Pijama Surf

Depresión en la izquierda mexicana

El panorama actual de la izquierda mexicana, sumida en el yermo político-electoral, llama a repensar su situación.

Por: Luis Martínez Gallardo - 02/06/2013 a las 23:06:15

partidos-de-izquierda

La derrota de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones pasadas de 2012, fue un golpe demoledor al espíritu de lucha de los capitalinos que depositaron su esperanza en una candidatura de izquierda. Una muestra de ello, es el nulo apoyo que ha recibido el movimiento de los maestros contra la reforma educativa.

Los sectores progresistas de la capital no se han recuperado de la depresión que les produjo, no sólo el triunfo de Peña Nieto, sino la forma como ganó. Un factor que ha contribuido a incrementar ese estado de ánimo depresivo, ha sido la posición que ha asumido el PRD de franco colaboracionismo con el gobierno, en el marco del Pacto por México.

Después de la represión desatada el 1 de diciembre del año pasado, se generó temor entre la población ante la clara decisión del nuevo gobierno, tristemente secundada por el gobierno del D.F. de amenazar y judicializar la protesta social. Esta situación que combina: desmoralización con pasividad, propicia que el proyecto de la derecha se vaya imponiendo para beneficiar a la oligarquía, a través de reformas concertadas en el seno del Pacto por México.

Algo que se perdió de vista en el fragor de la campaña, fue que, ganara el PRI o el PAN, la suma de sus votos, 19 millones del PRI más 10 millones del PAN, más 3 millones de los verdes y 1 millón del PANAL, dan como resultado una aplastante mayoría a la derecha electoralmente. En estos días estamos presenciando cómo opera esta mayoría, que para el colmo cuenta ominosamente con el apoyo oportunista del PRD, (el Partido de la Decepción Democrática) aprobando a todo vapor reformas a la Ley Laboral, a las Telecomunicaciones, a la Educación y las inminentes de los sectores fiscal y energético.

La fuerza electoral de la derecha en México es una realidad ineludible que debe ser analizada por la izquierda independiente. Si López Obrador hubiera ganado las elecciones, en este momento tendría el Congreso de la Unión en contra, con grandes dificultades para sacar su proyecto y seguramente con una crisis política de los mil diablos.

¿Qué es lo que la derecha ofrece a los electores para que voten mayoritariamente por los partidos que la representan?

Ya se sabe que las elecciones en este país, suelen ser una competencia a billetazo limpio. Pero además de la compra venta del voto, existe un sustrato ideológico que compite en el terreno de las ideas para convencer políticamente al elector. Pareciera ser que en ese terreno la derecha gana las preferencias de los ciudadanos. Aquí entran en ese juego los medios de comunicación. Sí, Televisa ayudó al triunfo de Peña Nieto, pero principalmente jugó a favor del triunfo ideológico de la derecha para vender el proyecto económico de la oligarquía, de la que forma parte.

A la izquierda le urge repensar su situación política para salir de la crisis que la mantiene hundida y deprimida. Construir autocríticamente una alternativa para los de abajo, una propuesta para defenderse de la continuidad salvaje del proyecto neoliberal capitalista que impone la derecha en este triste .


Comentarios

  1. Arturo dice:

    Coincido con Omar, en Mexico no existe cultura de participacion (para triunfo o derrota de X o Y) ni de colaboración real, además en las elecciones del df mas gente voto por Mancera que por obrador, siguiendo la linea con la famosa reforma educativa, uno piensa ¿que han hecho los maestros en los ultimos años?, nuestro sistema educativo esta estancado (en el mejor de los casos) marchas plantones al por mayor (y la mayoria sin una utilidad real), a la mayoria de la gente no les importa, lean el articulo de la bbc de rusia 1 año despues de la eleccion de Vladimir Putin y hallaran muchos paralelismos.

  2. Alan dice:

    Muy buen artículo.

  3. omar dice:

    No creo que el poco apoyo a lo maestros tenga que ver con eso. En realidad el desagrado para con ellos es algo ya viejo y arraigado y si le sumamos la maquinaria propagandística que se les dejo venir pues es obvio que se las verían duras. Otra cosa es que no todos los obradoristas son tan de izquierda, Obrador mismo no es tan de izquierda, lo único que tiene es que lo queramos o no es un líder además denuncia la corrupcion y a la gente eso le gusta, la cuestión con Obradors es que los que votan por el algunos son de izquierda y otros solo Obradoristas.
    En cuanto a la emncionada depresión pues yo le llamaría resignación, pense que por el contrario si ganaba Obrador la gente se conformaría se echaria en sus camas y dejaría todo en sus manos y que si ganaba Peña seguiria aumentando el nivel de movilización pero pue sno fue así. Nos resignamos y nos estamos apagando como llamarada de petate o como se diga. Ojalá eso cambie.
    Con respecto al supuesto ideológico de los votantes creo que no hay tal. Naturalmente habrá bastante gente de derecha pero la diferencia la hace la gente que no esta tan politizada, con cultura política parroquial (aunque naturalmente habrá sectores informados o cuasi informados que también se creeran los cuentos de las elecciones) Precisamente es una guerra a billetazo y lo que esto pueden comprar creo que principalmente se apela al populismo. No es que la gente sea tan de derecha sino que se les ofrece un beneficio inmediato o mbien se apela al miedo y demás pasiones. Dos claros ejemplos:
    Vas a ganar más (aunque no dicen como)
    Obrador es un peligro para México
    La izquierda también recurre a esas cosas, pero en este caso específico en tanto que Obrador es un poquito más ético (solo un poquito) no se descara tanto y ahí se le va mucha fuerza (en su arrogancia también pero al parecer aprendio la lección de 2006 y le bajo de huevos) Lo mismo aplica para diversos sectores de la izquierda (no todos) en tanto que revolucionarios o consientes o humanos o lo que sea nunca juegan de esa forma que claramente puede considerarse sucia. En el status quo actual es necesario jugar sucio. Apelar a la consciencia de los hombres es la vía larga y difícil pero a últimas vale la pena.

    Bueno esta fue mi solo mi opinión.



Comenta

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*