la clara decisión del nuevo gobierno, tristemente secundada por el gobierno del D.F. de amenazar y judicializar la protesta social. Esta situación que combina: desmoralización con pasividad, propicia que el proyecto de la derecha se vaya imponiendo para beneficiar a la oligarquía, a través de reformas concertadas en el seno del Pacto por México.

Algo que se perdió de vista en el fragor de la campaña, fue que, ganara el PRI o el PAN, la suma de sus votos, 19 millones del PRI más 10 millones del PAN, más 3 millones de los verdes y 1 millón del PANAL, dan como resultado una aplastante mayoría a la derecha electoralmente. En estos días estamos presenciando cómo opera esta mayoría, que para el colmo cuenta ominosamente con el apoyo oportunista del PRD, (el Partido de la Decepción Democrática) aprobando a todo vapor reformas a la Ley Laboral, a las Telecomunicaciones, a la Educación y las inminentes de los sectores fiscal y energético.

La fuerza electoral de la derecha en México es una realidad ineludible que debe ser analizada por la izquierda independiente. Si López Obrador hubiera ganado las elecciones, en este momento tendría el Congreso de la Unión en contra, con grandes dificultades para sacar su proyecto y seguramente con una crisis política de los mil diablos.

¿Qué es lo que la derecha ofrece a los electores para que voten mayoritariamente por los partidos que la representan?

Ya se sabe que las elecciones en este país, suelen ser una competencia a billetazo limpio. Pero además de la compra venta del voto, existe un sustrato ideológico que compite en el terreno de las ideas para convencer políticamente al elector. Pareciera ser que en ese terreno la derecha gana las preferencias de los ciudadanos. Aquí entran en ese juego los medios de comunicación. Sí, Televisa ayudó al triunfo de Peña Nieto, pero principalmente jugó a favor del triunfo ideológico de la derecha para vender el proyecto económico de la oligarquía, de la que forma parte.

A la izquierda le urge repensar su situación política para salir de la crisis que la mantiene hundida y deprimida. Construir autocríticamente una alternativa para los de abajo, una propuesta para defenderse de la continuidad salvaje del proyecto neoliberal capitalista que impone la derecha en este triste .

Sudamérica: ¿el nuevo refugio de activistas digitales?

Política

Por: pijamasurf - 06/02/2013

Inesperadamente, Sudamérica se ha convertido en un territorio protagonista en la defensa de "whistleblowers" como Bradley Manning, Julian Assange y Edward Snowden y sus derechos a hacer pública información confidencial que afecta las libertades civiles.

ecuador

Las filtraciones de datos de Edward Snowden dejaron al descubierto las estrategias de vigilancia de datos personales que el gobierno de Estados Unidos realiza a gran a escala tanto fuera como dentro de su país.

Lo que hasta hace unos meses seguían siendo teorías conspirativas hoy es una realidad y un debate candente. Desde el año 2009, cuando se hicieron públicas las filtraciones de Wikileaks y los registros de la injustificada guerra de Irak, a hoy, el panorama global sobre la mensajería interna de USA ha sufrido un dramático cambio de carátula.

Hoy Assange está acusado y recluido, Snowden es exiliado político, Bradley Manning condenado a 35 años de prisión reclama un cambio de sexo desde la cárcel. Ni William Gibson imaginó semejante panorama.

En este escenario, Sudamérica está cumpliendo un rol protagonista, adoptando una postura defensora respecto de los llamados "topos" o whistleblowers y sus derechos a hacer pública información confidencial que afecta las libertades civiles.

Del gobierno de Ecuador asilando a Julian Assange en su embajada en Londres, a Venezuela y Bolivia ofreciendo asilo político a Snowden como respuesta a los gobiernos europeos tras el escándalo diplomático que iniciaron al negarle el tránsito aéreo a Evo Morales.

Entre tanto, la Unasur anunció la creación de su propia red de fibra óptica, lo que independizaría a la región del tránsito obligatorio de su información a través de Estados Unidos.

Nuestro colaborador Emiliano Rodriguez Nuesch y Cecilia Sainz están proponiendo una plática sobre este tema para el próximo congreso SXSW en Austin. En este link pueden votarlos

En los siguientes videos presentamos a los principales actores latinoamericanos en el debate privacidad vs seguridad que se está dando a escala global.

Rafael Correa, Presidente de Ecuador, explica en esta entrevista por qué darle asilo político a Assange es parte del ejercicio de soberanía de su país:

 

Glenn Greenwald, periodista del diario inglés The Guardian, está radicado en Río de Janeiro y no puede volver a Estados Unidos por riesgo a ser detenido. Su pareja brasilera David Miranda fue detenido durante 9 horas en el aeropuerto de Heathrow el último domingo. En este video cuenta la historia de cómo conoció a Snowden y de por qué decidió apoyarlo:

 

Evo Morales hizo estas declaraciones al regresar a Bolivia luego de que se le negara el tránsito aéreo en Francia, España e Italia.